Las órdenes militares en el Libre del Repartiment: la Orden del Temple.

 

Dedicado con afecto al profesor y Doctor en Filología Latina D. Manuel Ortuño Arregui. Sin su ayuda y consentimiento no habría sido posible completar totalmente este artículo.

 

 

 

 

 

Como pudimos ver en un artículo anterior, en el Archivo de la Catedral de Valencia se custodian hasta un total de 49 pergaminos referentes a las órdenes militares, pergaminos repartidos entre la Orden del Temple, la Orden de San Juan del Hospital, la de Calatrava, la de San Jorge de Alfama, y la del Santo Sepulcro.

Si buscamos en la crónica real y en la abundante documentación existente en los archivos, datos sobre las toma de la ciudad de Valencia, podremos ver que en ella participaron las órdenes del Temple y del “Espital”, es decir, la de San Juan del Hospital, junto con la de Calatrava, la de Ucles  (Orden de Santiago), y la del Santo Sepulcro, pero junto a ellas, también participaron otras órdenes menos conocidas, como la de Alcalá de la Selva,  la de San Marcos de Teruel, o la de Santa Eulalia.

¿Pero que encontramos de todas ellas en el Libre del Repartiment? ¿Qué aparece en estos registros sobre ellas? 

Vamos a intentar  averiguarlo, transcribiendo y traduciendo cada uno de los asientos que en el Libre del Repartiment aparecen en lo referente a las órdenes militares.

Orden del Temple.

 

La Orden del Temple  fue quizás una de las órdenes  que más beneficios obtuvo junto con la de San Juan del Hospital tras la toma de la ciudad de Valencia, estimando la historiadora Amparo Cabanes que Jaime I les donó cerca de cincuenta casas en el barrio de Lérida (casas que veremos en su totalidad), donación solo comparable con la otorgada al obispo de Barcelona, a quien se le concedió en el mismo barrio un total de treinta y una casas.

Nacida en Jerusalén en el año 1120, la Orden del Temple surgió con un objetivo muy claro y  concreto: la defensa y protección de los peregrinos y la de los Santos Lugares. La primera presencia templaria en la Península Ibérica la encontramos en Portugal, cuando el 19 de marzo del año 1128, la reina doña Teresa de Portugal entregaba al templario Raimundo Bernardo la ciudad de Braga y el castillo de Soure.

Unos años más tarde, el 8 de julio del año 1131, el conde Ramón Berenguer III redactaba testamento y profesaba como caballero  del Temple, entregando a esta Orden su armas,  su armadura y su caballo Danc. Pocos días después, el 19 de julio, Ramón Berenguer fallecía en el hospital de pobres de Barcelona, siendo el receptor tanto de su cuerpo como de sus pertrechos, armas y caballo, el maestre provincial de Provenza Hugo Rigaud.

 



 

En Aragón y Navarra el Temple también entraba, ese mismo año, por la puerta grande. Alfonso el Batallador dejaba como herederos de todas sus posesiones a las órdenes del Temple, del Hospital, y del Santo Sepulcro.

En ese momento nos encontramos ya con una Orden del Temple que ha rebasado con creces sus objetivos iniciales, añadiendo a estos la defensa de toda la Cristiandad, tal y como se puede leer en el testamento otorgado por el Batallador en octubre de 1131. El Temple se convertía en una auténtica orden militar.

En cuanto al reino catellano-leonés de Alfonso VII, tenemos que esperar hasta el año 1146 para poder hablar de presencia templaria, algo curioso ya que el mismo rey se encontraba como testigo de la donación realizada por Teresa de Portugal a Raimundo Bernardo.

Tampoco debemos olvidar llegado este punto, que el propio Jaime I fue educado por la Orden del Temple en el castillo de Monzón durante los años 1214 a 1217, siendo su tutor Guillem de Montrodon , por lo tanto nos encontramos con una orden muy cercana al rey, una orden que le acompañó fielmente  durante todas sus conquistas.

 

 



 

Pero ya antes de esto sus predecesores habían beneficiado con donaciones y favores a la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón. Veamos algunos ejemplos.

En la carpeta 479 del Archivo Histórico Nacional, podemos encontrar entre otros, tres documentos en los cuales Alfonso II de Aragón otorgaba a la Orden del Temple varios castillos y posesiones para cuando fueran conquistados a los sarracenos. El primero de ellos lo encontramos fechado el  mense novembris, Era millesima CC VII. Anno ab Incarnatione Domini Millesimo centesimo sexagesimo nono, es decir, en el mes de noviembre del año 1169, documento en el cual Alfonso II, Dei gratia Rex Aragonum, Comes Barchinone et marchio Provincie, donaba a la Orden del Temple los castillos de Xivert y Oropesa para cuando fueran conquistados, haciendo esta donación pro remedio anime mee et parentum meorum, para la salvación de su alma y la de sus padres. Además, la donación se hacía al Temple en calidad de auténticos adalides de la Cristiandad, ya que la donación no solo se realizaba a nombre de la Orden, también a  al de Domino Deo et Beate Marie, es decir al del Señor Dios y al de la Virgen María.

Gracias a este documento, sabemos que Gaufredi Fulquerii, Gaufret Folquer, era comendador de la Orden en las partes cismarinas, y Arnaldo de Turre Rubea, Arnaldo de Torroja, de  La Provenza y de ciertas partes de España. También conocemos el nombre de otros hermanos de la Orden del Temple: fratris Hugonis de Veireriis,  fratris Geraldis de Castelpersi,   fratris Raymundi Guillelmi ,  fratris Raymundi de Cubells, et fratris Raymundi de Cervaria. Todos ellos junto con Gaufret Folquer y Arnaldo de Torroja, recibían la donación de manos del rey Alfonso.

El segundo documento de esta carpeta está fechado a XV Kalendas Augusti Anno Domini M CL XXXI, el 18 de agosto del año 1181. El rey aragonés donaba  esta vez al Temple para cuando fuera conquistada, la plaza de Montornés. Nuevamente esta donación se hacía para domino Deo et venerabili Domui Militie Templi Salomonis, para el Señor Dios y para la Orden Militar del Templo de Salomón. Recibían esta donación Berenguer de Aguiló, quien era maestre de La Provenza, Ramon de Cubells, comendador de la Orden en  Monzón, Bernat de Albespí, comendador de Gardeny,  y Dalmau de Godet, comendador de Mirabet.

El tercero de los documentos  está fechado en enero de 1189. En esta ocasión el monarca otorgaba a los templarios el castillo y villa de Pulpis, plaza que les otorgaba quam superne virtutis subsidio ab inimicis crucis Christi, a propósito de su valor ante los enemigos de la Cruz de Cristo.  Esta donación se realizaba siendo Poncio de Rigald maestre de  Provenza y de ciertos lugares de España, Guillermo de San Pablo comendador de las mismas, Bernardo Catalán comendador de San Gil, Pedro de San Gregorio comendador de Montpellier, y Arnaldo de Claramunt vice-maestre de Poncio de Rigald.

En esta misma carpeta, encontramos otros cuatro documentos sobre donaciones y favores otorgados a la Orden del Temple de mano esta vez  de Pedro II, padre de Jaime I. En los dos primeros, fechados el 27 de enero de 1207 y el 20 de febrero del año 1208 respectivamente, Pedro II de Aragón confirmaba al Temple todos los privilegios y donaciones realizadas por él y por sus predecesores.

 



 

Y aunque bien es cierto que estos dos documentos no son de  vital importancia para el tema que estamos tratando, sí lo son los dos siguientes, al menos, el primero de ellos. En este documento fechado el 5 de noviembre del año 1211, el rey otorgaba a los templarios, para cuando fuese tomada Valencia, la alquería de Ruzafa, siendo el receptor de  esta donación Guillermo de Cadell:

 

Transcripción del documento de donación a la Orden del Temple por parte de Pedro II del lugar de Ruzafa, en la huerta de Valencia.

Archivo Histórico Nacional. Carpeta 479, registro número 19.

Transcripción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Hoc est traslatum bene et fideliter translatum sub anno Incarnationnis Domini millesimo Ducentesimo sexagesimo secundo X Kalendas marcii quodam instrumento originali, quod sic habetur:

Cum omnes Christi fidelis considerare debeant, quod omnes quisque de bonis sibi adeo collatis et aliis que cum virtute altissimi sperat adquirere, locis religiosis partem obtimam tenetur largire, ut per huiusmodi et alia bona, que fecerit vitam consequi mereatur eternam:

Id circo, in Dei nomine, sit notum cunctis, quod nos Petrus Dei Gratia Rex Aragonum et Comes Barchinonensis ob remedium et salutem anime nostro et parentum nostrorum bono animo et spontanea voluntate, per nos et omnes successores nostros, damus, et cum hac presenti carta perpetua valitura concedimus in perpetuum, et laudamus Domino Deo, et vobis dilecto nostro Fratri Guillelmo Catelli et per vos Domini Militie templi et fratribus eiusdem presentibus et futuris, alchariam nuncupatam Ruçafam, sitam in orta civitatis Valencie cum turre, que ibi est, et cum omnibus terminis et pertinenciis suis, heremis et plantatis, cum terris cultis et incultis, cum planis, montibus nemoribus, silvis, pratis, erbis, pascuis, lignis et arboribus diversi generis, cum aquis, rivis, fontibus, petris rupibus, cum garricis sive carrascalibus, cum venacionibus et piscacionibus, cum omnibus molendinis, et furnis, et trobis sive inventionibus, et cum omnibus etiam omnino aliis iuribus et donationibus, que ad prememoratam alchariam de Roçafa pertinent et perninere debent, ullo iure, ullo modo vel ratione.

