Los hombres de Jaime I: Artal de Luna.

Dedicado con afecto a “Ricardo Artal de Luna Vento” y a la asociación cultural “Plà de Quart”

 

Artal de Luna, quinto señor y tenente de Luna, además de  mayordomo del Reino de Aragón, fue el hijo primogénito de Lope Ferrench de Luna y de Elvira Armengol. Casó con María Fernández, con la que tuvo tres hijos, Artal, Lope y Almán.

Su muerte debió de ocurrir entre los años 1259 y 1263, aunque la mayoria de historiadores e investigadores la acotan entre los años 1259 y 1260.  Tras su fallecimiento, su hijo Artal le sucedió  en el señorío de Manises, a quien ya se citaba en un primer documento fechado el 30 de diciembre del año 1259, cuando  en Luesia, data apud  Luesiam III calendas januarii anno Domini MCCL nono, Jaime I reconocía la deuda  de 3.000  que tenía con  Lope Ortiz, deuda que antes había pertenecido al propio Artal de Luna, quien aparecía con el sobrenombre de “el joven” (Archivo de la Corona de Aragón. Registro 10, folio 122).

Recibía Artal de Luna de manos de Jaime I las villas de Paterna y Manises, y aunque es lógico pensar que  debió de cuidar y atender de manera muy especial las canteras y la manufactura de las cerámicas que en dichas villas existían, no es cierto  que como en alguna ocasión se ha dicho, fuera el introductor de esta actividad en las posesiones que Jaime I le otorgó en el Repartiment de Valencia.

Se suele argumentar para esto la relación que los Luna tenían con las villas de Villafeliche y de Muel, dos pueblos de gran tradición cerámica, algo que desde luego nadie puede discutir, pero que como ahora veremos, contiene algunos matices.

Villafeliche es un bonito pueblo zaragozano que se encuentra en la comarca de Calatayud, pueblo vigilado de cerca por su castillo, fortaleza conquistada por Alfonso I en el año 1121, y de gran tradición alfarera, tradición que algunos historiadores e investigadores sitúan ya  desde época musulmana.

Y aunque algunos historiadores como  María Isabel Álvaro Zamora, del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, defienden la tesis de que la producción alfarera en esta población debió de comenzar bastantes años después del siglo XIII, lo que sí está totalmente demostrado, tal y como afirmaba Pedro López Elum, profesor y catedrático del departamento de  Historia Medieval de la Universidad de Valencia, es que Villafeliche no pasaría a manos de los Luna hasta el año 1366, año en el que Fernando López de Luna, Señor de Ricla, se casaba con Emilia Ruíz de Azaga, III Señora de Villafeliche.

Lo mismo ocurre con Muel, cuya tradición cerámica cobra relativa importancia a partir del siglo XV, y que al igual que Villafeliche, pasó a manos de los Luna con el matrimonio de Fernando López de Luna con Emilia Ruíz de Azagra.

Por lo tanto, es imposible que Artal de Luna introdujera la cerámica y la alfarería en Manises y Paterna en el siglo XIII, más bien cuidó y protegió la tradición que allí existía ya desde época musulmana.

Lo que también está demostrado, y por si acaso quedara algún resquicio de duda al respecto vamos ahora a intentar demostrar, es que Artal de Luna fue uno de los hombres más cercanos a Jaime I, y que tras la conquista de la ciudad de Valencia, debió de permanecer en sus nuevas posesiones durante algunos años, estando presente junto al rey en los hechos de mayor importancia acaecidos durante la toma de la ciudad.

Y aunque bien es cierto que la documentación específica relativa a Artal de Luna es prácticamente nula, también es cierto que buceando en la documentación relativa a Jaime I, hemos podido trazar una hoja de ruta de los movimientos de este caballero por su paso por la historia, un paso por la historia que esperamos devuelva a Artal de Luna al lugar que se merece.

El primer documento donde encontramos mencionado al caballero Artal de Luna está fechado  el  22 de febrero del año 1213, siendo testigo en Perpiñán, de como aconsejado por Nuño Sanchez, señor del Rosellón, Pedro el Católico otorgaba un privilegio de exención de impuestos a favor de los hombres de Sant Llorenç de Salancà:


Data Perpiniani, VIII.º. kalendas martii, per manum Ferrarii notarii nostri et mandato nostro et ipsius scripta a Berengario de Parietibus, anno DominiM.º.CC.º. duodecimo.

Signum+ Petri Dei gratia regis Aragonum et comitis Barchinone.

Huius rei sunt testes: Nunus Sancii. Michael de Lucia. Arnaldus de Alascone.

Petrus Martini de Leheco. Petrus Auones. Artallus de Luna. Garcias Gomeç. Raimundus de Monte catano. Guillemus de Monte catano. Bernardus de Portella. Guillelmus Raimundi senescalcus. Guillemus Durfortis. Guillemus de Villa de Cols, Raimundus de Plicamanibus. Petrus Pontii de Bisulduno.

Sig+num Berengarii de Parietibus, qui mandato domini regis et Ferrarii notarii sui hec scripsit loco, die et anno prefixis.

AD Pyrénées Orientales, 1B. 219.


Que sepamos, no tenemos nueva constancia documental de  Artal de Luna hasta el 5 de septiembre del año 1218, acompañando ya al rey Jaime I.  Ese día Artal de Luna se encontraba  junto a los prelados de Lérida, Tortosa y Zaragoza; junto a ellos se encontraban Guillem de Artiaga, quien era maestre de los hospitalarios de Amposta,  Ponce de Menescal,  lugarteniente del maestre de la Orden del Temple, el conde Sancho, a quien el rey llamaba afectuosamente patruo nostro, nuestro tío, el infante don Fernando, a quien llamaba cariñosamente patruo nostro carissimo, nuestro tío más querido, Guillem de Montcada, el vizconde Arnau de Castellbó, Guillem de Cervera, Pedro de Ahones,  Rodrigo de Lizana, y otros cuantos caballeros y ricohombres más. Todos ellos se encontraban como testigos en el acto de confirmación que hizo el rey y  que tuvo lugar en las Cortes de Lérida, sobre la moneda jaquesa acuñada por su padre, Pedro II, prohibiendo además la utilización de cualquier otra, y otorgando varias medidas para su protección. (Archivo Municipal de Zaragoza. Carpeta de Privilegios Reales, R-15):


…Hac igitur consideratione inducti, nos Jacobus, Dei gratia rex Aragonum, comes Barchinone, et dominus Montispesulani, habito consilio et deliberatione comuni cum venerabilibus patribus nostris, S. Dei gratia terraconensis archiepiscopo, Berengario ylerdensi, S. cesaraugustano, et Poncio dertusensi episcopis, fratre G. Artiga magistro Emposte, et fratre Poncio menescalco, tenente locum magistri milicie in partibus Ispanie, necnon dompno comite Sancio magno patruo nostro, et dompno Ferdinando patruo nostro karissimo, preterea G. de Montecatano, A. vicecomite Castriboni, Eximino Cornelii, P. Fernandi sancte Marie, P. Aoenense, Roderico Lizana, Artallo de Luna et G. de Cervaria, consiliariorum nostrorum, et aliis magnatibus, baronibus et nobilibus terre nostre, videlicet R. de Cervaria, R. Galcerandi, Hugone de Mataplana, B. de Portella, Loferrenco de Luna, P. Arces de Aguilar, Aoreilla, Atone de Focibus, et Valesio…

Archivo Municipal de Zaragoza. Privilegios reales, nº R-15. 


De hecho, Jerónimo Zurita  en sus Anales de la Corona de  Aragón, lo nombraba en estas cortes como uno de los principales consejeros del rey:


En principio del mes de julio del año 1218 estuvo el rey en Tarragona celebrando cortes a los catalanes; y de allí se partió para Lérida a donde se juntaron también a cortes catalanes y aragoneses por el mes de setiembre. Eran los principales de su consejo: Spargo arzobispo de Tarragona, don Sancho Ahones obispo de Zaragoza, don Berenguer obispo de Lérida y Roda, Ponce obispo de Tortosa, García Artigua castellán de Amposta, Ponce Mariscal comendador de Monzón y lugarteniente del maestre del Temple en los reinos de España, el conde don Sancho y el infante don Hernando tíos del rey y don Guillén de Moncada vizconde de Bearne y de Castelbó, don Pedro Fernández de Azagra, don Jimeno Cornel, don Pedro Ahones, don Rodrigo de Lizana, don Artal de Luna, don Guillén de Cervera. Allende de estos ricos hombres concurrieron después don Ramón de Cervera, don Ramón Galcerán, Hugo de Mataplana, Bernaldo de Portella, don Lope Ferrench de Luna, Atorella, don Atho de Foces.

Capítulo LXXI  del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Folio 107 del capítulo LXXI del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde se habla de la participación de Artal de Luna en las Cortes de Lérida celebradas en el año 1218.

