Historia Gráfica de la Catedral medieval de Valencia: la puerta de la Almoina.

Ver fotografías antiguas es todo un deleite y placer para los sentidos. En muchas ocasiones hacen aflorar en nosotros sentimientos que creíamos perdidos, en otros, nos hacen añorar tiempos pasados, y en lo que a este blog se refiere, nos hace observar elementos que el paso del tiempo a borrado, la mano del hombre a eliminado, o en el mejor de los casos, ha recuperado.

Con este, comenzamos una serie de artículos que llevarán por título Historia Gráfica de la Catedral medieval de Valencia, y no, el nombre no está escogido al azar.

Desde aquí quiero agradecer la inestimable colaboración prestada por Pilar Martínez Olmos y el grupo Valencia Antigua: Historia Gráfica, al nutrirme y permitirme mostrar las imágenes de una Catedral perdida en la memoria, imágenes y fotografías capaces de hacernos sentir y añorar, pero que al mismo tiempo, nos permiten observar, estudiar y analizar lo anteriormente dicho.

Como no podría de otra forma, comenzamos con la puerta románica de la Catedral, la más antigua, la que quizás, más nombres a recibido a lo largo de los siglos.

 


Puerta románica de la Catedral de Valencia. Fotografía cedida por VAHG.

Continuar leyendo “Historia Gráfica de la Catedral medieval de Valencia: la puerta de la Almoina.”

El Siglo de Oro Valenciano: una puerta de entrada a la modernidad y la actualidad. Una puerta de retorno para conocer nuestro pasado y nuestra identidad.

 

Artículo escrito y publicado para el Llibret 2016 “Histories Migevals que sonen molt acutuals”, de la Falla Illes Canaries Trafalgar.

Con mucho cariño.

 

 

 

 

 

 

 

Todavía no habían despuntado los primeros rayos del sol, cuando ya en la plaza de San Jorge (actual plaza de Rodrigo Botet), comenzaba a respirarse un aire de festividad y solemnidad.

Las gentes, vestidas con sus mejores galas y ropajes, empezaban a agolparse en las inmediaciones del palacio de los Vilaragut (palacio que se encontraba en el solar que hoy ocupa el Hotel Astoria Palace), mientras los sirvientes recibían indicaciones para ultimar los preparativos de tan gran acontecimiento.

El palacio se encontraba ya perfectamente engalanado desde la noche anterior. Tanto de su arquería como de su magnífica torre, pendían entre otros, los blasones de los Trastámara. Ellos eran los protagonistas.

Continuar leyendo “El Siglo de Oro Valenciano: una puerta de entrada a la modernidad y la actualidad. Una puerta de retorno para conocer nuestro pasado y nuestra identidad.”

Una ciudad bella, sobre agua corriente. Tres escudos de la ciudad de Valencia.

 

Con estas palabras, una ciutat bella, sobre aygua corrent, definía Mossén Jaume Febrer en sus famosas trovas que trataban sobre los linajes de los conquistadores de Valencia, el escudo de la ciudad.

El caballero Jaume Febrer, atribuía el origen de este escudo nada menos que a época romana, y así lo hacía constar en su obra:

 

Paregué als romans pagar a Valencia la molta lealtad y lo gran estrago que avia tengut per fer resistencia als Carthaginesos y a sa gran potencia: Y així als Scipions en Senyal de pago la reedificaren a sa costa propia fentli sis cloaques ab que faciliten sana, e neta feren, despedint la copia de los moltes ayguies: ab que no es impropia la divisa antiga en lo camp de argent, una ciutat bella, sobre aygua corrent.
Pareció a los romanos premiar a Valencia la lealtad que les había tenido, y el grande estrago que en ella habían hecho los cartagineses: y así, los Escipiones la reedificaron a sus expensas, fabricando en ella seis cloacas, albañales o valladares, para dar expediente a las muchas aguas de que abunda su terreno, como las que arrojan de las servidumbres de las casas, y así se conserva sana y limpia. Y por este hecho se tomó el motivo de darle por armas una hermosa ciudad colocada sobre agua corriente.

 

Sin embargo, y muy a pesar de todo lo expuesto por Jaume Febrer, debemos andar con pies de plomo cuando consultemos su obra, ya que ni siquiera la existencia de este caballero, se puede demostrar. Hay quien afirma, como  Manuel de Montoliu, (les trobes de Jaume Febrer, Revue Hispanique, volumen XXXVII, año 1912), que este libro fue escrito en el siglo XVII por el genealogista Onofre Esquerdo. Por su parte, Jaume Riera i Sans, atribuía en el año 1993 la autoría de esta obra a  Josep Teixidor. Incluso ya en en año 1804, fray Bartolomé Ribelles, en su obra Observaciones histórico-críticas a las trovas intituladas de Mosén Jayme Febrer, dudaba de la autenticidad de esta obra, llegando a la conclusión de que jamás fue escrita en el año que se afirmaba, 1276.

Continuar leyendo “Una ciudad bella, sobre agua corriente. Tres escudos de la ciudad de Valencia.”