Hec autem predicta omnia et singula, cum divina cooperante clementia in manus nostras vel successorum nostrorum devenerint, habeatis vos semper, et omnes successores vestra in imperpetuam teneatis libere et potenter, et iure hereditatio possideatis et expletetis, per vestram francham ac liberam hereditatem ad plantandum videlicet et in melius augendum aut etiam ad dandum, etiam vendendum, impignorandum, commitandum seu quocumque alio modo volueritis alienandum et ad omnes alias voluntates vestras inde faciendas per secula cuncta, sicut melius dici et intelligi potest ad utilitatem et profectum vestrum et Domus vestre et omnium Fratrem eiusdem presentum et futurorum, sine omni nostro et nostrorum retentu, et contradictione in pace.

Datum Turoli Nonas Novembris, per manum Ferrarii notarii nostri. Et mandato eius scripta a Berengarius de Parietibus. Era millesima ducentesima quadragesima nona. Anno Domini Millesimo ducentesimo undecimo.

Signum Petri Dei gratia Regis Aragonum et Comitis Barchinonensis.

Huius rei testes sunt Arnaldus de Alascones, Lop Ferrenchus de Luna, Furtunius Açnariz, Garcias Romei, Martinus Enegueç, Petrus Auones,Gomeç de Luna, Eximinus Cornelii, Michael de Lussia, Artallus de Alagone, Guillelmus de Alcalano, Egidus de Castelario450, Blaschus de Alagone, Atto de Fossibus, Petrus Lupi de Sadava.

Signum Berengarii de Parietibus, qui mandato Domini Regis et Ferrarii Notarii sui hoc scripsit, loco, die, mense Era et anno prefixis.

 

Traducción del documento de donación a la Orden del Temple por parte de Pedro II del lugar de Ruzafa, en la huerta de Valencia.

Archivo Histórico Nacional. Carpeta 479, registro número 19.

Traducción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Este es un traslado bien y fielmente transcrito bajo el año de la Encarnación del señor de mil doscientos once en el día diez de las calendas de marzo a partir del documento original, que así dice:

Todos deban considerar de los fieles de Cristo, que cualquiera de todos ellos tienen cosas buenas otorgadas a cada uno y se preocupa por el poder del altísimo, y los otros asuntos que espera para adquirir, está obligado a conceder una parte de los lugares religiosos, por lo que el efecto de estos y otros bienes, que se merezca conseguir una vida eterna:

Por lo tanto, en el nombre de Dios, sea conocido por todos, que yo Pedro, por la gracia de Dios, rey de Aragón, y conde de Barcelona, por la salvación y salud de nuestra alma, y la de nuestros antepasados con buen ánimo y voluntad espontánea, por nosotros y todos nuestros sucesores, damos y concedemos con la presente carta válida a perpetuidad y atestiguamos por el Señor Dios y a vos nuestro apreciado hermano Guillermo Cadell y por vos el señor de la Orden Militar del Temple y los mismos hermanos presentes y futuros, la alquería  llamada de Ruzafa, situada en la ciudad de Valencia con la torre de allí y con todos sus términos y sus pertenencias heredadas y plantas con sus tierras de cultivo y sin cultivar con sus explanadas, montes, bosques, arboledas, prados, hierbas, pastoreos, maderas y árboles de diverso género con sus aguas, ríos, con sus fuentes de piedra árida, con sus garrigas o carrascas, con sus lugares de caza y de pesca, con sus molinos y hornos y tesoros o descubrimientos, y también con todos sus derechos y donaciones, que pertenecen de antemano a la alquería de Ruzafa y que deben pertenecer por algún derecho y por alguna modo o razón.

En verdad por esto y todo lo dicho a cada uno, con la divina clemencia y cooperante en nuestra mano o asignen de nuestros sucesores a vos siempre lo tengáis a perpetuidad libremente y con eficacia, poseáis y cultivéis por los derechos de herencia, por vuestra propiedad franca y libre por supuesto y para poblarla y así mejor aumentarla o también para darla, incluso para venderla, empeñarla, cambiarla o cualquiera de las cosas que se quisieran realizar y desde entonces para hacer todas vuestras voluntades por todo el tiempo, y así mejor se pueda decir y entender para su utilidad y vuestro progreso y el de vuestra Orden y a todos los mismos hermanos presentes y futuros, sin ninguna retención ni contradicción nuestra y de los nuestros en paz.

Datado en Teruel en las nonas de noviembre por la mano de Ferrer, nuestro notario.

Y por el mandato del rey escrito por Berenguer de Parets. En la era de mil doscientos cuarenta y nueve. En el año del señor de mil doscientos once.

Firma Pedro, rey de Aragón por la gracia de Dios y conde de Barcelona.

Los testigos de este hecho son: Arnaldo de Alascún, Lope Ferrenc de Luna, Forturio Aznárez, Garcia Romeo, MartínÍñiguez, Pedro Ahones, Gomez de Luna, Jimeno Cornel, Artaldo de Alagón, Guillem de Alcalá, Gil de Castellar, Miguel de Luesia, Blasco de Alagón, Atón de Foces, Pedro Lope de Sádaba.

Firma Berenguer de Parets, que por mandato del rey y esto lo escribió su notario Ferrer. En este lugar, día, mes y era y año ya establecidos.

 

El segundo documento está fechado unos años después, el 22 de mayo del año 1213. En esta ocasión Pedro II desde Lérida, concedía a la Orden del Temple la villa y castillo de Culla, para cuando fuesen conquistados a los sarracenos. La donación se realizaba al Fratri Guillermo Catelli Domorum Militie Templi in Provincia et quibusdam partibus Ispanie honorando Magistro et per vos Domui et Fratribus Militie Templi, al hermano Guillem de Cadell, de la casa de la Orden Militar del Temple en la Provenza y de cualquiera de las partes de España.

El profesor de Historia Medieval de la Universidad Complutense de Madrid, Martín Alvira Cabrer, recogía en su trabajo Pedro el Católico, Rey de Aragón y  Conde de Barcelona (1196-1213) Documentos, Testimonios y Memoria Histórica, cerca de 70 documentos relacionados con la Orden del Temple.

Pero si hubo un monarca que mimó y cuidó a los caballeros de la Orden del Temple, ese no fue  otro que Jaime I. Antes de la toma de Valencia, los templarios participaron de forma activa y decisiva en la toma de Burriana, por lo que el Conquistador les donó el 9 de julio del año 1233 nada menos que  el castillo de Xivert. La donación, para cuando la plaza fuera tomada, se hacía al venerarabilis et dilectus noster frater Raimundus Patot Domorum Militie templi in Provincia et in partibus Hispanie Magister et Fratres eius Domus nunc nobis in acquisitione Burriane fecit id et cotidie facitis multis modis, Al venerable  y apreciado hermano Ramón de Patot, maestre  de la Orden Militar del Temple en Provenza y en el resto de España, por la toma de Burriana. Un año después, el 28 de abril de 1234, Ramón de Patot firmaba con los sarracenos de Xivert la capitulación de la plaza.

Unos días antes, el 17 de junio del año 1233, Jaime I donaba al Temple la alqueriam que dicitur Benahamet et alqueriam que dicitur Mantella, que sunt in termino Burriane, la alquería que llaman  Benahamet, y la alquería llamada Mantella, que están en el término de Burriana. Esta donación se hacía durante el sitio de Burriana, y el propio rey advertía en este documento  a todos sus súbditos y lugartenientes que respetaran dicha donación y no causaran a la Orden ningún tipo de perjuicio.

El 25 de julio de ese mismo año, el monarca otorgaba al Temple partem Ville de Burriana noviter acquisite, sicut afrontat de introitibus Ponte Dertusensis que scitur et de puteo in antea sicut vadit via continue et exit ad Cequiam que scindit Villam et dividit et afrontat ad domum que fuit de Ali Almacarre sarraceno et de ipsa domo sicut tenet et vadit cequia continue usquead donam que fuit de Abafub sarraceno.  Además de esta parte de la villa de Burriana, Jaime I le otorgaba a Ramón de Patot, y por tanto a la Orden del Temple, seis torres con sus murallas y barbacanas.

El 15 de septiembre del año 1237 y desde Lérida, Jaime I otorgaba al Temple la alqueriam nostram que dicitur Cecha, que est in termino Burriane, es decir, la alquería de Seca, que se encontraba en el término de Burriana. El receptor de esta donación fue Hugoni de Montelauro magister templi.

Unos meses antes, el 9 de julio de 1237 y desde el Puig de Cebolla, comenzaban los asientos y anotaciones del Libre del Repartiment, siendo la primera la donación a Artal de Luna de las alquerías de Paterna y Manises.

En cuanto a las órdenes militares se refiere, en el Libre del Repartiment hay un total de cincuenta asientos, de los cuales, veintitrés corresponden a la Orden del Temple, ocho a la Orden de San Juan del Hospital, diez a la Orden de Calatrava, uno a la Orden de San Jorge de Alfama, tres a la de Santa Eulalia, uno a la del Santo Sepulcro, y cuatro a la Orden de Alcalá de la Selva. 

 

 

Las anotaciones del Libre del Repartiment.

La primera anotación que encontramos en el Libre del Repartiment relacionada con la Orden del Temple aparece pronto, en el folio 4vº del Registro número 5. En este asiento, Pedro de Cubells, escribano de Hugo de Montlaur,  magistri Provincie et cujusdam partis Ispanie, es decir, maestre de la Orden del Temple en Provenza y ciertas partes de España, recibía por parte del rey las casas de Aboadeli Alaroxi junto con dos yugadas de tierra. Esta donación la hacía Jaime I desde el Puig de Cebolla el 15 de septiembre del año 1237, antes de ser conquistada la ciudad de Valencia, aunque como veremos más adelante, esta donación fue finalmente permutada por otra.