 

No volvemos a ver documentado a este caballero junto al rey  hasta el 10 de diciembre del año 1222, cuando Jaime I se encontraba en Daroca (Datum Daroche IIII idus decembris anno dominice incarnacionis MCC vicesimo secudo),  siendo una vez más testigo junto a Berenguer (Obispo de  Lérida), el conde Nuño Sancho, Pedro de Ahones, Sancho de Horta, y otros nobles y caballeros, en el ejercicio de cuentas y deudas que Jaime I hacía con Ramón Ramón, bayle de Lérida, reconociendo este que le debía la cantidad de 2.173 morabatines, y siendo escribiente de este hecho Berenguer de Parets. En este documento, que se encuentra en el Archivo de la Corona de Aragón, y que está signado con el número 204, el caballero Artal de Luna aparece nombrado como mayordomo de Aragón.

Poco antes de estos hechos, ese mismo año, Artal de Luna debía ponerse de parte del rey en el conflicto surgido  contra Guillem de Moncada, vizconde de Bearne. Este conflicto surgió por una simple disputa a causa del préstamo de un halcón entre Nuño Sánchez, señor de Rosellón y de Cerdeña, y el señor de Cervelló, quien recibió el apoyo de  Guillem de Moncada.

Pocos días después, el 21 de diciembre, Artal de Luna se encontraba de nuevo junto al rey en Terrer, Zaragoza, (Data apud Terrers XII kalendas januarii anno Domini MCCXX secundo, sub era MCCLX), apareciendo nuevamente como testigo y firmante del documento de convenio entre Jaime I  y el noble Guerau de Cabrera sobre ciertos intereses  y disputas en el condado de Urgell.  En este pergamino, Jaime I se comprometía a perdonar al vizconde de Cabrera por todos los conflictos y violencias recibidas a causa de  la disputa que mantenían sobre Urgell, cediéndole el rey la parte del condado que retenía, así como reconociéndole su posesión. Por su parte,  Guerau de Cabrera se comprometía a poner el condado a conocimiento del tribunal real en el caso de que su heredera, Doña Aurembiaix,  volviera a Urgell para reivindicar su derecho sucesorio.  En ese supuesto caso y si finalmente se dictaba sentencia contra Aurembaix, ésta debería pagar la cantidad que Jaime I le debía a Geraldo de Cabrera,  es decir, 30.000 morabetines.

Este documento podría demostrar la gran estima que Jaime I debía sentir por Artal de Luna, ya que aparece junto a la reina Leonor y a sus tíos, el conde Sancho y el infante don Fernando, como consejero en este asunto. Artal de Luna, que aparecía de nuevo como mayordomo de Aragón, firmaba esta concordia junto a Pedro Ahones, Pedro López de Sadava, Fernando Pérez de Pina, Ramón Folch de Cardona, Ramón Berenguer de Ager, y varios nobles y ricohombres más.

Nuevamente el historiador Jerónimo Zurita, recogía en sus Anales este hecho, cuando en el capítulo LXXVII del Libro II, hablaba de “como El rey con consejo, perdona al vizconde y le da lo que le había ofrecido al principio de su reinado”:


Pero en este tiempo, estando en Terrer a 21 del mes de diciembre de este año de 1222, con consejo de la reina doña Leonor su mujer y del conde don Sancho y del infante don Hernando sus tíos, y de don Nuño Sánchez y de don Artal de Luna mayordomo del reino y de don Pedro Ahones y de otros ricos hombres, perdonó al vizconde y a sus valedores y amigos y vasallos, los robos y daños y males que se habían hecho por esta guerra; y permitió que se guardase lo que se le había ofrecido al principio de su reinado con consejo de los nobles barones y procuradores de las ciudades y villas de Aragón y Cataluña, que era dejarle el condado de Urgel con título de conde y todos los lugares que estaban en poder del rey, exceptando los castillos que estaban obligados a don Guillén de Cardona, en los cuales cedía el rey su dereho a don Guerao. 

Capítulo LXXVII del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Folio 113 del capítulo LXXVII del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde  aparece  Artal de Luna  junto a Jaime I en Terrer el 21 de diciembre del año 1222.

 

Ya el 13 de enero del año 1223, date apud Calataiub idus januarii sub era MCCªLXª  prima, anno Domini MCCºXXº secundo,  Jaime I se encontraba junto a la reina Elionor en la ciudad de Calatayud. El motivo de su estancia no era otra que la de atender las peticiones de los habitantes de Embite, Paracuellos, y Sanvinyano, quienes habían sido bautizados recientemente en la fe católica, y por tanto ya gozaban de todos sus beneficios, (novo babtizati  et conversi ad fidem catholicam debetis nostris beneficiis congaudere), para que los absolviera y condonara  de las quintas y otros servicios y malas costumbres que  los reyes y nobles siempre habían ejercido contra  aquellos hombres “cum essetis paganis”, cuando eran paganos, o cuando eran musulmanes no convertidos. Este documento dictaba además que desde ese momento, todos ellos serían considerados hombres  libres según el fuero de Calatayud, gozando  de todos los privilegios de los que gozaban los habitantes de esta villa.

Una vez más, Artal de Luna se encontraba firmando como testigo junto a los prelados de Lérida y Tarazona, junto al conde Nuño Sancho y el infante Fernando,  y junto a Pere Ahones. Les acompañaban también Pere Lopez de Sadava, Hugo de Mataplana, Guillem de Portella, Berenguer de Cervera, Arnau de Papiol, Ferran perez de Pina, Rotland Lainez, Lope Eximenez y Pascasi Munyoz.  Plasmaba todo esto en el pergamino el esribiente Dalmau, por orden de Berenguer, obispo de Barcelona.

Tres meses después, el 20 de abril,  Jaime I celebraba en Huesca, data Osce XIII calendes mai anno Domini MCCXXº tercio, un nuevo convenio con el vizconde de Cabrera, convenio por el cual el rey se comprometía a que, en caso de pactar alguna cosa sobre el condado de Urgell con el noble Ramón de Montcada y su hermano el senescal Guillem Ramón, estos le entregarían la parte del condado que ocuparan, recibiendo del vizconde la cantidad de  9000 morabetines. En este pergamino, que se encuentra en el Archivo de la Corona de Aragón, y está signado con el número 211, Firmaban junto al rey, el Conde Sancho, Comes Sancius, Fernando, infante de Aragón, infans Aragorum, y Artal de Luna, junto a los nobles Pedro de  Ahones, Artal de Foces, Blasco Maza, Pere Lopez de Sadava, Ponç de Cervera, Berenguer de Erill, Ramón. de Caserres, y Gombau de Sicar. Nuevamente  Berenguer de Parets transcribía el documento por orden del obispo de Barcelona.

Ese mismo día, Jaime I otorgaba también desde Huesca la confirmación de la moneda jaquesa acuñada por su padre, actuando esta vez como notario Pere Vidal, que era arcediano de Tarazona, y como escribiente A. gramatic.  Esta nueva confirmación la hacía el rey aconsejado por la reina  y por los obispos de Zaragoza, de Huesca, y de Tarazona, además de por el maestre provincial del Temple, Guillem. de Allac, del maestre de los hospitalarios, Folch de Tornell, del conde Nuño Sancho, del mayordomo de Aragón, Blasco de Alagon, y de los nobles Ximèn Cornel, Artal de Foces, Assalit de Gudal, y  Guillem de Alcalá. Cierto es que en este pergamino no aparece el nombre de nuestro caballero, Artal de Luna, pero es lógico pensar que se encontraría al lado del rey, y más si tenemos en cuenta que el documento acaba diciendo que junto a los nobles, prelados y caballeros anteriormente nombrados, se encontraban quibusdam aliis baronibus nunc apud Oscam in nostra curia congregatis, es decir, algunos otros barones que se hallaban junto el rey en la corte.

 


Recreación de Artal de Luna. Fotografía de Rafael Ramírez Bachot.

 

No volvemos a ver documentado a Artal de Luna junto al rey hasta el mes de julio, más concretamente hasta el día 3. Ese día, y  desde Barbastro, datum apud Barbastrum V nonas julii Era MCCLXª prima, y en un  documento que se encuentra en el Archivo Histórico Nacional, Pergaminos de la encomienda de Barbastro de la Orden del Hospital de Jerusalén, Pliego 8,  Jaime I concedía un privilegio real al comendador de la Orden de San Juan del Hospital de esa misma población. Artal de Luna se encontraba una vez más junto al rey  como testigo de este hecho. Junto a él, se encontraban el arzobispo de Tarragona, Aspàreg de la Barca, el conde Sancho y su hijo, Guerau de Cabrera, quien aparece con el título de conde de Urgell, Pedro de Ahones, Berenguer de Benavent, Ferran de Narbais, Ramón de Castellroselló, Roderix Ximenez  de Lusia y Lope Ximen de Lusia.

Dos días después, el 5 de julio, y  todavía desde Barbastro, datum apud Barbastrum, V mensis iulii era Mª CCª LXª prima,  Jaime I ponía bajo su protección  a la casa de la Orden del Hospital de Barbastro y a su comendador Hugo de Fullalquer, tal y como podemos ver en el documento signado con el número 21, Carpeta 638, que se encuentra en el Archivo Histórico Nacional.

