La Catedral de los Pozos.

Estos días son noticia los fabulosos hallazgos encontrados en los subsuelos de la Catedral de Valencia durante la ampliación de su museo.

Por el momento sabemos que ha salido a la luz parte del primitivo campanario del siglo XIII, los cimientos de la antigua capilla gótica de San Miguel y San Pedro, del siglo XIV, actual capilla de San José, así como interesantes restos romanos, entre ellos una reja y tres casas que debieron  pertenecer a las familias más importantes de la ciudad.

Restos del campanario del siglo XIII encontrados en las obras del museo de la Catedral de Valencia. Fuente AVAN.

Continuar leyendo “La Catedral de los Pozos.”

Oculto a la mirada de los visitantes: El sepulcro de Jazperto de Botonach y la capilla del penitenciario.

La actual capilla de San Vicente Ferrer, de estilo neoclásico, no siempre fue así. Remodelada en el último tercio del siglo XVIII, perdió su esencia gótica y medieval. Como único recuerdo de su pasado, tan solo nos queda su estructura y su ventanal ojival en la calle Miguelete. 
Pero esto es solo lo que el visitante puede ver… luego está lo que no podemos admirar.
 
Ventana gótica de la antigua capilla de Todos los Santos, actual de San Vicente Ferrer.
 

Continuar leyendo “Oculto a la mirada de los visitantes: El sepulcro de Jazperto de Botonach y la capilla del penitenciario.”

La lápida fundacional de la Catedral de Valencia.

 En el  año 1262, el tercer obispo de Valencia, Fray Andrés de Albalat  junto con el Cabildo, decidían erigir un templo de nueva planta en el lugar donde se encontraba la Mezquita Mayor de la ciudad. La antigua mezquita era “pobre y reducida…trocada en Catedral, e indigna del culto católico por las sentencias coránicas de sus paredes”, tal y como la describe el canónigo D. Elías Olmos i Canalda en su obra “Los Prelados Valentinos” (1949).

Lejos quedan ya las leyendas fantásticas en las que Jaime I, armado con un martillo de plata, reducía a escombros la mezquita.

Así pues, el 22 de junio de ese mismo año, se colocaba la primera piedra de la que sería la futura Catedral de Valencia, y para que de ello quedara constancia, se colocaba en el pilar central del ábside, entre las actuales capillas de San Jaime, y del Cristo de la Buena Muerte, una lápida para que quedara constancia de tal hecho.



Réplica de la lápida fundacional de la Catedral de Valencia.

Continuar leyendo “La lápida fundacional de la Catedral de Valencia.”