Crucem Sanctam Subiit. Las cruces bermejas de San Juan del Hospital de Valencia.

 

Cruces rojas de los cruzados. Siglo XIII. Tránsito del conjunto hospitalario de San Juan. Fotografía propiedad de la Iglesia de San Juan del Hospital.

 

Nada más pasear por la calle Trinquete de Caballeros se respira de una forma muy especia la Historia, esa que se escribe con mayúsculas. Cruzar el tránsito de la Iglesia de San Juan del Hospital no deja a nadie indiferente. 

Este Pasillo de las Capillitas, como es conocido tradicionalmente, sirve de entrada principal a todo el conjunto de San Juan del Hospital, y es sin lugar a dudas la zona más antigua de todo el edificio.

De sus capillas, tan solo ha llegado hasta nuestros días el arco ojival correspondiente a la de la Virgen del Milagro, donde podemos admirar una réplica de Nuestra Señora del Milagro, imagen realizada por el escultor José Luis Roig, imagen inspirada en la talla original del siglo XIII que actualmente se custodia en el museo de la Catedral de Valencia.

De hecho, José  Teixidor y Trilles  afirmaba en su obra Antigüedades de Valencia que con toda seguridad, la iglesia primitiva del Hospital estaría situada justo en lo que hoy es el tránsito que da acceso a todo el conjunto por la calle Trinquete de  Caballeros.

Su muro izquierdo nos sorprende con una gran saetera, quizás de época árabe,  que desde la altura domina y vigila todo el conjunto. Pero sin lugar a dudas, lo que más llama la atención del visitante son sus cruces. Seis cruces patés o de pata de oca que de inmediato nos transportan en el tiempo.

Protegidas por una mampara, y bajo el rótulo de Cruces rojas de los cruzados, las seis patas de oca del siglo XIII parecen indicar por su número, tamaño, y forma, la importancia de los personajes a los que querían representar.

Sin embargo, sus formas y su color bermejo, es decir, rojo, han hecho que desde siempre se haya planteado la duda de que si estas cruces fueron realmente hospitalarias, o si por el contrario pertenecieron a la Orden del Temple. Y es que la sombra del Temple es alargada, y muchas veces vemos, o creemos ver templarios donde no los hay.

Continuar leyendo “Crucem Sanctam Subiit. Las cruces bermejas de San Juan del Hospital de Valencia.”