Nuevamente vemos a Artal de Luna firmando como testigo junto al arzobispo de Tarragona, a Nuño Sancho, y Berenguer de Benavet entre otros:


Datum apud Barbastrum, V mensis iulii era Mª CCª LXª prima.Signum + Iacobi, Dei gratia regis Aragonum, comitis Barchinone et domini Montispesulani.Huius rei testes sunt: S., archiepiscopus tarrachonensis. Comes Sancius. G., comes urgellensis. Nuno Sancii. P. Aunes. Artaldo de Luna. Berengarius de Benaveto. Ferandus de Narbaiz. R. de Castello Rossilionis. Rodericus Exemen de Lusia. Lupus Exemen de Lusia.Sig+num Berengarii de Parietibus, qui mandato domini regis hoc scribi fecit loco, die et era prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Madrid. Órdenes Militares. Carpeta 638, nº 21.


El 11 de julio, y tal y como podemos ver en el pergamino signado con el número 216 que se encuentra custodiado en el Archivo de la Corona de Aragón,  encontramos de nuevo a Artal de Luna junto al monarca, esta vez en Lérida, donde Jaime I reconocía, después de hacer  cómputo  y examen de cuentas con el baile de dicha ciudad, Ramón Ramón, deber 784 marabatines, hipotecándole los réditos de la bailía de de Lérida, Tárrega y Almacelles. Junto a Artal de Luna, se encontraban entre otros Pedro Ahones, At de Foces, Ramón Berenguer de Aguer, Guillem de Anglesola, Ramón Folch, Ramón Galcerán, Aznar Lainez, Guillem Rabassa, y Pere de Ramón.

Fue durante estas fechas, cuando agravándose las desavenencias entre Jaime I y Guillem de Moncada, y tras los ataques perpetrados por parte de las tropas de este, que habían conseguido hacerse con el castillo de Alvari, en el Rosellón, decidía convocar a sus huestes, entre los que se encontraban lo Comte don Sanxo, e don Nuno, e don Fferrando e don Pero Aones, e don Ato de Foces, e don Artal de Luna. A finales del mes de agosto, las mesnadas reales ya habían conseguido destruir más de una treintena de torres y castillos del vizconde de Bearne, presentándose ante los muros del castillo de Cervelló y tomándolo en tan solo catorce días. De esta manera comenzaba su relato Zurita en los Anales de la Corona de Aragón:


El rey, habido consejo en cortes, mandó requerir a don Guillén de Moncada que desistiese de proseguir su pretensión por aquella vía, pues el conde y su hijo estarían a derecho con él. Mas don Guillén era muy poderoso y gran señor en Cataluña y tenía el señorío de Bearne, porque casó con la condesa Garsenda señora del vizcondado de Bearne; y fue hijo de don Guillén de Moncada y de doña Guillerma de Castelvell; y era el más emparentado barón que había en Cataluña. Y no curó de lo que el rey mandaba y entró por Rosellón con los barones y caballeros de su linaje; y combatió un castillo que se llamaba Alvarí que era de don Ramón de Castel Rosselló y tomólo por combate de lanza y escudo; y pasó a Perpiñán, a donde se fue a poner un caballero llamado Gisberto Barberá por servir a don Nuño, y con sobrado ánimo aventurándose más de lo que sus fuerzas bastaban, salió con los perpiñaneses a pelear con don Guillén de Moncada y fue vencido y preso.

Púsose por esta causa todo el principado en armas; porque don Ramón Folch vizconde de Cardona que era gran señor en Cataluña era enemigo del vizconde de Bearne; y acudió con los de su bando a valer al conde y a don Nuño en esta guerra.

Y el rey determinó de ir a remediar este daño y mandó juntar sus huestes en Aragón, y fue para Cataluña contra don Guillén. Ganaron de esta vez los del rey ciento y treinta fuerzas entre torres y castillos que eran de don Guillén de Moncada y de los de su linaje y parentela y de sus valedores; y en fin del mes de agosto de 1223 puso cerco sobre el castillo de Cervellón que es muy enriscado y fuerte junto a Barcelona; y ganólo en catorce días.

De allí partió el rey para poner cerco al castillo de Moncada, en el cual se había puesto don Guillén. Y estaban con él don Pedro Cornel, don Rodrigo de Lizana, don Vallés de Antillón, Bernaldo de santa Eugenia hermano de don Ponce Guillén y hasta ciento y treinta caballeros. En aquel cerco se hallaron con el rey: el conde don Sancho, don Nuño su hijo, el infante don Hernando, don Pedro Ahones, don Atho de Foces, don Artal de Luna y otros caballeros de la casa del rey, que todos podían ser hasta cuatrocientos.

Mandó el rey requerir a don Guillén de Moncada que le acogiese en el castillo, y él respondió que de buena voluntad le recibiera si le demandara de otra manera; mas visto que el rey había hecho tanto daño en su ejército contra él, no era obligado de entregarle el castillo. En este cerco, aunque el rey era muy mozo que no tenía más de catorce años, mandaba proveer con diligencia todo lo necesario. Y puso su real sobre un cerro que está sobre la villa a donde estuvo casi por espacio de dos meses.

Capítulo LXXVIII del Libro II  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


 

Folio 114 del capítulo LXXVIII del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde  aparece documentado  Artal de Luna  en el conflicto entre Jaime I y Guillem de Moncada.

 

No volvemos a tener constancia de Artal de Luna hasta casi un año después, más concretamente hasta el 26 de mayo del año 1224, anno domini incarnacionis MCCXX quarto, in era MCCLXª, secunda, VI calendas junii,  donde lo encontramos en Zaragoza junto a su padre, Lope Ferrench de Luna.  Junto a ellos, se encontraban entre otros, Pere López de Sadava, Pere Fernández de Albarracín, Pere de Pomar, Pere Pérez, y Guillem Rabassa. Todos ellos fueron testigos del homenaje que rindió Jaime I al arzobispo de Tarragona, Spareg de la Barca, homenaje y juramento de fidelidad que se realizó en casa de la hija de Ramón de Cervera (factum est homagium hoc apud Cesaraugustam in domo Elisabetis filie quondam Raimundi Cervera civis Cesarauguste).

Tenemos que esperar ahora dos años más para volver a encontrar juntos en un mismo documento a Artal de Luna y a Jaime I.  El 15 de marzo del año 1226, cerca de Calatayud, en Ariza, el rey confirmaba a la priora del monasterio del Hospital de Sijena, las donaciones que anteriormente les habían realizado primero su padre, y anteriormente su abuelo. Junto al rey y como testigos,  firmaban entre otros además de  Artal de Luna, Blasco de Alagón, Pere García de Aguilar, At de Foces, Rodrigo de Lizana, y  Lope Ferrench de Luna.

Gracias al Llibre dels Feyts sabemos que a mediados del mes de junio, Artal de Luna se presentaba en Teruel  tras  el llamamiento realizado por el rey a sus nobles con el objetivo de intentar una expedición contra los sarracenos de Valencia. El rey partió de Tortosa, en dirección a Horta de San Juan, que según contaba el propio rey, es del Temple, y de allí, a Teruel, donde debía reunirse con sus nobles y ricohombres. Sin embargo, y a pesar de la llamada del rey, noy uengren sino tan solament don Blasco Dalago, e don Artal de Luna, e don Ato de Foces.

También Zurita dejaba constancia del poco éxito que tuvo la convocatoria real:


En esta historia se dice que cuando llegó el plazo en que habían de estar juntos los ricos hombres del reino, no fueron a servir al rey sino don Blasco de Alagón que era muy principal barón y de los muy señalados y valerosos que hubo en aquellos tiempos, y don Artal de Luna y don Atho de Foces. Y que se gastó la munición y vitualla que tenían; y por esta causa fue forzado el rey de hacer treguas con Zeit Abuzeit rey de Valencia, con que le diese el quinto de las rentas de las ciudades de Valencia y Murcia sacando los pechos. Y otorgó al rey el tributo.

Capítulo LXXX  del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.

 


Folio XIIIv de la Crònica del rei en Jacme donde aparece documentado Artal de Luna en el capítulo sobre como el rey  Jaime I intentó una expedición contra los sarracenos de Valencia. Reproducción digital del manuscrito datado en Poblet. Celestí Destorrents. 17 de septiembre de 1343. Biblioteca de la Universidad de Barcelona. Fons de reserva, sig. Ms 1. Publicado por la Biblioteca Virtual Joan Lluís Vives. Año 2006.

 

Folio 115 del capítulo LXXX del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde  aparece documentado  Artal de Luna  en el llamamiento que el rey hizo para que sus caballeros  fueran a Teruel.

 

Fue durante este episodio, y tras la tregua pactada con Abu-Saïd, cuando Pedro Ahones, al mando de más de sesenta caballeros, decidía guerrear a los musulmanes de Valencia haciendo caso omiso de la tregua pactada por el rey. Es evidente que Jaime I no podía consentir de ninguna de las maneras este amotinamiento, haciéndolo primero reflexionar, llegando al enfrentamiento físico después, y tras su huida, siendo lanceado mortalmente  por Sancho Martínez de Luna, uno de los hombres fieles a Jaime I. Esto debió de ocurrir durante los primeros días del mes de julio:


A esto se añade en aquella historia que después de haberse concordado la tregua con el rey de Valencia, pasadas las tres semanas, se salió el rey de Teruel, y llegando a una aldea que se llama Calamocha, allí halló a don Pedro Ahones con hasta sesenta de caballo y dijo al rey que iba a hacer entrada en tierra de moros con don Sancho obispo de Zaragoza su hermano; y mandóle el rey que volviese con él hasta Burbáguena, diciéndole que le quería hablar en presencia de algunos ricos hombres de Aragón. Apeóse el rey en Burbáguena en una casa del Temple; y halláronse con él don Blasco de Alagón, don Artal de Luna, don Atho de Foces, don Ladrón, don Assalido de Gudal y don Pelegrín de Bolas. Y con ellos se detuvo el rey con intención -según después pareció- de prender a don Pedro; porque era a quien se daba toda la culpa de la confederación y liga que se hizo en Alagón. 