 

Registro 62. Folio 4rº. Regestrum primum regis Jacobi I
P. de Cubels, escriva de magistro Templi, domos de Aboabdeli Alaroxi, et II jovatas de sua Hereditate. XVII kalendas octobris A Pedro de Cubells, escribano del maestre del Temple, las casas de Aboadeli Alaroxi, y dos yugadas en su heredad. 15 de septiembre.

 

Donationum regni Valentie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 5 – Folio 4rº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

La siguiente anotación que encontramos en el Registro número 5 no es una donación al Temple en sí, pero sin embargo nos ayuda a delimitar hasta donde  llegaban sus territorios, y a conocer con quien lindaban.  El 3 de febrero del año 1239, Jaime I otorgaba a Domingo de Caldes y a Miguel Esteve, ambos provenientes de Lérida, un corral propiedad de Aly Aljanen y de Mahomat Aljatovi, corral que se encontraba junto a la Torre de Ali Bufat (Alil Bu Fadl), torre propiedad del Temple.

 

Asiento 1064. Folio 57vº. Regestrum primum regis Jacobi I
Dominicus de Calidis, Michael Stephani Yllerde et P. Sancho, quoddam corralle ad Turrim Grossam et portam domorum Templi, es fuit de Aly Aljanen et de Mahomat Aljatovi. III nonas februarii. A Domingo de Caldes, a Miguel Esteve, de Lérida, y a pedro Sancho, un corral que hay junto a la Torre Grande y a la puerta de las casas del Temple, y que fue de Aly Aljanen y de Mahomat Aljatovi. 3 de febrero.

 

Donationum regni Valentie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 5 – Folio 57vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Lo mismo ocurre con el siguiente asiento, el 1131, en el cual se le otorgaba a la Orden de Predicadores, el 11 de abril del año 1239, un solar donde edificar su convento. Este solar se encontraba justo frente a la puerta del Temple, junto al río Guadalaviar, solar que se encontraba extramuros de la ciudad.

 

Asiento 1131.  Folio 61vº. Regestrum primum regis Jacobi I

Ordo Predicatorum, locum illum ante portam fratrum Templi, qui affrontat in rivo Guadalaviarii et in cequiaque vadit molendinis B. de Turolio et sicut angulus accuit, qui est inter flumen majus et cequiam dictorum molendinorum, et de quarta parte, cum orto P. de Teuls. III idus aprilis.

A la Orden de los Predicadores, el lugar delante de la puerta de los hermanos del Temple que limita con el río Guadalaviar, y con la acequia que va a los molinos de Bertran de Teruel, y con el lugar donde aumenta el ángulo, que está entre el río mayor y la acequia de los susodichos molinos, y por el cuarto lado con el huerto de Pedro de Teuls. 11 de abril.

 

Donationum regni Valentie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 5 – Folio 61vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Gracias a un documento que se encuentra en el Archivo Histórico Nacional (Carpeta 482, Registro 113), sabemos que la Orden de Predicadores ya tenía construido su convento en el año 1259.  En este documento fechado el 21 de junio, Jaime I autorizaba  a la Orden del Temple por medio de frey Guillem de Montañana, para reconstruir un horno que el rey les había concedido en Valencia, el único horno que podía haber en esa barriada, barriada que ocupaba todas las casas y tierras desde la puerta de Barbazachar hasta el convento de Predicadores.

Según podemos leer en este documento, Jaime I otorgó licencia a los hermanos del Temple para… erat constructus furnus tempore sarracenorum et fratres eiusdem Domus per spacium temporis eundem furnum paciffice tenuerunt et possiderunt, procedente vero tempore fuit de voluntate comendatoris, quitunc erat in dicta domo, quod diruit dictum furnum, et fecit ibi fossarum ad sepeliendum fratres eiusdem domus… es decir, para reconstruir un horno de tiempo de los sarracenos que los propios hermanos de la Orden tuvieron pacíficamente durante tiempo, hasta que fue voluntad del comendador del Temple, el derruirlo y construir en su lugar varias fosas para enterrar a los hermanos.

Acababa el monarca prometiendo que  etiam vobis et domui supradicte et fratribus eiusdem presentibus et futuris, quod numquam construentis, nec construi permitemus ab aliquibus personis furnum sive furnos a porta que dicitur Barbazacar recto tramite usque ad domum fratrum predicatorum, et a muro civitatis quantum se extendit dicta carraria in latitudine usque ad cequiam de Godalaviar, que nunca permitiría construir ni que se construyesen por ninguna persona, hornos desde la puerta llamada de Barbazachar, en línea recta por el camino hasta la casa de los hermanos Predicadores, y que se extendía desde cerca de la ciudad de dicho camino en la latitud hasta la acequia llamada de Gaudalaviar.

 

 

El siguiente asiento que encontramos es quizás, uno de los más importantes en cuanto a donaciones al Temple se refiere, o al menos, el más conocido. El 18 de octubre del año 1238, Jaime I otorgaba a Guillem de Cardona, comendador de la Orden del Temple en Miravet, y por tanto a la orden de los templarios,  la torre Grande junto a la puerta de Batbazachar, junto con su muralla y barbacana, varias casas en la Xarea, y veinticinco yugadas de tierra en Valencia.

 

Asiento 1509. Folio 80rº. Regestrum primum regis Jacobi I
…turrim magnam que est ad portam que dicitur Bebaçachar cum omnibus domibus que sunt usque ad torrem que est iuxta columbarium ex parte fluminis et a columbario recta via usque  ad viam que dicitur Çuayra et abhinc  usque mezquitam sicut protenditur  usque ad illum  parietem  altum contiguum domibus ubi est magnus cipressus et ab istis domibus ubi cipressus est usque  ad predictam turrem  grossam cum muro, barbacana et turribus que sun in muro et ad opus orti de campo Exaree quamtum est de porta que dicitur Berbaçachar  ixta vallum usque ad illas II parvas ficus contiguas vallo (que sunt) et abhinc usque ad  illum parietem quin non est completus vinientem de villari Exaree et sicut domus dirute de Exarea concludut usque ad acequiam que est iuxta flumen et usque ad predictam portam de Bebaçachar. Item XX jovatas in termino Valentie. XV kalendas novembris. A [fray Guillem de Cardona y a la Orden del Temple], la torre grande que está junto a la puerta llamada de Bebaçachar, con todas las casas que hay hasta la torre, que está junto al columbario por la parte del río; y desde el columbario, siguiendo recto el camino, hasta el camino que se llama Çuayra; y desde allí hasta la mezquita, según se avanza hasta aquella pared alta contigua a las casas en las que hay un gran ciprés; y desde estas casas en las que está el ciprés, hasta la susodicha torre Grande, con la muralla, barbacana, y las torres que están en la muralla; y por huerto, todo lo que está en el campo de la Xarea, desde la puerta llamada de Bebaçachar, junto al valle, hasta las dos higueras que están contiguas. Y desde allí hasta la pared que está incompleta que hay según venimos del poblado de la Xarea; y desde donde se acaban las casas enumeradas de la Xarea  hasta la acequia que hay junto al río y hasta la susodicha puerta de Bebaçachar. Así mismo, veinte yugadas en el término de Valencia. 18 de octubre.

 

Donationum regni Valentie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 5 – Folio 80rº. PARES. Ministerio de Cultura.

 

Interesante por su contenido es el documento expedido a Guillem de Cardona, y por tanto a la Orden del Temple, de todos estos bienes y propiedades, documento que se encuentra en el códice 543, folios 36vº. y 37rº, del Archivo Histórico Nacional.

Llama la atención el cariño y afecto con el que el rey trata al comendador de Miravet, a quien llama en varias ocasiones  dilecto nostre fratri Guillermus de Cardona, es decir,  estimado nuestro hermano Guillermo de Cardona, y a quien dona todas las propiedades a perpetuidad, para siempre desde el cielo hasta el infierno…

 

Transcripción del  documento de donación a la Orden del Temple de la Torre Grande, junto a la puerta de Barbazachar.

Archivo Histórico Nacional. Códice 543. Folios 36vº y 37rº.

Transcripción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Manifestum sit omnibus, quod nos Iacobus Dei gratia Rex Aragonum et Regni Maioricarum, Comes Barchinone et Urgelli et Dominus Montispesulani, reducentes ad memoriam grata servitia quod vos dilecti nostri Fratres venerabilis Domus Templi nobis fecistis et facitis cotidies et fecistis specialiter nunc adquisitione Civitatis et Regni Valentie. Ideo per nos et omnes successores nostros damus, et concedimus vobis dilecto nostre fratri Guillermus de Cardona tenenti locum magistri templi stipulanti et recipienti et Sancte Domui Militie Templi et Fratribus eiusdem, tam presentibus quam futuris, per vestram staticam sive Domum, illam turrem magnam in Valentia, que est ad portam que dicitur Berbazachar cum mures et barbacana et et cum omnibus domibus, que sunt usque ad turrem que est in muro iuxta columbarium ex parte fluminis et a columbario illo recta via a sive carrerone, usque at viam publicam, que dicitur Guaicha et ab huic usque ad mesquitiam, sicut protenditur usque ad illum parietem altum contiguum domibus ubi est magna cypressus, et ab istis domibus, ubi cypressus est, usque ad predictam turrim grossam cum muro, barbacana, et turribus, que sunt in muro. Item donamus vobis ad opus orti de Campo Exarce, quantum est de porta, que dicitur Barbaçachaç iuxta vallum usque ad illas duas parvas, ficus contiguas vallo, et ab hinc usque ad illum parietem, qui non est completus, venientem de villarii Exare et sicut domus dicte de Exarea concludunt usque ad flumen Godalaviarii et usque ad predictam portam Bebaçachaç. Item donamus vobis viginti iovatas terre in termino Valentie, que omnia supradicta et singula habeatis vos et vestris perpetuo francha et libera, cum introitibus et exitibus, melioramenti, afrontationibus et suis pertinentis universis, a celo usque in abissum, ad habendum, tenendum, possidendum, et expletandum, collocandum et stabitiendum, vendendum, impignorandum, alienandum constituendum, et ad omnes vestras  vestrarumque voluntates perpetuo faciendas.

