Violante de Hungría. Una princesa húngara para un rey Conquistador.

Decidado con cariño a Isabel Balensiya, la Violante de Valentia Mediaevalis

 

Tras alegar razones de parentesco para anular su matrimonio con Leonor de Castilla, con quien contrajo matrimonio en febrero de 1221 en Ágreda,  Jaime I se hallaba ya, después de varios años de nulidad matrimonial (recordemos que dicha nulidad  le fue concedida por sentencia papal el 29 de abril de 1229), con  la necesidad de encontrar una nueva esposa, una necesidad ya no solo natural, sino una necesidad política y también por llamarla de alguna manera, Real.  

Quizás uno de los más interesados en encontrar esa deseada esposa, a parte del propio Jaime I claro está, fue el papa Gregorio IX, quien atendiendo también a su propio  interés , y así al de Roma,  intervino de forma muy activa en la búsqueda de candidatas para el joven rey.

Dos fueron las pretendientes propuestas por Gregorio IX. La primera de ellas era doña Violante, hija de Andrés II de Hungría, de la dinastía Árpad y de su segunda mujer, Violante de Courtenay, quien era hija de Pedro II de Courtenay, emperador latino de Constantinopla entre los años 1217 y 1219. La segunda de ellas era la hija de Federico II,  quien fue duque de Austria y de Estiria entre los años 1230 y 1246.

Continuar leyendo “Violante de Hungría. Una princesa húngara para un rey Conquistador.”