Capítulo LXXX del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Sin embargo, las desavenencias entre el rey y estos nobles habían comenzado como vimos, ya mucho antes de este intento de expedición contra Valencia, manteniéndose Artal de Luna  junto al monarca, tal y como nos relataba Jerónimo Zurita:


Vuelto el rey a Aragón salió don Guillén de Moncada a correr la tierra de don Nuño y fue sobre Tarrasa y ganóla con otro lugar que se decía Sarbos; y de allí fue sobre Piera y no la pudo entrar. Trujeron sus tratos secretamente don Guillén y el infante don Hernando y don Pedro Ahones. Y vínose don Guillén para Aragón a la villa de Tahuste, la cual tenía don Pedro en tierra de honor. Juntáronse con estos ricos hombres las ciudades y concejos de Zaragoza, Huesca y Jaca.

Y estaban en aquella sazón en Alagón con el rey don Nuño, don Pedro Fernández de Azagra que se había reducido a su servicio, don Blasco de Alagón, don Artal de Luna, don Rodrigo de Lizana y don Atho de Foces. Y allí se trató paz y confederación y liga entre el infante don Hernando, don Guillén de Moncada y don Pedro Ahones -que estaban ausentes- con don Nuño Sánchez y don Pedro Fernández, por medio de don Lope Jiménez de Luesia vasallo de don Nuño y hermano de don Ruy Jiménez; y enviaron sus mensajeros al rey haciéndole saber que venían a su servicio. Y llegando cerca de aquella villa salió el rey a recibir al infante y a don Guillén y a don Pedro; y entraron juntos en Alagón…

Capítulo LXXVIII del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Pero la muerte de Ahones no hizo más que servir de excusa a un sector de nobles para levantarse contra el rey,  nobles entre los que se encontraba el propio infante  don Fernando. Así lo cuenta el propio rey en su crónica, y es aquí, donde una vez más, Artal de Luna aparecía junto al monarca:  Enuiam en Ffrontera contra cels de Çaragoça don Blasco Dalago, don Artal de Luna: e no romas ab nos sino don Ato, e don Rodrigo Liçana, e don Ladro.

 


Folio XVIr de la Crònica del rei en Jacme donde aparece documentado Artal de Luna en el capítulo sobre como el infante don Fernando se reveló contra el rey  Jaime I. Reproducción digital del manuscrito datado en Poblet. Celestí Destorrents. 17 de septiembre de 1343. Biblioteca de la Universidad de Barcelona. Fons de reserva, sig. Ms 1. Publicado por la Biblioteca Virtual Joan Lluís Vives. Año 2006.

Entre tanto que el rey iba contra los lugares de Sobrarbe y Ribagorza que se tenían por don Pedro Ahones, levantáronse las ciudades y villas de Aragón, tomando la voz del infante don Hernando y de don Pedro Cornel con su parcialidad, sino fue la villa de Calatayud. Y enviaron por don Guillén de Moncada y vino a Aragón con toda la gente que pudo juntar.

Por esta causa ante todas cosas convino al rey que bajase de la montaña y vínose para Almudévar a donde estuvo tres semanas. De allí pasó a Pertusa y llegó a su servicio Ramón Folch vizconde de Cardona con don Guillén de Cardona su hermano y hasta sesenta de caballo. Allí proveyó el rey que estuviesen en Alagón en frontera contra Zaragoza don Blasco de Alagón y don Artal de Luna; y quedaron con el de Aragón don Atho de Foces, don Rodrigo de Lizana y don Ladrón. 

En aquella sazón el obispo don Sancho Ahones, en venganza de la muerte de su hermano don Pedro, había ayuntado mucha gente de su parcialidad, y con ella salió de noche de Zaragoza contra la villa de Alcubierre; y tomaron el lugar y fue puesto por su gente a saco. Esto era en cuaresma y el obispo según en la historia se escribe absolvía a su gente a culpa y a pena de los daños que hacían y dábales licencia que pudiesen comer carne y concedíales otras indulgencias. 

Salieron otra vez los de Zaragoza con su hueste y fuéronse a poner junto al Castellar; pero don Blasco y don Artal de Luna que estaban en Alagón, salieron contra ellos y pasaron a Ebro y acometiéronlos muy de sobresalto en la sierra que está junto del Castellar; y fueron los de Zaragoza vencidos, y quedaron entre muertos y presos hasta trecientos en el campo.

Capítulo LXXXI del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Folio 117 del capítulo LXXXI  del Libro II de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde  aparece documentado  Artal de Luna  en el enfrentamiento entre Jaime I y el infante don Fernando.

 

Pero si antes tuvimos que esperar dos años para encontrar juntos a Artal y al rey, ahora debemos esperar hasta el año 1231 para que esto vuelva a ocurrir. El 4 de abril de ese año, en Tudela, Artal de Luna, Pere Fernández de Albarracín,  Roderic de Lizana, Artal de Foces, Rodrigo de Lizana, Ximèn de Urrea, Blasco Maza, Pere Sans, Pere Pérez, y Guillem de Montcada, rendían juramento de fidelidad al prohijamiento mutuo realizado entre Jaime I y Sancho el Fuerte, rey de Navarra. Este prohijamiento entre los dos monarcas se produjo el 2 de febrero de ese año, y aunque bien es cierto que no sabemos con seguridad si el monarca aragonés permaneció en Tudela hasta el juramento de fidelidad realizado tanto por navarros como por aragoneses, es lógico pensar que así fue:


Esta concordia, por mandado de los reyes, se juró por los ricos hombres y síndicos de las ciudades y villas de sus reinos. Por parte del rey de Navarra juraron: don Sancho Fernández de Montagudo, don Juan Pérez de Baztán, don Pedro Martínez de Subiza, don Pedro Martínez de Lehet, don Jimeno de Aibar, don Pedro Jordán, don García Garcez de Aoiz, don Lope Garcez de Arci, don Miguel de Guerrez, don Garci Jiménez de Varayz, don Pedro Garcez de Arroniz, don Pedro Jiménez de Olleta; y seis procuradores de cada una de las villas de Navarra en nombre de todos los otros, que cumplirían y guardarían la jura de su señor el rey de Navarra. Los que juraron de Aragón esta concordia entre los reyes fueron: don Pedro Fernández de Azagra señor de Albarracín, don Atho de Foces mayordomo del rey de Aragón, don Guillén de Moncada, don Rodrigo de Lizana, don Artal de Luna, don Jimeno de Urrea, don Blasco Maza, don Pedro Pérez justicia de Aragón, don Pedro Sanz notario del rey, y seis procuradores de las ciudades y villas de Aragón en nombre de todo el reino. Y testificóse el instrumento de esta jura a cuatro días del mes de abril del mismo año.

Capítulo XI del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


 

Recreación de Artal de Luna.

 

Nuevamente debemos esperar unos años para encontrarnos con el siguiente documento, fechado apud Gerundam III nonas marcii anno Domini MCCXXXª tercio, es decir, el 4 de marzo del año 1234. Tal y como vemos en este documento que se encuentra en el Archivo de la Corona de Aragón (pergamino 516 de Jaime I, Registro 25, folio 154), Artal de Luna figuraba junto a Guillem de Montcada, Bernat de Santa Eugenia, Galcerán de Cartella, Ramón de Palau, y Assalit de Gudal, como testigo de la aprobación que hacía  el rey de la compra realizada por Hugo de Cerviá a Guillem de Cerviá del castillo y villa de Púbol.

Al mes siguiente, el 24 de abril y en Trasmoz (Datum apud Trasmonç VIII calendas madii Era MCCLXXIIª) Artal de Luna vuelve a aparecer documentado junto al infante Fernando, Blasco de Alagón, Ximen de Urrea, García Romeu, Artal de Alagón, y Blasco Maza como testigo de un diploma mediante el cual Jaime I ampliaba los beneficios otorgados al monasterio de Veruela:


Datum apud Trasmonç, VIIIº kalendas madii, Era Mª CCª LXXª IIªSignum + Jacobi, Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comes Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.Huius rey testes sunt: dompnus Ferrandus, infans Aragonum. Dompnus Nunio Sancii. Dompnus Blaschus de Alagone, maiordomus Aragonum. Artallus de Luna. Eximinus de Urreya. Garcia Romei. Artallus de Alagon. Blasco Maça.Sig+num Guilermi Scribe qui mandato domini regis pro Guillermo Rabacie notario suo hanc cartam scripsit loco die et era prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Madrid. Clero. Pergaminos del monasterio de Veruela. Carpeta 3763, nº 2.