Datum apud Valenciam XV Kalendas novembris. Era MCCL XX sexta.

Signum Iacobi Dei gratia Regis Aragonum et Regni Maioricarum Comitis Barchinone et Urgelli et Domini Montispesulani.

Huius rei sunt testes: Dompnus Fr. Infans Mont. Aragonum. Dompnus Nuno Sancii, Petrus Ferrandi de Açagra, G Romei, Eximinus de Urrea, Arthalitis de Luna, Artaldus de Aragone. Signum Guillermi Scribe, qui mandato Domini Regis per Domino Berengario Barchinonensis Episcopo Cancellario suo hoc scribi fecit loco die et era prefixis.

 

Traducción del  documento de donación a la Orden del Temple de la Torre Grande, junto a la puerta de Barbazachar.

Archivo Histórico Nacional. Códice 543. Folios 36vº y 37rº.

Traducción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Sea manifestado a todos, que nos Jaime, rey por la gracia de Dios de Aragón y del reino de Mallorca, conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier, volviendo a la memoria por el grato servicio que vos el estimado nuestro hermano venerable de la Orden del Temple que hicisteis y hacéis a nosotros diariamente y hicisteis especialmente ahora con la conquista de la ciudad y del Reino de Valencia. Por esto por nos y todos nuestros sucesores damos, y concedemos a vos el estimado nuestro hermano Guillermo de Cardona, prometiendo y aceptando como lugarteniente Maestre del Temple, y a la Santa Orden Militar del Temple y a los mismos hermanos, tanto los presentes como los futuros, por vuestra norma o Orden, de esta Torre Grande en Valencia, que está junto a puerta que se llama Barbazachar, con sus muros y barbacana y con todos sus casas, que siempre estánhasta la torre que está en el muro junto al columbario en la parte del río y por el columbario en línea recta desde el camino, siempre en la vía pública, que se dice Guaicha y por esta hasta la mezquita, así se extiende desde la alta pared contigua donde está situado un gran ciprés y desde estas casas, donde está el ciprés, hasta la la ya dicha gran torre con su muro, barbacana y torres, que están en el muro. Así también donamos a vos para el trabajo de la huerta del Campo de Xerea, donde está la puerta, que se dice Barbazachar cerca de la valla hasta aquellos dos fardos de paja, el ficus contiguo en el valle, y para que siempre esté hacia esta pared, que no está completa, viniendo de la villa de Xerea y así concluyen en la dicha casa de Xerea siempre junto al río Guadalaviar y hasta la ya dicha puerta de Barbazachar. Así también donamos a vos veinte yugadas de tierra en el término de Valencia, que todas tengáis ya adscritas y cada una de ellas a vos y a los vuestros francamente y libremente a perpetuidad, con sus entradas y salidas, mejoras, límites y con todas sus pertenencias, para siempre desde el cielo hasta el infierno, para poder dominarlas, tenerlas, poseerlas, cultivarlas, disponerlas y consolidarlas, para venderlas, empeñarlas, alienarlas constituirlas ypara vuestras voluntades y la de los vuestros para realizar perpetuamente.

Datado en Valencia en el día quince de las calendas de noviembre de la era de mildoscientos setenta y seis.

Firma Jaime, rey por la gracia de Dios de Aragón y del reino de Mallorca, conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier. Los testigos de este hecho son: Don Fr. Infante de Aragón, Don Nuno Sancio, Pedro Fernández de Azagra, Garcia Romei, Jimeno de Urrea, Artal de Luna, Artaldo de Aragón.

Firma por Guillermo Escriba, que por mandato del señor rey y del señor Berenguer, obispo de Barcelona, su canciller, esto hizo escribir en este lugar, día y era ya establecida.

 

Después de ver la donación realizada al Temple, las torres, barbacanas, y murallas más firmes y sólidas de la ciudad, queda clara la función militar que el rey Conquistador esperaba de los templarios. Al mismo tiempo les donaba también de campo Exaree et cum est de porta que dicitur Bebaçachar, iuxta vallum, es decir, la villa de la Xerea. De esta manera, Jaime I dejaba ese ángulo situado en el noreste de la ciudad, tanto intramuros como fuera de ellos, a una orden militar profesional y dedicada, estando seguro en todo momento de que defenderían el camino que llevaba hasta el mar de forma eficiente y eficaz.

 

Tal y como comentamos anteriormente, en la siguiente anotación, la número 1570 del folio 82vº del Registro número 5, nuevamente volvemos a encontrarnos con Pedro de Cubells, el escribano del maestre provincial de la Orden del Temple.  El 28 de octubre del año 1244, y por orden del rey, Pedro de Cubells recibía en compensación de la anterior donación, las casas de Mahomat Avincoto (dos para ser más concretos y en el barrio de Lérida), así como dos yugadas de tierra en Autel y  tres hanegadas de tierra en Rambla.

Autel, o Aucel, era un pequeño rahal que se encontraba cerca de la acequia de Favara, en el término de Valencia. En cuanto a Rambla, estaría situada posiblemente en las cercanías de la población de Carlet.

 

Asiento 1570.  Folio 82vº. Regestrum primum regis Jacobi I
P. de Cubelles, domos de Mahomat Avincoto \filio de Mahoma/, in emenda abiarum domorum de Alaroxi et II jovatas in Autel et III fanecatas terre pro arto in Rambla. V kalendas novembris. Mandato regis. A Pedro de Cubells, las casas de Mahomat Avincoto (hijo de Mahomat), en compensación de otras casas de Alaroxi; y dos yugadas en Autel, y tres hanegadas de tierra, para huerta, en Rambla. 28 de octubre.Por mandamiento del rey.

 

Donationum regni Valentie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 5 – Folio 82vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Unos meses antes, el 24 de octubre del año 1244, Jaime I daba permiso al venerabili et dilecto Fratri Guillermi de Cardona, Magistro Militie Templi, venerable y estimado hermano Guillem de Cardona, maestre de la milicia del Temple, para construendi et edificandi domos sive staticas supra murum Burriane, esto es, construir y  edificar  casas o puestos de guardia sobre el muro de Burriana. Este documento que se encuentra en el Archivo Histórico Nacional, lo firmaba el rey estando en el asedio de Biar.

 

La siguiente anotación vuelve nuevamente a no está relacionada directamente con ninguna donación a la Orden del Temple, pero una vez más nos sirve para delimitar cuales fueron sus lindes y quienes fueron sus vecinos. En esta ocasión, el 10 de diciembre del año 1244, se registraba el el Repartiment la donación otorgada a Bernardo, obispo de Vic de unas casas situadas en el camino que iba a la Torre Mayor de la Orden del Temple.

 

Asiento 1701. Folio 88vº. Regestrum primum regis Jacobi I
B. episcopus Viccenis, domos que fuerunt de Rayç Abuazmen cum duabus domibus ad opus stabuli, que se tenent cum ilis ex parte occidentali, et cum alia domo que est ante portam earundem domorum versus viam publicam per quam itur ad portam turris majoris, que modo est Fratrum Militie Templi, et damus ortum de Mahomat Abenharap. III idus decembris. A Bernardo, obispo de Vic, las casas que fueron del rais Abuazmen, con dos casas, para establo, que están con aquellas en la parte occidental, y con otra casa, que está delante de la puerta de las mismas casas, hacia la vía pública por la cual se va a la puerta de la Torre Mayor, que es de los hermanos de la Milicia del Temple; y os damos el huerto de Mahomat Abenharap. 10 de diciembre.

 

Donationum regni Valentie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 5 – Folio 88vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Dos años más tarde, el 29 de mayo del año 1246, Jaime I ofrecía a Rambaldo de Caron y a Guillem de Cardona, y por tanto a la Orden del Temple, la torre y alquería de Moncada, así como la de Carpesa, a cambio de la de Ruzafa, que anteriormente y como ya vimos, Pedro II les había prometido.

 

Transcripción del  documento de donación a la Orden del Temple de las alquerías de Moncada y Carpesa a cambio de la de Ruzafa. 

Archivo Histórico Nacional. Carpeta 481, registro 80.

Transcripción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Manifestum sit omnibus, quod nos Iacobus Dei gratia Rex Aragonum et Regni Maioricarum, et Valencie, Comes Barchinone et Urgelli et Dominus Montispesulani.

In emenda restitucione et concambis totius Alcherie cum suis terminis et pertinentiis universis, que vocatur Rusafa iuxta civitatem Valencie, quam Rex Petrus bone memorie coram Pater nostre desideriat Domui Milicie Templi:

Donamus et per nos et omnes successores nostros concedimus, laudamus et de presenti tradimus vobis fratri Riamballo de Carone in Cismarinis partibus vice magistro et vobis Fratri Guillermo de Cardona, Domorum Milicie Templi in Aragonia et Catalonia Ministro et per vos universis et singulis Fratribus, presentibus et futuris Domui Militie Templi in perpetuum per alodium proprium francum et liberum, turrim et Alcheria, que vocatur Moncada sitam in orta sive termino civitatis Valencie, quam emimus a Petro de Montecatano et Alcheriam que vocatur Carpesa, quam emimus a Bernardo Vitalis, notario nostro, et videcim iovatas terre, quam turrim de Moncada sicut afrontat cum termino de Alfara et de Massarges et de Beniora et dictam alqueriam de Carpesa sicut afrontat in termino de Petra, et de Borbotorum et de Benirorarum et de Alfara de dictas videcim iovatas terre de Coscalar, et de Carraixet, et de Alfara, et dictas undecim iovatas terre cum suisa affrontationibus, habeatis, teneatis, possideatis, et expletetis, cum introitibus, exitibus, terminis et pertinentiis suis a celo in abissum, et omnibus in se habentibus, et cum pratis, pascuis, erbis, aquis, lignis et cum heremo et culto, domibus, casalibus, turribus, realli ortis, vineis, hominibus et mulieribus habitantibus et habitaturis, et cum tercia parte decimarum, quam ibidem percepimus, percipere debemus, et cum regadivo et sequano eiusdem pertinentibus et cum furnis, molendinis, melioramentis factis et faciendis, et cum omni dominio et mero imperio et iurisdictione nostra et nostrorum, ad dandum, populandum, vendendum, impignorandum, alienandum et ad omnes vestras et vestrorum voluntates libere et perpetuo, sine omni retentione nostra et nostrorum, cui et quibus volueritis faciendas.