No vuelve a aparecer documentado Artal hasta el día 13 del mes de octubre del año 1236, cuando asistía a las Cortes convocadas por Jaime I en Monzón,  y donde se tenía previsto tratar tres asuntos de importancia:  el asedio y conquista de la ciudad de Valencia,  la observancia de la paz entre sus súbditos, y  la confirmación de la moneda jaquesa:


Acabado esto el rey se vino para Aragón y fue a la ciudad de Huesca. Y por el mes de octubre de este año estuvo en Monzón, a donde se habían convocado cortes generales. Y concurrieron en ellas don Guillén de Mongriu procurador de la iglesia de Tarragona y los obispos de Barcelona, Zaragoza, Tarazona, Vic y Tortosa, los maestres del Temple y del Espital y algunas religiosas personas muy notables, entre las cuales se halló Ramón de Peñafort varón muy famoso en religión y gran doctrina. Halláronse también en estas cortes: el infante don Hernando tío del rey, Roger Bernardo conde de Fox, Ponce de Cabrera conde de Urgel y Ponce Hugo conde de Ampurias, don Nuño Sánchez, don Guerao vizconde de Cabrera, don Guillén de Cardona, Ramón Berenguer, don Guillén de Moncada y don Pedro de Moncada que fue hijo de don Guillén Ramón de Moncada senescal de Cataluña y nieto del rey don Pedro, don Berenguer de Puchvert, don Guillén y don Berenguer de Anglesola, Bernaldo de Portella, Hugo de Mataplana, Galcerán de Pinos, Pedro de Berga, Guillén de Aguilón, Pedro de Granada, don Ramón de Peralta, don Pedro vizconde de Vilamur, Ramón Guillén de Odena, don Berenguer de Eril, don Guillén de Cervera y otros muchos barones de Cataluña.

Del reino de Aragón estuvieron: don Pedro Cornel mayordomo del reino, don Bernaldo Guillén tío del rey, don García Romeu, don Jimeno de Urrea, don Atorella, don Artal de Luna, don Blasco de Alagón, don Rodrigo de Lizana, don Blasco Maza, don Berenguer de Entenza y don Gombal de Entenza, don Jimeno de Foces, Assalido de Gudal, Fortuño de Vergua y don Jimeno de Luesia, siendo Pedro Pérez justicia de Aragón, y los procuradores de las ciudades y villas del reino y de Tortosa y Lérida.

Capítulo XXVI del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Folio 147 del capítulo XXVI del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde  se habla de las Cortes convocadas en Mozón por Jaime I en octubre del año 1236.

 

La siguiente vez que encontramos documentado a Artal junto al rey es ya en el año 1237,  en el castillo de Cebolla, en el Puig de Santa María. El 25 de junio de ese año, datum apud castrum de Çebola VII kalendas julii Era MCCLXXVª,  Artal de Luna junto al infante Fernando, Pere Cornel, García Romeu, Pérez Fernández y Ximen de Urrea entre otros, era testigo de la concesión realizada a Rodrigo Ximen de Tauste  de las casas propiedad de Çod Alfaravill, en el lugar de Villafamés:


Datum apud castrum de Çebola, VII kalendas julii era Mª CCª LXXª quinta… Signum + Jacobi, Dei gratis regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. Huius rei testes sunt: Dompnus F. infans Aragonum. Dompnus P. Cornelii, majordomus Aragone. Dompnus Garcia Romei. Dompnus P. Ferrandi. Dompnus Artallus de Luna. Dompnus Ex. de Urrea. Dopnus Ladro. Dopnus Ex. Lupi Danvios, majordomus curie. Sig+num Guillermi Scribe, qui mandato domini Regis pro [domino Berengario], barchinonensi episcopo cancellario suo, hec scribi fecit loco die et anno prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Madrid. Órdenes Militares. Pergaminos. Carpeta 481, nº 55R. 


Unos días después, el 1 de julio, es el propio Artal de Luna quien recibía de Jaime I la donación de las villas y castillos de Paterna y Manises:


Sit omnibus manifestum quod nos Iacobus… cum presenti carta per nos et omnes successores nostros, de voluntate et graciaspeciali et liberalitate nostra, damus et concedimus per hereditatem propiam, liberam et francham vobis dilecto et fideli nostro dompno Artaldo de Luna et vestre posteritate sive orogeniei in perpetuum castrum et villam de Paterna et castrum et villam de Manizes iuxta eam, que sunt in termino de Valencia, cum onmibus terminis et pertinenciis suis et  cum pratis, pascuis, erbis, aquis et lignis et cum terris cultis et incultis, cum molendinis et furnis, cum turribus et alcareis et fortitudinibus et melioramentis ibi factis et faciendis et cum omnibus et singulis, que prove vel longe pertinent vel pertinere  debent ad castra et villas dictas, cum homnibus eciam et mulieribus, qui ibi populaverint et habitaverint, as habendum, sciicet, perpetuo et tenendum, possidendum et expletandum franche et libere, ad dandum eciam et vendendum, impignorandum, alienandum, ad populandum et stabiliendum et ad omnes vestras propias et vestrorum voluntates perpetuo faciendas, cui vel quibus volueritis, cum omni domino et potestate nostra atque iure, sine omni nostra nostrorunque retencione, quam ibi non facimus ullo modo.

Datum apud castrum de Cebolla, kalendas iulii era M.CC.LXXV.

Archivo del Reino de Valencia. Libro IV. Enajenaciones. Folio 197.


El apunte de esta donación se realizaba en el Llibre del Repartiment unos días después, el día 9 de ese mismo mes:


Artallus de Luna, alqueriam de Paterna et Maneçar. VII idus julii.

Archivo de la Corona de Aragón. Barcelona. Cancillería Real. Registre 5, f. 1r.


Ese mismo mes, el día 9,  vuelve a aparecer Artal de Luna  como testigo de la donación hecha por Jaime I al abad de La Grassa,  de la iglesia de San Vicente y de unas tierras en la ciudad de Valencia, B. abbas de Crassa, ecclesiam Sancti Vincentii et XXX jovatas terre in termino de Valentia. VII idus julii (Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería Real. Registro 5, folio 1r.)

Eran testigos de esta donación Junto a Artal de Luna, el infante Fernando, Pere Cornell, Pedro Fernández de Azagra, García Romeu, Eximén de Urrea, Berenguer de Entença, y Guillem de Aguiló.

La siguiente aparición documental de Artal de Luna la encontramos fechada también en el Puig de Santa María, el día 1 de agosto, datum apud castrum de Cebolla, kalendas augusti, era M.CC aeptuagesima quinta, donde aparece como testigo del cambio realizado por parte de Jaime I a Rodrigo Jiménez de Luesia de la villa y castillo de Xivert por la alquería de Foyos:


Datum apud castrum de Cebolla, kalendas augusti Era Mª CCª LXX quinta.  Signum + Jacobi Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Huius rei testes sunt: Dompnus F. infans Aragonum, P. Cornelii maiordomus Aragonum. Bernardus Guillermi. P. Ferdinandi d’Açagra, Artallus de Luna. Berengarius de Entença, Garcia Romei, Eximinus de Urrea.

Sig+num Guillermi Scribe, qui mandato domini regis pro domino Berengario barchinonense episcopo cancellario suo hec scribi fecit, loco die et era prefixis.

Guillermus Gaucerandi publici notarius Valencie + hec fideliter translatavi die et anno ut in prima.

Archivo Histórico Nacional. Madrid. Órdenes Militares. Pergaminos. Carpeta 481, nº 56R. 


Armas de Artal de Luna.

 

Nuevamente tenemos que dar un pequeño salto en el tiempo para volver a tener constancia documental de Artal. El 27 de diciembre de ese mismo año, 1237,  aparece junto al rey en Zaragoza, datum apud Cesaraugustam, VI kalendas Ianuarii, era M.CC.LXX quinta. En esta ocasión figura como testigo de la donación realizada por Jaime I a Eximen Pérez de la villa y castillo de Andilla:


Datum apud Cesaraugustam, VI kalendas ianuarii, era M.CC.LXX quinta. Signum + Jacobi Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

Huius rei testes sunt: A. infans Aragonum; P.Cornelii, maiordomus Aragonum; G. Romei; dompnus Ladro; A. de Luna.   

Sig+num Guillermi Scribe, qui mandato domini regis pro domino Berengario barchinonense episcopo cancellario suo hec scribi fecit, loco die et era prefixis.

Archivo del Reino de Valencia. Jurisdicciones de ciertos barones. Real 495, folio 70v.


Ya durante el asedio a la ciudad de Valencia, el 23 de julio de 1238, datum in obsidione Valencie, X kalendas augusti, era M.CC.LXXVI, Artal de luna firmaba una vez más como testigo, esta vez, de la donación que el rey hacía a Seguino, portero de la reina, de varias casas en Valencia propiedad de  Mahomat Alazradi Azabach:


Datum in obsidione Valencie, X kalendas augusti, era M.CC.LXXVI.     

Signum + Jacobi Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Huius rei testes sunt: F. infans Aragonum; P. Ferrandi de Azagra; A. de Luna; R. de Liçana; G. de Montechatano. 

Sig+num Guillermi Scribe…

Archivo de la Catedral de Valencia. Libro de la Bisbalía, número 2329.