Promittentes per firmam legalem stipulationem, quod contra predictam permuta et donacionem supradictum in totum vel in partem non veniamus, nec venire aliquem permittamus.

Immo nos et nostri successores vos et successores vestros faciemus omnia et singula supradicta habere, tenere et pacifice possidere sine impedimento et questione alicuius persone et sine precato nostro et vestro, atque clamore et volumus et nostris vobis et vestra semper teneri de firma et legalis exaccione.

Nos igitur Frater Riamballus de Cardone in Cismarinis partibus vice magister et Fratribus Guillermus de Cardona Domorum Milicie Templi in Aragonia et Catalonia Minister, habito consilio et diligenti tractatu cum Fratre Petro Eximenii, Comendatore manus Dei et Fratre Gauterio comendatore Valencie et Vilelli et Fratres Ugone de Mirmanda comendatore, Edanacii et cum fratre Petro de Campofageto, comendatore Sancto Culalie, Fratre Egidii, comendatore de Palacio, Fratres Poncio de Limos Capellano, Fratre Durando capellano, Fratre Cabot comendatore Aquevive, et cum consilio voluntate et mandato Magistri Maioris ultramarini et totius conventus Montissoni, recognocentes ex certa sciencia donacionem predictam et concambium in utilitatem Domus Templi, recipimus gratis et spontanea voluntate supradictas Alcherias de Moncada et de Carpesa et predictas undecim iovatas terre cum terminis et pertinentiis suis in donacione et concambio de Rusafa et totius termini eiusdem, remittentes et in perpetuum definientes vobis dicto Domino Iacobo Regis Aragonie et omnibus successoribus vestris et omnibus et singulis habentibus et habituris quicquam in Russafa et eius pertinentiis quicquid iuris Domus Templi habebat et habere debebat vel poterat aliquo iure modo seu causa in Rusafa et terminis et pertinentiis eiusdem.

Salvo et retentio nobis et nostris imperpetuum orto quem habemus iuxta murum civitatis Valencie ante domos nostras et salvo et retento nobis iure nostro in duabus partibus decime, quas episcopus et Capitulum Valencie percipit in Rusafa, et quantum ad predictas duas partes decime istud concambium sine difinicio476 nobis et Domui Templi non possit immo contra episcopum et capitulum in predictis duabus partibus decime vis nostrum possimus libere intentare.

Promittentes per nos et nostros successores Domus Templi, quod nunquam vos et successores vestros et populatores vel habentes quicquam ibidem de cetero in iure vel extra vis inquietabimus, sine in causam trahemus ratione iuris, quod habebantis vel habere debebamus in Rusafa aut quolibet alio iure, modo vel causa.

Immo nos et vestro et ipsi et eorum successores sitis, imperpetuo477 absoluti cum omnibus fructibus perceptis et percipiendis.

Renunciantes consulte et ex certa scientia exceptioni metus et doli, et excepcioni ultra dimidiam et omnis alii iure Canonico et Civili publico et privato, scripto et non scripto, statuto et statuendo, per quod nos et nostri succesores Domus Templi contra predictam venire possemus in totum vel in partem in iudicio vel extra.

Datum Gerunde. Quarto Kalendas junii. Anno Domini M CC quadragesimo sexto.

Signum Fratris Riamballi de Carone, Signum Fratris Guillermi de Cardona, Signum Fratris Petri Eiximeni, Signum Fratris Gauterii, Signum Fratris Ugonis de Mirmanda, Signum Fratris Petri de Campofageto, Signum Fratris Petri Egidii, Signum Fratri Poncii de Limos, Capellano, Signum Fratris Durandi Capellani.

Qui hoc firmamus, laudamus, et concedimus.

Signum Fratris Cabot, qui hoc firmo.

Signum Iacobi Dei gratia Regis Aragonum et Regni Maioricarum, et Valencie, Comitis Barchinone et Urgelli et Domini Montispesulani.

Testes sunt: Fratres Comes Empuriarum, Guillermus, de Moncada, Berengarius de Sancta Eugenia, Gaufridus de Rochatino, Ft de Cervitano.

Ego Bn. de Vicco, publicus Gerunde Notarius, G. de Boxados, Gilabertus de Cruillis, subscribo qui supradicta scribi feci cum litteris super positis in decima octava linea, ubi dicitur: “ius nostrum”, die et anno, quo supra.

Locus signumtrium sigillorum cereo pendentium, alterius tamen fragmento, tamen manente.

Traducción del  documento de donación a la Orden del Temple de las alquerías de Moncada y Carpesa a cambio de la de Ruzafa. 

Archivo Histórico Nacional. Carpeta 481, registro 80.

Traducción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Sea manifestado a todos, que nos Jaime, rey por la gracia de Dios de Aragón y del reino de Mallorca, y Valencia, conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier.

En la reconstrucción correcta y de todo el cambio en la Alquería con sus términos y todas sus pertenencias, que se llama Ruzafa cerca de la ciudad de Valencia, que el rey Pedro mantiene en su buena memoria en presencia de nuestro padre desea a la Orden Militar del Temple:

Donamos por nosotros y todos nuestros sucesores concedemos, atestiguamos y por la presente entregamos a vos el hermano Rambaldo de Caron vicemaestre en las partes cismarinas y a vos el hermano Guillermo de Cardona, ministro de la Orden Militar del Temple en Aragón y Calaluña y por todos vosotros y cada uno de los hermanos presentes y futuros de la Orden Militar del Temple a perpetuidad por el propio alodio franco y libre, la torre y la alquería, que se llama Moncada situada en la huerta o en el término de la ciudad de Valencia, que compramos a Pedro de Montcada y la Alquería que esta situada en Carpesa, que compramos a Bernardo Vital, nuestro notario, y las veinte yugadas de tierra, que la torre de Montcada se situa y limita con el término de Alfara y de Massarges y de Beniora y la dicha alquería de Carpesa así como limita en el término de Petra, y de Borbotó y de Beniro y de Alfara de las dichas veinte yugadas de tierra de Coscalar, y de Carraixet, y de Alfara, y de las dichas doce yugadas de tierra con sus límites, las tengáis, poseáis y cultivéis, con sus entradas, salidas, términos y sus pertenencias, desde el cielo hasta el infierno, y las tengáis para todos, y con sus prados, pastoreos, hierbas, aguas, bosques, y con sus terrenos y cultivos, casas, casales, torres, huertos reales, viñas, y hombres y mujeres que habitan y que vayan a habitar, y con una tercera parte de los diezmos, que percibimos allí mismo, y que debemos percibir, y de las mismas pertenencias en regadío y secano y con los hornos, molinos, mejoras hechas y por hacer, y con el dominio de todo y el mero imperio y nuestra jurisdicción y la de los nuestros, para darlas, poblarlas, venderlas, empeñarlas, alienarlas y para todas vuestras voluntades y de los vuestros libremente y a perpetuidad, sin toda nuestra retención y de los nuestros, a quien y a quienes queráis realizar.
Prometiendo por la firma legal estipulada, que contra la ya dicha permuta y donación dicha en su totalidad o en parte no vengamos, y ni permitiamos venir a alguno.

Más aún nos y nuestros sucesores a vos y vuestros sucesores hacemos tener, ocupar, poseer todos y cada una de las ya dichas pacíficamente sin impedimento y queja de otra persona y sin nuestra súplica y la vuestra, y con la aprobación y queremos y a los nuestros y a vos siempre tener con firma y exección legal.

Así pues Nos el hermano Rambaldo de Cardona, vicemaestre en las partes cismarinas y Guillermo de Cardona, ministro de la Orden Militar del Temple de Aragón y Cataluña, tras ser aconsejado y diligente trato con el hermano Pedro Jimeno, comendador por la mano de Dios y el hermano Gauterio, comendador de Valencia y Villell y al hermano Hugo de Miranda, comendador Edanacio y con el hermano Pedro de Campofaga, comendador de Santa Culalie, el hermano Gil, comendador de Palacio, el hermano Poncio de Limos, capellán, el hermano Durando capellán, el hermano Cabot, comendador de Aguaviva, y con el consejo y voluntad y por el mando del Maestre mayor de ultramar y todo el convento de Monzón, recordando la dicha donación desde cierto conocimiento y de lo ya dicho y con el cambio en beneficio de la Orden del Temple, recibimos gratis y con voluntad espontánea las ya dichas Alquerías de Moncada y de Carpesa y las dichas doce yugadas de tierra con sus términos y pertenencias en la donación y con el cambio de Ruzafa y todo el mismo término, concediendo y estableciendo a perpetuidad a vos el dicho señor Jaime rey de Aragón y a todos vuestros sucesores y para todos y cada uno que tengan y que vayan a tener cualquiera en Ruzafa y de estas pertenencias alguna ley que la Orden del Temple tenía y debía tener o pudiera de algún modo por derecho o motivo en Ruzafa y en los términos y de las mismas pertenencias.

Salvo y Mantengo a nosotros y a los nuestros a perpetuidad en la huerta que tenemos cerca del muro de la ciudad de Valencia ante nuestras casas y salvo y mantengo a nosotros por nuestro derecho en las dos partes del diezmo, que el obispo y el Capítulo de Valencia recibió en Ruzafa, y cuantos de los ya dichas dos partes del diezmo de este cambio sin restricción a nos y a los de la Orden del Temple no pueda más aún comprar en contra del obispo y el capítulo de los dichos diezmos de las dos partes que podamos volver a intentar liberar.

Asegurando la Orden del Temple por nos y nuestros sucesores, que nunca a vos y a vuestros sucesores y pobladores o habitantes que alguno del resto por derecho o fuera de la influencia los inquietaramos, atribuimos a la causa por esta razón de la ley, que tengáis o debamos tener en Ruzafa o a cualquier otra ley, modo o causa.

Más aún a nos y a los vuestros y a estos y los sucesores seáis de estos, a perpetuidad absoluta con todos sus frutos recibidos y los que vayáis a recibir.

Proclamando en la consulta y desde cierto conocimiento de miedo excepcional, y del engaño y de la excepción por encima de la mitad y a todos los otros derechos canónicos y civiles públicos o privados, establecido y por establecer con el presente escrito o no escrito, por loque nos y nuestros sucesores la Orden del Temple podemos ir en contra de lo ya dicho en su totalidad o en una parte del juicio o fuera del mismo.

Datado en Gerona. Día cuatro de las calendas de junio. Del año de mil doscientos cuarenta y seis.

Firma el hermano Rambaldo de Caron, Firma Guillermo de Cardona, Firma el hermano Pedro Eximén, Firma el hermano Gauterio, Firma el hermano Hugo de de Mirmanda, Firma el hermano Pedro de Campofaga, Firma el hermano Pedro Gil, Firma Poncio de Limos, Capellán, Firma el hermano Durando, capellán.

Que esto firmamos, atestiguamos y concedemos.

Firma el hermano Cabot, que esto firmó.

Firma por Jaime, rey por la gracia de Dios de Aragón y del reino de Mallorca, y Valencia, conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier.
Los testigos son: P. H Conde de Empordà, Guillermo de Montcada, Berengarius de Santa Eugenia, Jofré de Rocabertí, Guilabert de Crevillos.

Yo Berengarius de Vico, notario público de Gerona, G. de Boxados, Gilabert de Cruillis, subscribo que lo ya dicho hice escribir con las palabras superpuestas en la línea octava, donde dice: “nuestro derecho”, en este día y año, donde dice más arriba.

Firma en este lugar tres de los sellos de cera pendente el otro todavía con un fragmento, que sin embargo se conserva.

 

Ese mismo día, Jaime I expedía otro documento de donación de las alquerías de Moncada y Carpesa a la Orden del Temple, pero añadiendo una beneficiosa cláusula para los caballeros templarios.  En caso de que el rey no entregara dichas alquerías antes de la siguiente fiesta de Pascua, debería compensar a Guillem de Cardona, y por tanto al Temple, con seis mil sueldos jaqueses sobre los réditos de la Albufera. Esta misma cantidad se repetiría anualmente hasta que las alquerías fueran entregadas.

 

El siguiente asiento que localizamos referente al Temple lo encontramos ya en el Registro número 6, el segundo tomo del Repartiment, y quizás el más complicado para su estudio. De hecho la  propia catedrática María Desamparados Cabanes Pecourt decía de este registro que era “el más complejo y problemático  de los manuscritos que componen el llamado “Libre del Repartiment”

En el asiento 2433 del folio 47vº de este Registro, se anotaba con fecha del 13 de octubre de 1248  la donación realizada a La Orden del Temple de manos de su maestre  fray Guillem de Cardona, de varias casas en el interior de las murallas de Liria.

 

Asiento 2433. Folio 47vº. Regestrum II Regis Jacobi I
Fratri G. de Cardona, magistro et Ordini Templi, domos infra muros Lirie\sicut sunt terminate de una turre ad aliam et continent in medio tres turres, qua itur ad portam ferream et ad molendinum de Noger/, que affrontat, II partibus, in muro et, ex aliis duabus, in \via/ viis publicis; et unam jovatam terre in termino eisudem ville \ante muros ville, cum domibus in ea sitis/, que affrontat, ex una parte , in muro ville et, ex alia, in honore Treni et, ex aliis duabus, in viis publicis. Franche et Libere. IIIª idus octobris. A fray Guillem de Cardona, maestre, y a la Orden del Temple, las casas de en la parte de dentro de las murallas de Líria, que comprenden desde una torre a la otra, y contiene en medio tres torres, que van a la puerta de Hierro, y al molino de Nogal, y que limitan, por dos lados con la muralla, y, por los otros dos lados, con unas vías públicas; y una yugada de tierra en el término de la misma villa, delante de la muralla de la villa, con unas casas situadas dentro de esta, que limita por un lado, con la muralla de la ciudad, y, por la otra, con el honor de Tren, y por los otros dos lados, con vías públicas. Francas y libres. 13 de octubre.

 

Donationum regni Valentie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 6 – Folio 47vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

El documento de esta donación se encuentra también el Archivo Histórico Nacional, documento en el que Jaime I realizaba dicha donación a …vobis venerabili et religioso viro fratri Guillermus de Cardona magistro Militie Templi et vestris successoribus et ordini Templi in perpetuum,… es decir, al venerable y caballero religioso hermano Guillermo de Cardona, maestre de la orden Militar del Temple y a sus sucesores, así como a la Orden del Temple a perpetuidad. Una vez más, el monarca no podía evitar las palabras amables para con la Orden del Temple.

 

Transcripción del  documento de donación a la Orden del Temple de unas casas situadas en el interior de las murallas de Liria.

Archivo Histórico Nacional. Códice 543. Folio 34r.

Transcripción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Noverint universi, quod nos Iacobus Dei gratia Rex Aragonum, Maioricarum et Valentie, Comes Barchinone et Urgelli et Dominus Montispesulani, per nos et nostros, damus et concedimus per hereditatem propriam francham et liberam  vobis venerabili et religioso viro fratri Guillermus de Cardona magistro Militie Templi et vestris successoribus et ordini Templi in perpetuum, quasdam domos infra muros ville de Liria sicut sunt terminare et assignate de una turre ad aliam et continent in se tres turres dictorum murorum que affrontant ex duabus partibus, in eisdem muris et, ex alia, in via, qua itur ad portam Ferriçam et que exit ad molendinum de Roger; et unam iovatam terre cum domibus in ea sitis, que est ante murus eiusdem villequibus affrontantur domus predicte, sicut vadit et descendit usque ad molendinum de Clarmont et afrontat ex omnibus partibus in viis publicis, ad habendum, tenendum, possidendum, alienandum, expletandum, cum introitibus et exitibus affrontationibus et suis pertinentiis universis a celo in abissum, ad dandum et vendendum, impignorandum, alienandum et ad omnes vestras vestrorumque succesorum voluntates, cui et quibus volueritis libere perpetuo faciendas.

Datum Valentie VII Idus octobris anno domini M CC XL octavo.

Signum Iacobi Dei gratia RegisAragonum et Maioricarum, et Valentie Comitis Barchinone et Urgelli et Domini Montispesulani.

Huic rei testes sunt: Guillermus de Monte Cathano, Garcia Romei, Petrus de Monte Cathano, Eximinus de Focibus, Guillermus de Aguilione et Guillermus de Angularia.

Signum Petri Andree, qui mandato domini regis per Guillermus Scriba, notário suo, hoc scripsit loco, die et anno prefixis.

 

Traducción del  documento de donación a la Orden del Temple de unas casas situadas en el interior de las murallas de Liria.

Archivo Histórico Nacional. Códice 543. Folio 34r.

Traducción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Sepan todos, que nos Jaime, rey por la gracia de Dios de Aragón y Mallorca, y de Valencia, conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier, por nos y los nuestros, damos y concedemos por la propia propiedad franca y libre a vos el venerable y caballero religioso hermano Guillermo de Cardona, maestre de la orden Militar del Temple y a vuestros sucesores y a la Orden del Temple a perpetuidad, unas casas en los muros de la villa de Liria así como han sido delimitados, asignados de una torre a otra y así como contienen las tres torres de los dichos muros que limitan en dos partes con este mismo muro, y en la otracon el camino, que va desde la puerta Ferrissa y que sale haciael molino de Roger; y además una yugada de tierra con todas sus casas ubicadas en ella, que está delante del muro de la misma Villacom las que limitan las casas citadas, así como cruza y baja hasta el molinos de Clarmont y limita por todas las partes con caminos públicos para dominarlas, tenerlas, poseerlas, alienarlas, cultivarlas con sus entradas y salidas, con sus límites y todas sus pertenencias, desde el cielo hasta el infierno, para venderlas, empeñarlas, alienarlas y para todas las vuestras y los vuestros para hacer todas vuestras voluntades y las de vuestros sucesores a quien y a quienes queráis realizar libremente y a perpetuidad.

Datado en Valencia en el día siete de los idus de octubre de mil doscientos cuarenta y ocho.

Firmado por Jaime, rey por la gracia de Dios de Aragón y de Mallorca, y Valencia conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier.

Los testigos de este hecho son: Guillermo de Montcada, Garcia Romeu, Pedro de Montcada, Jimeno de Foces, Guillermo de Aguiló y Guillermo de Anglesola.

Signum Pedro Andrés, quien por mandato del señor Rey escribió su notário Guillermo Escriba en este lugar, día y año ya establecido.

 

 

 

La siguiente Anotación, la número 2434, no es más que una copia de la donación anterior realizada a Guillem de Cardona.