Un mes después, el 20 de agosto de 1238, datum in obsidione Valencie, terciodecimo kalendas septembris, era M.CC.L.XX sexta, Artal de Luna figuraba como testigo en la donación que el rey hacía a Martín Sánchez de Loris de varias casas propiedad de Avençada y Avencetuqui, y de seis yugadas de tierra en Rambla:


Datum in obsidione Valencie, terciodecimo kalendas septembris, era M.CC.L.XX sexta. 

Signum + Jacobi Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Huius rei testes sunt: F. infans Aragonum; P. Ferr. de Açagra; G. Romei; R. de Liçana; A. de Luna.                   

Sig+num Guillermi Scribe…

Huici, A. Colección diplomática número 1038.


Hasta en cuatro ocasiones encontramos documentado a Artal de Luna durante el mes de septiembre. La primera de ellas el día 11, datum in obsidione Valencie, tercio idus septembris, era M.CC.LXX sexta, en la donación hecha por el rey a Juan de Estada de varias casas y tierras en Rambla:


Datum in obsidione Valencie, tercio idus septembris, era M.CC.LXX sexta.  Signum + Jacobi Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.  Huius rei testes sunt: F. infans Aragonum; P. Cornelli, maiordomus Aragonum; R. de Liçana; G. de Montecathano; A. de Luna Sig+num Guillelmoni Scribe…

Archivo de la Catedral de Valencia, pergamino 1803.


La segunda de ellas el día 14, datum in obsidione Valencie, XVIII kalendas octobris, era M.CC.LXX sexta, en la donación que el rey hacía a Bernardo de Rosanis:


Datum in obsidione Valencie, XVIII kalendas octobris, era M.CC.LXX sexta.     

Signum + Jacobi Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

Huius rei testes sunt: F. infans Aragonum; Nuno Sancii; R. de Lizana; G. Romei; A. de Luna.

Sig+num Guillelmoni Scribe…

Archivo de la Catedral de Barcelona. Libro I. Antig. Folio 260, número 703.


La tercera de las donaciones en las que Artal figuraba de testigo la realizaba Jaime I a favor de Pedro Valimaña el día 27, a quien donaba las Cuevas de Bexix:


Data in obsidione Valencie, V kalendas octobris, era M.CC.LXX. sexta. Signum + Jacobi Dei gratia regis Aragonum et regni Maioricarum, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Huius rei testes sunt: F. infans Aragonum; P. Ferrer de Açagra; R de Liçana; G. Romei; A. de Luna.

Sig+num Guillelmoni Scribe…

Archivo del Reino de Valencia. Jurisdicciones de ciertos barones. Real 495, folio 107, II.


Pero la cuarta y última ocasión en la que figuraba nuestro caballero, esta vez jurando fidelidad a las estipulaciones pactadas,  era nada menos que en la capitulación de la ciudad de Valencia realizada en Ruzafa el día 28, datum in Ruçaffa, in obsidione Valencie IV calendas octobris era MCCLXX sexta, capitulación aceptada por el rey Çayen:


Et pro hiis omnibus firmiter atendendis, complendis et observandis, nos in propria persona iuramus et facimus iurare dominum Ferrandum, infantem Aragonum, patruum nostrum, et domnum Nunonem Sancii, consanguineum nostrum, et domnum P. Cornelii, maiorem domus Aragonum, et domnum P. Ferrandi de Açagra, et domnum Garciam Romei, et domnum Rodericum de Liçana, et domnum Artallum de Luna, et domnum Berengarium de Entença, et G. d’Entença, et domnum Atorella, et domnum Assallitum de Gudal, et domnum Furtunii Açnariç, et domnum Blascum Maça, et Rogerium comitem pallariensem, et Guillermum de Montecatano, et R. Berengarium de Ager, et G. de Cervilione, et Berengarium de Eril, et R. G. de Odena, et Petrum de Queralt, et Guillermum de Sancto Vincencio…

Archivo de la Corona de Aragón. Pergaminos de Jaime I, número 734.


Como no podía ser de otra forma, Jerónimo Zurita recogía este importante pasaje en sus Anales de la Corona de Aragón:


Por el asiento que el rey hizo con Zaén el mismo día que se entró la ciudad, parece que fue permitido a los moros que se quisiesen ir, que sacasen sus armas y todos sus bienes; y fueron asegurados desde el día que saliesen hasta veinte días siguientes. Y al rey moro se dieron treguas por ocho años por sí y por sus vasallos, y prometió el rey que en este tiempo no le haría guerra ni daño alguno, ni la permitiría hacer contra Denia y Cullera. De esto hizo el rey juramento ante Zaén, y mandó que jurasen de hacerlo así cumplir los prelados y ricos hombres; y en presencia suya juraron el infante don Hernando tío del rey, los arzobispos de Tarragona y Narbona y los obispos de Barcelona, Zaragoza, Huesca, Tarazona, Segorbe, Tortosa y Vic, don Nuñoz Sánchez, don Pedro Cornel mayordomo del reino de Aragón, don Pedro Fernández de Azagra, don García Romeu, don Rodrigo de Lizana, don Artal de Luna, don Berenguer de Entenza, don Atorella, don Assalido de Gudal, don Fortún Aznárez, don Blasco Maza, Roger conde de Pallás, don Guillén de Moncada, Ramón Berenguer de Ager, Guillén de Cervellón, Berenguer de Eril, Ramón Guillén de Odena, Pedro de Queralt y Guillén de San Vicente.

Capítulo XXXIII del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Folio 153 del capítulo XXXIII del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde  se habla de la rendición de Valencia.

 

Recreación de Artal de Luna.

 

También figuró Artal de Luna como testigo en la donación hecha a la Catedral de Valencia, donación que recogía el arzobispo de Tarragona, el 18 de octubre de 1238:


Datum apud Valenciam, quinto decimo kalendas novembris Era Mª CCª LXXª sexta.

Sig+num Jacobi, Dei gratia regi Aragonum, Maioricarum et Valencie, comiti Barchinone et Urgelli et domini Montispesullani. 

Huius rey sunt testes:  F. infans Aragonum.  Nuno Sancii. P. Ferrer de Azagra. R. de Liçana. A. de Luna.   

Sig+num Guillermi Scribe, qui mandato domini regis pro domino Berengario barchinonense episcopo cancellario suo hoc scripsit loco die et era prefixis.

Archivo de la Catedral de Valencia. Pergamino 35: 2 Libro de la bisbalía número 2302.


Así como en la donación hecha ese mismo día a la Orden del Temple, donación recibida por Guillem de Cardona:


Datum apud Valenciam, XVº kalendas novembris era Mª CCª. LXXª. Sexta.

Sig+num Jacobi, Dei gratia regi Aragonum, Maioricarum et Valencie, comiti Barchinone et Urgelli et domini Montispesullani.

Huius rey testes sunt: dompnus G., infans Montaragon, G. Romey. Eximen de Urrea, dompnus Nuno Sancii. Petrus Ferrandi de Acagra. Arthaldus de Luna. Arthaldus de Alagone. 

Signum Guillelmi scribe, qui mandato domini regis, per dominum Berengarium Barchinone espiscopum cancellarium suum, hec scribi fecit loco, die et era prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Códice 543c. Folio 36v y 37r.


Sin embargo, resulta curioso que en el Llibre dels Feyts, Artal de Luna no aparezca ni una sola vez nombrado ni durante el sito de Valencia, ni durante su asedio, cuando documentalmente hemos visto que sí estuvo presente.

De hecho, Artal de Luna siguió figurando como testigo de varias donaciones más realizadas por Jaime I durante el resto del año. El día 29 de octubre figuraba como testigo de la donación hecha por el monarca a Simón Gil,  el 18 de noviembre lo hacía en la autorización que el monarca daba al abad Berenguer de Santa María de Amer para constituir una notaría pública en la villa de Amer y en la donación hecha a Joan de les Celles de varias casas en Valencia. Y el día 28 lo hacia en el convenio celebrado en Valencia entre Jaime I, el infante Pedro de Portugal, y el obispo de Mallorca, datum apud in Valenciam V calendas decembris anno Domini MCCXXX octavo.

Lo mismo ocurría durante el mes de diciembre. Artal de Luna aparece como testigo en  documentos fechados los días 19 y 20 de ese mes.

Icluso Jerónimo Zurita, en sus Anales, lo sitúa en el momento de decidir fuero para la ciudad de Valencia:


Entonces se ordenó fuero particular por el cual se juzgase Valencia. Y entre los prelados y ricos hombres y caballeros que intervinieron en ordenarlo, según afirma Pedro Antonio Beuter -autor bien diligente y curioso investigador de las antigüedades de aquel reino- fueron de Aragón don Vidal obispo de Huesca, don Bernaldo de Montagudo obispo de Zaragoza, don García obispo de Tarazona, don Pedro Fernández de Azagra señor de Albarracín, don Pedro Cornel, don García Romeu, don Jimeno de Urrea, don Artal de Luna, don Jimen Pérez de Tarazona, Ramón Muñoz, Andrés de Liñán, Pedro Martel. Pero sobre esto hubo después grandes diferencias, pretendiendo los ricos hombres y caballeros de Aragón que fueron heredados en aquel reino que no se pudo ordenar este fuero y que habían de ser juzgados a fuero del reino de Aragón.

Capítulo XXXIV del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Folio 154 del capítulo XXXIV del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580) de Jerónimo Zurita, donde  se habla de los fueros otorgados a la ciudad de Valencia.