 

Asiento 2434. Folio 47vº. Regestrum II Regis Jacobi I
Fratri G. de Cardona, magistro Templi, et Ordini Templi, quasdam domos infra muro villa de Liria, sicut sunt terminate de una turre ad aliam et continent in medio III turres que affrontant, II partibus, in muro ville et, ex alia, in via qua itur ad portam ferream et que exit ad molendinum de Noguer; et unam jovatam terre ante muros eisdem  ville cum domibus in ea sitis, que affrontat, ex omnibus partibus, in viis publicis. III [idus] octobris. A fray Guillem de Cardona, maestre del Temple, y a la Orden del Temple, unas casas en la parte de dentro de las murallas de la villa de Liria, que comprenden de una torre a la otra, y contienen en medio tres torres, que limitan por dos lados, con la muralla de la ciudad, y por otro, con el camino que va a la puerta de Hierro, y que sale hacia el molino de Nogal; y una yugada de tierra , delante de las murallas de la misma villa , con unas casas situadas dentro de esta, que limitan por todos los lados , con vías públicas. 13 de octubre.

 

 

Las siguientes anotaciones las encontramos ya en el Registro número 7, registro conocido como “De domibus Valençie”,  y registro en el que las donaciones se intentan ordenar por barrios y por calles. Así, en lo referente al Temple, Jaime I otorgaba 50 casas en el barrio de Lérida, aunque bien es cierto que el primero de los asientos se realiza a Guillem de Cardona in vico Carnifiçibus, es decir, en el barrio de Carniceros.

 

Asiento 3420.  Folio 22vº. Regestrum tertium regis Jacobi I
Sa- Guillem de Cardona, domos Mahomat Amnalaz. Vendidit Br. Lobet. A Guillem de Cardona, las casas de Mahomat Amnalaz.  Las vendió a Guillem Llobet.

 

De domibus Valençie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 7 – Folio 22vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

El resto de asientos donde se donan al Temple un total de 50 casas se encuentran en las anotaciones realizadas in vico omnium de Lerida. incipimus ad portam Bevalbarrac, es decir, en el barrio de los hombres de Lérida, empezando por la puerta de Bevalbarrac, puerta que se encontraba en la actual calle del Salvador, frente al puente de la Trinidad. En este barrio se ubicaban cerca de 351 casas, incluyendo la Iglesia del Salvador. Curiosas resultan las notas realizadas en algunos de los asientos, donde se califican a las casas donadas como vacantes, buenas, muy buenas…

 

Asiento 3582. Folio 39vº. Regestrum tertium Jacobi I
Hamet Allundi que tenent Fratres Templi. Casas de Hamet Allundi, que tienen los hermanos del Temple.

 

De domibus Valençie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 7 – Folio 39vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Asiento 3585. Folio.  40rº Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Amet Canezleme. Vacua. Al Temple- Casa vacante de Amet Canezleme.
Templi- Rayz Agilap II. Al Temple- Casas del rais Agilap. Total: 2.
Templi- Mahomat Abentayp. Vacua maxime bona. Al Temple- Casa vacante de Mahomat Abentayp. Muy buena.

 

Asiento 3586. Folio.  40rº Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Mahomat Adehen. Al Temple- Casas de Mahomat Adehen.
Templi- Ali Adaroqui. Al Temple- Casas de Ali Adaroqui.
Templi- Mahomat Alhayat. Al Temple- Casas de Mahomat Alhayat.
Templi- Maxime bonas Mahomat Amayal. Vacua. Al Temple- Casas muy buenas de Mahomat Amayal. Vacante.
Templi- Mahomat Azemel. Al Temple- Casas de Mahomat Azemel.

 

Asiento 3587. Folios.  40rº y 40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Juçef Alquiteni. Al Temple- Casas de Juçef Alquiteni.
Templi- Mahomat Aborlaz. Al Temple- Casas de Mahomat Aborlaz.
Templi- Mahomat Algirof. Al Temple- Casas de Mahomat Algirof.
Templi- Mahomat Açayeh. Al Temple- Casas de Mahomat Açayeh.
Templi- Ali Adaroqui. Al Temple- Casas de Ali Adaroqui.

 

La última anotación de este asiento, la de la donación al Temple de las casas de Ali Adaroqui, tal y como se puede observar, no es más que la repetición de la segunda anotación del asiento 3586.

 

De domibus Valençie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 7 – Folio 40rº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Asiento 3588. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Mahomat Adaroqui. Al Temple- Casas de Mahomat Adaroqui.
Templi- Mahomat Alquemet.  Al Temple- Casas de Mahomat Alquemet.
Templi- Ali Almoalig.  Al Temple- Casas de Ali Almoalig.
Templi- Ali Alhayat.  Al Temple- Casas de Ali Alhayat.
Templi-Mahomat alzamar.  Al Temple- Casas de Mahomat alzamar.

 

Asiento 3589. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Açan Açamar. Al Temple- Casas de Açan Açamar.
Templi- Ali Algarayahi. Al Temple- Casas de  Ali Algarayahi.
Templi- Mahomat Alhadet. Al Temple- Casas de Mahomat Alhadet.
Templi- Cahat Alhadet. Al Temple- Casas de Cahat Alhadet.
Templi- Mahomat Axogorbi. Al Temple- Casas de Mahomat Axogorbi.

 

Asiento 3590. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Maçat Alzamar. Al Temple- Casas de Maçat Alzamar.
Templi-  Ali Almaageri.  Al Temple- Casas de Ali Almaageri.
Templi-  Mahomat Alhemeçi.  Al Temple- Casas de Mahomat Alhemeçi.
Templi-  Ali Alhamemi.  Al Temple- Casas de Ali Alhamemi.
Templi-  Çahat Almager.  Al Temple- Casas de Çahat Almager

 

Asiento 3591. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Çahat Adarrag. Al Temple- Casas de Çahat Adarrag.
Templi- Haquem Annahaz. Al Temple- Casas de Haquem Annahaz.
Templi- Mahomat Amnahaz. Al Temple- Casas de Mahomat Amnahaz.
Templi- Mahomat Amnadyel. Al Temple- Casas de Mahomat Amnadyel.
Templi-Muça Algannen. Al Temple- Casas de Muça Algannen.

 

Asiento 3592. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Mahomat Aharravi. Al Temple- Casas de  Mahomat Aharravi.
Templi- Mahomat Alfunayr. Al Temple- Casas de Mahomat Alfunayr.
Templi- Ali Adavel. Al Temple- Casas de Ali Adavel.
Templi- Ali Arravahi. Al Temple- Casas de Ali Arravahi.
Templi- Mahomat Algayar juxta furnum. Al Temple- Casas de Mahomat Algayar, junto al horno.

 

Asiento 3593. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Ibenhuneyaz, maxime bonas. Vacua. Al Temple- Casas de Ibenhuneyaz, muy buenas. Vacantes,
Templi- Aannabror maxime bonas. Vacua. Al Temple- Casas de  Aannabror, muy buenas. Vacantes.
Templi- Alfondec de texedors et alia. Al Temple- La alhóndiga de los tejedores y otras casas.
Templi- Mahomat Amnadayel. Al Temple- Casas de Mahomat Amnadayel.
Templi-  Ali Adarrag. Al Temple- Casas de  Ali Adarrag.

 

Asiento 3594. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Mahomat Aljarefi. Al Temple- Casas de Mahomat Aljarefi.
Templi-  Ali Alhodri. Al Temple- Casas de Ali Alhodri.
Templi-  Mahomat Arambli. Al Temple- Casas de Mahomat Arambli.
Templi- Ali Almagli. Al Temple- Casas de Ali Almagli.
Templi-  Ali Girada. Al Temple- Casas de Ali Girada.

 

Como hemos podido ver, en todos los asientos anteriores el receptor de la donación es siempre la Orden del Temple, sin embargo en el siguiente asiento, el 3595, nos encontramos de nuevo con el escribiente del maestre de la Orden, aunque esta vez aparece reflejado con el nombre de Nuño Pérez de Cubells. También en esta ocasión encontramos el número total de casas otorgadas al Temple: 50.

 

Asiento 3595. Folio  40vº. Regestum tertium regis Jacobi I
Templi- Mahomat Adarrag. Al Temple- Casas de Mahomat Adarrag.
Templi- Haçan Adarrag. Al Temple- Casas de Haçan Adarrag.
Suma de domibus Templi: L Total de casas al Temple: 50.
Scriptor Templi Nune P. de Cubels, domos Mahomat Abocato. Al escribano del Temple Nuño Pérez de Cubells las casas de  Mahomat Abocato.

 

 

De domibus Valençie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 7 – Folio 40vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Lo mismo ocurre con el siguiente asiento, el número 3604. En esta ocasión el receptor de la donación es un ballestero del Temple, Ramón de Trucher.

 

Asiento 3604. Folio 41v. Regestum tertium regis Jacobi I
R. Trucher, domos Abinçeyt ballistarius Templi. Dicitur habere cartam. A Ramón  Trucher, las casas de Abinçeyt, ballestero del Temple. Dicen que tiene escritura.
De domibus Valençie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 7 – Folio 41vº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

El último de los asientos de las donaciones realizadas al Temple, vuelve a repetir la donación de dos casas a Pedro de Cubells, así como el número de casas otorgadas a la Orden del Temple.

 

Asiento 3885. Folio 66rº. Regestum tertium regis Jacobi I
Domus Templi L Domos. A la Casa del Temple 50 casas.
C- P. de Cubells  II. Pedro de Cubells: 2.

 

De domibus Valençie Archivo de la Corona de Aragón, ACA, Cancillería. Registro número 7 – Folio 66rº. PARES, Ministerio de Cultura.

 

Además de la Torre, muralla y barbacana junto a la puerta de Barbazachar, las 50 casas en el barrio de Lérida, la Xerea, las murallas y torres de Líria, y las alquerías de Carpesa y Moncada, el Temple tuvo en posesión   la alquería de Benifaraig, alquería que Ximén Pérez de Tarazona cedió a la Orden en el año 1251 a cambio de Albentosa; Borbotó, alquería que Jaime I cedió a Guillem de Çaportella el 2 de mayo del año 1238, donando este caballero dicha alquería al Temple el 12 de noviembre de ese mismo año; la alquería de Massarrochos, permutada también con Eximén Pérez de Tarazona por Albentosa; la alquería y castillo de Castielfabib; la mitad de los astilleros de Denia….

A todo esto debemos sumar el castillo y villa de Culla, prometida a la Orden el año 1213, aunque no se hizo efectiva hasta casi un siglo después, cuando en el año 1303 se la compraban a Guillem de Anglesola por 500,000 sueldos; los castillos de Pulpis (1277)  y de Xivert (1233); las alquerías de Mantella y Beneixament, en el término de Burriana (1233); un tercio de la villa de Burriana junto con la muralla y seis de sus torres; la alquería de Seca, también en el término de Burriana (1237); una enorme extensión de terreno en el término de Burriana que abarcaba desde el rio Seco hasta las montañas (1249); Benitachell; Almedijar; Peñíscola; Albocàsser; Ares; Benicarló; Coves de Vinromá; Sertella; Tirig; Torre d’en Domenech; Villanueva de Alcolea; Vinaroz; Onda; Veo; Ahin; Tales; Eslida; Morella , y Almenara.

El Temple tuvo encomienda en Valencia desde el año 1239, y gracias a la documentación existente hemos podido conocer a algunos de sus comendadores, como a Pere de Ager, comendador de la orden en el año 1251; Guillem de Turdo en el año 1252; Berenguer de Villafranca en el año 1259;  Guillermo de Castellví, comendador en el año 1259;  Ramón de Bac, que lo fue en el año 1263;  Ramón de Sabastida, en el año 1266; Pere de Albarells, comendador en 1270; Pere de Montpalau en el año 1271; Gerard de ça Corbera en el año 1278, y  Ramón de Belloch en el año 1286.

Pero no debemos olvidar que los templarios, a parte de guerreros, también eran monjes. el 29 de marzo del año 1139 y mediante la bula Omne Datum Optimum (Archivo Secreto Vaticano. Registro de Bulas pontificias. Inocencio II. Libro 12, folio 40rº), el papa Inocencio II daba entre otras concesiones y favores a la Orden del Temple, la potestad para que salvo quoque episcopis jure episcopali, tam in decimis quam in oblationibus et sepulturis, nichilominus concedimus facultatem, in locis sacro Templo collatis, ubi familia vestra habitat, oratoria construere, in quibus utique ipsa divina officia audiat ibique, si quis ex vobis vel ex eadem familia mortuus fuerit, tumuletur. Indecens enim est et animarum periculo proximum, religiosos fraters, occasione adeunde ecclesie, se virorom turbis et mulierum frequentie immiscere, es decir, para que salvando para los obispos el fuero espiscopal, tanto en los diezmos como en las donaciones y sepulturas, tuvieran facultad para que en los lugares entregados al Temple , pudieran ser construidos oratorios en los cuales se celebrasen los oficios, y en los cuales, si alguno de los hermanos de la Orden falleciera, pudiera ser sepultado.

Esta misma potestad fue de nuevo confirmada por Inocencio II mediante la bula Milita Templi ( 6 de marzo de 1143Archivo Secreto Vaticano. Registro de Bulas pontificias. Inocencio II. Libro 12, folio 60rº),  y por Eugenio III mediante la bula Militia Dei (12 de septiembre de 1145. Archivo Secreto Vaticano. Registro de Bulas pontificias. Eugenio III. Libro 15, folio 71rº

Pero es esta última bula, Militia Dei, la que marca la diferencia en cuanto a enterramientos se refiere. En las bulas Omne Datum Optimum y Militia Templi, Inocencio II daba potestad para que solo los hermanos de la Orden fueran enterrados en sus cementerios, sin embargo, Eugenio III les da potestad para que desde la fecha de recepción del documento, tuvieran autorización para “sepultar a cuantos hijos de Dios y hermanos nuestros deseen enterrarse allí o pidan enterrarse allí”. Además, el papa les autorizaba cobrar diezmos, honorarios, testamentos u otros bienes a las personas que pidiesen ser enterrados en sus cementerios.

El motivo de esta puntualización no es otro que la petición de muchos cristianos de querer enterrarse en las inmediaciones de las iglesias de la Orden, y como no podía ser de otra forma, Valencia no fue una excepción.

Muchos fueron los donados  del Temple que pidieron ser enterrados en el cementerio que la Orden  poseía junto a su Iglesia. La catedrática María Desamparados Cabanes en su trabajo La “traditio corporis et animae” y la Casa del Temple de Valencia en el siglo XIII, documenta al menos cuarenta peticiones de valencianos pidiendo ser enterrados en el cementerio de la Orden entre los los 1256 y 1298:  Pedro de Montagud, señor de Carlet y Alcudia; Peregrín  de Montagut, hijo del anterior y quien pidió ser enterrado con el hábito del Temple; Pedro de Barberá, quien dispuso en el año 1258 ser enterrado en el cementerio del Temple; María, la hija de Ramón de Centelles; Mateo de Monreal, quien profeso en la cofradía del Temple en el año 1261; María Gisberta, Ramón Mestre, María de Elna, Pedro Barber y su mujer Serena…

No cabe ninguna duda que la Orden del Temple en Valencia fue una entidad de importancia y bien asentada, querida por la población, y como no, por su rey, quien el 25 de febrero del año 1249 ponía bajo su protección a la casa del Temple de Valencia junto con todas sus personas y bienes.

 

Transcripción del  documento  en el que Jaime I ponía bajo se protección a la casa del Temple de Valencia.

Archivo Histórico Nacional. Carpeta 482, registro 96. 

Transcripción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Noverint universi quod nos Iacobus Dei gratia Rex Aragonum, Maioricarum et Valentie, Comes Barchinone et Urgelli et Dominus Montispesulani, recipimus et constituimus in nostra protectione et guidatico speciali domum Templi de Valentia et fratres et omnia bona eiusdemdomus, ubique habita et habenda.

Ita quod nullus sit ausus fratres, vel res aliquis eiusdem domus gravare, pignorare vel marchare, seu in aliquo molestare in aliquo loco regnorum, terrarum et dominationis nostre, in terra videlicet, nec in mare, vel qualibet aqua dulci, culpa crimine vel debito alieno, seu culpa crimine vel debito aliorum fratrum, vel aliarum domorum eiusdem ordinis.

Mandantes vicariis, baiuliis, curiis, et aliis nostris subditis nostris, quatinus  hanc protectionem et guidaticum nostrum firmum habeant vel observent et faciant ab omnibus observari, et non permitant predictam domum vel fratris aut aliquas res eidem domus ab aliquibus pignorari vel molestari, dum fratres eiusdem domus fuerint parati prose ipsis et pro predicta domo facere querelantibus iusticie complementum.

Quicumque autem contra hec guidaticum nostrum venire attemptaverit, iuxta nostre voluntatis arbitrium punietur.

Datum Valentie V Kalendas marcii anno domini M CC XL nono.

 

Traducción el  documento  en el que Jaime I ponía bajo se protección a la casa del Temple de Valencia.

Archivo Histórico Nacional. Carpeta 482, registro 96. 

Traducción del documento realizada por Manuel Ortuño Arregui en su tesis doctoral Edición crítica de los privilegios reales del A.H.N anteriores a la fundación de la Orden de Montesa en la Edad Media.

Sepan todos que nos Jaime rey por la gracia de Dios de Aragón, y Valencia, Mallorca, conde de Barcelona y Urgell, y señor de Montpellier, recibimos y constituímos en nuestra protección y guidatico particular a la orden del Temple de Valencia ya los hermanos y a todos los bienes de la misma orden, y donde habidos y por haber.

Así que nadie ose a los hermanos o alguno de los bienes de la misma orden para dañarlos, empeñarlos o marcarlos, o en algún modo importunarlos en algún lugar de los reinos, de las tierras y de nuestros dominios, por supuesto em tierra y no en el mar, o por cualquier parte que sea agua dulce, en la acusación de fallo o deuda ajena, o en la acusación de fallo o deuda de otros hermanos, o de otras órdenes a la misma orden.

Ordenando a los vicarios, bailes, curiados y a otros súbditos nuestros, en tanto que esta protección y guidatico tengan nuestra firma o respeten y hagan a todos respetar, y no permitan a la ya dicha orden o a los hermanos o algunos bienes de la misma orden para algunos empeñarlos o desgastarlos, mientras los hermanos de la misma orden estuvieran provistos directamente por sí mismos y por la ya dicha orden para hacer cumplimiento de la justicia a las reclamaciones.

Cualquiera que intentara atentar contra este nuestro guidatico, se castigará igualmente el juicio de nuestra voluntad.

Datado en Valencia en el quinto día de las calendas marzo del año del señor de mil doscientos cuarenta y nueve.

 


2 opiniones en “Las órdenes militares en el Libre del Repartiment: la Orden del Temple.”

  1. Un buen e interesante trabajo que nos deja más ilustrados respecto a la historia del Temple en Valencia. Gracias.

  2. Como ciudadano de la ciudad de daroca, que conserva lo sagrados corporales, me interesa la vida de los templarios que tuvieron monasterio y casa en daroca y han sido olvidados por la historia.
    los templarios dejaron marcado en piedra en templos de espana y portugal las seis famosas formas del milagro de luchente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.