 

El 11 de enero del año 1239, Artal de Luna seguía en Valencia, seguramente al cargo de sus posesiones en Manises y Paterna. Ese día, datum Valencie III idus januarii era MCCLXX septima,  figuraba como testigo de la donación realizada a los frailes Menores en Valencia:


Datum Valencie III idus januarii era MCCLXX septima.  Sig+num Jacobi, Dei gratia regi Aragonum, Maioricarum et Valencie, comiti Barchinone et Urgelli et domini Montispesullani.

Huius rey testes sunt: Petrus Ferrandi de Açagra, Artaldus de Luna; Assallitus de Gudal.

Signum Guillelmoni scribe…

Archivo del Reino de Valencia. Mandamientos año 1609. Libro 9, mano 108, folio 1.


Sin embargo, ya no volvemos a ver documentado a Artal hasta el día 22 de noviembre,  fecha en el que aparece también en Valencia, como testigo de la concesión de leuda, peso, y peaje realizada por parte del rey a los habitantes de Valencia:


Datum Valencie X kalendas decembris anno Domini Mº CC XXX nono. Sig+num Jacobi, Dei gratia regi Aragonum, Maioricarum et Valencie, comiti Barchinone et Urgelli et domini Montispesullani. 

Testes sunt Guillelmi Romeu, Eximinii de Urrea, Petrus Ferrandiç de Açagra, Guillelmus d’Entença, Artaldus de Luna.  Sig+num Guillemoni scribe, qui de mandato domini regis….

Archivo de la Corona de Aragón. Barcelona. Códice 9 de la Casa Real, f. 2v.


Tenemos constancia documental de que Jaime I se encontraba el día 21 de mayo de 1239 en Játiva, donde concedía a la curia de Valencia varias casas frente a la catedral, y que desde el 15 de julio hasta el 6 de octubre se alojó  en Montpellier. De Montpellier viajó a Lérida, y desde allí, nuevamente a Valencia, donde ya aparece documentado como antes hemos visto el 22 de  noviembre.

En ninguna de la documentación existente fechada en el tiempo que estuvo Jaime I fuera de Valencia, es decir, del 21 de mayo hasta el 21 de noviembre, aparece Artal de Luna como testigo ni firmante, cosa que si hace en el momento en el que el rey vuelve a Valencia, por lo tanto es lógico pensar que durante todo este tiempo Artal de Luna permaneció en sus dominios de Paterna y Manises.

Una vez más marchaba en 1240 Jaime I de Valencia. Aunque es cierto que el día 13 de enero todavía esta en la ciudad, el 17 de enero lo encontramos ya en Tortosa, datum Dertuse, XVI kalendas februarii, anno Domini M.CC:XXX nono, desde donde concedía a Pedro Andador el lugar de Argüines, y el 20 de febrero en Calatayud, desde donde junto a la reina, Jaime I reconocía haber recibido de los templarios de Monzón,las joyas que les había entregado en custodia.

Nuevamente, en ninguno de estos documentos aparece Artal de Luna como firmante, sin embargo, si lo hace cuando el rey se encontraba de nuevo en Valencia.  El 15 de julio de 1240, datum Valencie idus julii anno Domini MCCXL, aparecía junto al infante Fernando, a Pere Cornel, y a Ximen de Foces entre otros, como testigo del acuerdo pactado entre Jaime I y la Orden del Hospital con respecto al castillo de Cullera.

También lo documenta en este mes Jerónimo Zurita, estando Artal presente en el concierto y juramento hecho entre el rey y varios caballeros en lo referente a la guerra de Villena:


Habían ido a servir al rey en esta guerra estando en Valencia don Pedro Fernández de Azagra señor de Albarracín, don Pedro Cornel que era mayordomo del reino de Aragón, don Artal de Luna, don García Romeu y don Jimeno de Urrea. Y porque estaban desavenidos del rey y fuera de su gracia, se concertaron de volver a su servicio. Y el rey por esta causa en fin del mes de julio del año de 1240, hizo juramento en manos de don Vidal obispo de Huesca, que todo el tiempo que fuesen sus vasallos les sería señor fiel y leal, y los ternía cerca de sí en su consejo honrados y favorecidos, y con todo su poder procuraría su bien y acrecentamiento, y desviaría todo el mal y daño que venir les pudiese como buen señor lo debía hacer con sus buenos vasallos. Ellos hicieron pleito homenaje que todo el tiempo que fuesen sus vasallos, les serían fieles y leales servidores con sus personas y parientes.

Capítulo XXXVII del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Nuevamente se suceden los documentos datados en Valencia donde Artal de Luna aparece como firmante: el 26 de julio cuando Jaime I recibe el vasallaje de varios ricohombres, y en la donación hecha por el monarca al convento de Santa Eulalia de la Merced de Valencia, el 28 de julio cuando el rey recibía las cuentas de Romeo Durfort, baile de Barcelona,  y el 9 de agosto en la donación realizada a Juan Esquerdo de Mora de varias tierras en Cotellas. Esta, la del 9 de agosto, es la última documentación que tenemos donde aparece Artal de Luna durante 1240:


Datum Valencie, V idus augusti, anno Domini M.CC.XL.  Sig+num Jacobi, Dei gratia regi Aragonum, Maioricarum et Valencie, comiti Barchinone et Urgelli et domini Montispesullani.   

Testes huius rei sunt: F. infans Aragonum; Petrus Ferrandi, dominus de Albarrazino; Petrus Cornelii, maiordomus Aragonum; Eximinus de Urea; Artallus de Luna.     

Sig+num Guillemoni scribe, qui de mandato domini regis….

Archivo de la Catedral Valencia. Pergamino 1813.


La estancia del rey en Valencia durante el año siguiente, 1241, fue mínima.  El 17 de febrero se encontraba ya en Gerona, donde parece ser que permaneció hasta el mes de abril. El 18 de ese mes, ya aparece documentado en Montpellier, donde permaneció hasta al menos el 7 de junio. El siguiente documento que encontramos está fechado el 13 de septiembre, y sitúa a Jaime I en Barcelona. Allí permanece el rey hasta el día 1 de enero de el año 1242.

El día 6 de ese mismo mes, Jaime I se encontraba en Perpiñán, el 21 en Gerona, y el 30 en Tarrasa. El 3 de febrero Jaime I se alojaba en Villafranca del Penedés, el día 15 en Lérida, y el 18 de abril en Monreal.

Aunque realizó una visita fugaz a Valencia el 19 de mayo, días después lo encontramos en Artana, volviendo a Valencia el día 13 de junio, permaneciendo en la ciudad hasta finales de diciembre

Artal de Luna no aparece durante estos años, 1241 y 1242, documentado ni una sola vez junto a Jaime I, quizás debido a las ausencias tan prolongadas del monarca, quizás al trabajo y consolidación de sus posesiones en  tierras valencianas.

Prácticamente ocurre lo mismo durante el año 1243. Barcelona, Lérida, Montpellier, Perpiñán, y Caldas de Malavella, son los lugares donde encontramos a Jaime I documentado antes de que se aloje por primera vez en ese año en Valencia, cosa que hizo el 22 de septiembre, sin embargo, ya aparece documentado en Bairén el 27 de septiembre. De ahí viaja el rey a Corbera, y después a Játiva. Nuevamente la documentación referente a Artal de Luna es totalmente nula, no acompañando al monarca en ningún momento, excepto cuando el 27 de noviembre, Jaime I volvía a Valencia. En esa fecha, Artal de Luna liberaba al rey de los 20.000 morabatines que le adeudaba por el empeño de los castillos de Sora, Castellar, y Luna. Así pues a finales del año 1243, Artal de Luna parece ser que seguía en Valencia.

 


Jaime I frente a un caballero portando en el escudo las barras reales. Miniatura del folio 72v del  “In excelsis Dei Thesauris”, de Vidal de Canyelles (1290-1310).

Sin embargo, la primera noticia documental que tenemos ya en el año 1244 de Artal de Luna junto al rey, la encontramos fechada el 5 de septiembre durante el sitio de Biar:


Datum in exercitu de Biar, nonas septembris anno Christi Incarnacionis Mº CCº quadragesimo quarto. 

Signum + Jacobi, Dei gratia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Huius rei testes sunt: F. infans Aragonum, G. de Entença, P. Cornelii. A. de Luna. R. de Liçana. 

Signum + Guillemoni Scribe, qui mandato domini Regis hec scribi fecit, loco die et anno prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Clero. Carpeta 53 nº 1.


Y aunque Jaime I hizo una visita a Valencia el 12 de septiembre, pronto regresaba al sitio de Biar, donde debía de permanecer Artal de Luna con sus hombres. Así, el 24 de octubre, Artal de Luna firmaba como testigo en el sitio de Biar de la licencia otorgada al maestre del Temple por parte de Jaime I, para que pudiera construir varias casas en la muralla de Burriana:


Data in obsidione de Biar, VIIII kalendas novembris anno Domini Mº CC XLº quarto.                                   

Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. Testes huius rei sunt: Dompnus F. infans Aragonum. P. Cornelii.  Rodericus de Lizana. P. Maza.  Artaldus de Luna. Gombaldus de Entenza.           

Signum + Guillemoni Scribe, qui mandato domini Regis hec scribi fecit, loco die et anno prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Madrid. Órdenes Militares. Pergaminos. Carpeta 481, nº 78R.


Continuaba el asedio a Biar el 19 de diciembre, cuando Jaime I confirmaba a B. de Solerio las compras de tierras y casas en el término de Valencia, siendo testigo de ello Artal de Luna:


Datum in exercitu de Biar, XIV kalendas ianuarii, anno Domini M.CC.XL quarto.     Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

Testes sunt: F. infans Aragonum; G. de Entenza;  A. de Luna; P. Ferrandi; R. de Liçana. 

 Signum + Guillemoni Scribe, qui mandato domini Regis hec scribi fecit, loco die et anno prefixis.

Archivo de la Catedral de Valencia, pergamino 1807.


Durante todo el año 1245 no aparece ni una sola vez documentado Artal de Luna, y durante el año siguiente, 1246, la primera noticia que tenemos está fechada el 17 de noviembre, y ya no en Valencia, sino en Zaragoza: datum Cesarauguste X calendas decembris anno Domini MCCXLVI.

El día 22 seguía Artal de Luna junto al rey en Zaragoza. Era en esta ocasión testigo de la reglamentación que Jaime I hacía de la tributación de las manos muertas en Valencia y en todo su término:


Datum Cesarauguste, X Kalendas decembris, anno Domini M.CC.XL.VI.     Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comiti Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Testes sunt: dompnus P. Cornelii; A. de Luna; L. Eximini de Lusia; M. Lupi de Rivols; S. Martini de Oblitis.

Signum + Guillemoni Scribe…

Archivo Municipal de Valencia, pergamino número 12.


Unos días después, el 26 de noviembre, Jaime I se alojaba en Alagón, datum in Alagone VI calendas decembris anno Domini MCCXL sexto, donde el rey otorgaba al monasterio de Piedra unas viñas situadas en Cascajo, cerca de Zaragoza, a cambio de unos maravedis que este les debía. Nuevamente vemos aquí a Artal de Luna como firmante de este documento:


Datum in Alagone VI calendas decembris anno Domini MCCXL sexto. Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

Testes sunt: F., infans Aragonie. P. Cornelii. A de Luna. B. de Maya. Lop Eximen de Lusia. P de castellaçolo. Eximen Petri, Johan de Logran.  Signum Guillelmi scribe, qui mandato domini regis hec scribi fecit loco, die et anno prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Clero. Piedra. Zaragoza. Carpeta 3669, número 4.


Desde Alagón, el rey debió de viajar hasta Huesca, o al menos eso lo que muestra la documentación. El día 1 de febrero se encontraba ya en esta ciudad donde debió de permanecer hasta al menos el día 17 de ese mismo mes. Varios son los diplomas y donaciones que otorga el rey entre esas fechas, pero curiosamente, Artal de Luna no aparece ni como testigo ni como firmante en ninguna de ellas.

 


Pertrechos y yelmo de Artal de Luna donde se puede leer la leyenda Ave María.

 

Tenemos que esperar hasta el 10 de marzo del año 1247 para ver de nuevo a Artal de Luna junto al monarca, esta vez en Ejea, cuando Jaime I concedía a los dominicos de Barcelona agua para regar sus huertos:


Datum Exee, VI idus marcii, anno Domini M.CC.XL septimo.   Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Testes sunt: F. infans Aragonum; P. Cornelii; G. Romei;  A. de Luna; Ex. Petri.    Signum Guillelmoni scribe…

Archivo de la Corona de Aragón. Pergaminos de Jaime I, número 1115.


Ya no volvemos a tener más constancia de Artal de Luna hasta el año 1248, más concretamente hasta el 24 de marzo, durante el sitio de Luchente. Desde allí, Jaime I entregaba a censo la alquería de Thiu, cerca de Játiva, a Baldovino de Baldovino y a su hermano Juan. Testigo de ello era de nuevo Artal de Luna:


Datum in obsidione de Luxen, IX kalendas aprilis, anno a nativitate Domini millesimo ducentesimo quadragesimo octavo.

Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Testes sunt: Raymundus Cardona; Bns. de Montecateno; G. de Entença; A. de Luna; A. de Gudal. 

Ego Salvador domine regine notarius qui….

Archivo del Reino de Valencia. Libro I. Enajenaciones, folio 277v.


Tenemos que viajar ahora a Valencia, hasta el mes de julio, para volver a tener noticias de Artal de Luna. el día 12 de ese mes, figuraba como testigo en la donación que el rey hacía a García Pérez de Osa de la torre de Geldo, e el término de Segorbe:


Datum Valencie, IV idus iulii, anno Domini M.CC.XL octavo.  Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Testes sunt: Petrus Cornelii; Alvarus Petri; Ex. de Focibus; A. de Luna; G. de Antillon.

Archivo del Reino de Valencia. Libro IV. Enajenaciones, folio 8.


Y el 28 de octubre lo hacía de la concesión que otorgaba Jaime I a su platero, García Arnaldo, de la exclusiva de acuñación de la nueva moneda valenciana:


Datum Valencie, V kalendas novembris, anno Domini M.CC.Xl. octavo.  Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

 Huius rei testes sunt: G. de Montecatano; A. de Luna; G. de Angularia; G. de Aquilone; Egidius de las Ceyllas.

Archivo de la Corona de Aragón. Pergaminos de Jaime I, número 1136.


La siguiente mención a Artal de Luna la encontramos también datada en Valencia, pero ya el 2 de abril del año 1249, cuando era testigo de la venta que el rey hacía a Guillermo Austorch, durante un año, de la acuñación de moneda en Valencia:


Datum Valencie, IV nonas apriliis, anno Domini M.CC.XL nono.    Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

Testes sunt: G. de Montecathano; G. de Aquilone; G. de Castronovo; Gil Garces; A. de Luna.

Archivo de la Corona de Aragón. Pergaminos de Jaime I, número 1152.


tenemos que esperar una vez más unos meses para volver a encontrar a Artal de Luna, y lo hacemos ya el 17 de septiembre de 1249, en Calatayud, estando junto al rey cuando este eximía a Juana Vaquer, de Calatayud, y guardesa de las casas del monasterio de Piedra en esta población,  del pago de varios impuestos:


Datum Calataiubi, XV kalendas octobris, anno Domini Mº CCºXLº nono.  Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani. 

Testes sunt: Alvarus Petri. Eximen Petri. Eximen de Focibus. A de Luna. G. Romei.   Sig + num. A. de Ulmo que mandato regis, pro G. de Pulcro Loco, eius notarii, hec scripsit loco, die et anno prefixis.

Archivo Histórico Nacional. Clero. Piedra. Zaragoza. Carpeta 3670, número 2.


Ya en el año 1250, el 25 de febrero, en Alcañiz, Jaime I, pedía consejo sobre los asuntos concernientes al pleito que mantenía con su hijo Alfonso, a los obispos de Zaragoza, Huesca, Lérida, y Barcelona, a los maestres provinciales del Temple y del Hospital, y entre otros, a los nobles Ramón de Cardona, Artal de Luna, y Jaime de Cervera:

Los jueces que se eligieron fueron: don Pedro de Albalate arzobispo de Tarragona, don Vidal obispo de Huesca, don Guillén obispo de Lérida y el obispo de Barcelona, don Guillén de Cardona maestre del Temple, don Pedro de Alcalá castellán de Amposta, Ponce Hugo conde de Ampurias, don Ramón de Cardona, Ramón Berenguer de Ager, don Jaime de Cervera, don Artal de Luna, don Pedro Cornel que era mayordomo del rey, don García Romeu y don Jimeno de Foces, y procuradores de algunas ciudades y villas de Aragón y Cataluña.

Capítulo XLV del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.


Finalmente estos pleitos se solucionaban el 18 de mayo en Morella, cuando el rey y los infantes Alfonso de Aragón  y Pedro de Portugal firmaban un pacto para resolver las diferencias que entre ellos tenían por la posesión de varios castillos y señoríos en el Reino de Valencia.

En este acto  estaban reunidos el arzobispo de Tarragona, los obispos de Huesca y Lérida, Guillem de Cardona, maestre provincial de la Orden del Temple, Pedro de Alcalá, castellán de Amposta, Pero Cornel, Artal de Luna, y Jaime de Cervera:


Noverint universi, quod cum venerabiles patres P. Dei gratia Terrachone archiepiscopus, V. oscensis et G. ilerdensis episcopi, frater G. de Cardona, magister milicie Templi et frater P. de Alcalano, castellanus Emposte, nobiles P. Cornelii, Artaldus de Luna, Jacobus de Cervaria et cives eorum college…

… Item, promisit idem rex quod illos iudices, qui sunt electi super facto predicto in curia de Alchanicio, scilicet de Catalonia dominum archiepiscopum, Barchinone et Ylerdensem episcopos, magistrum Templi et Hospitalis, nobilis P. Hugueti comitem Empuriarum, R. vicecomitem Cardone, R. Berengarii de Ager, et Jacobus de Cervaria; de Aragone, Cesarauguste et Oscensem episcopos et nobiles P. Cornelii, A. de Luna, G. Romei et Eximinus de Focibus, et illos civitatenses qui fuerunt apud Ispalim pro hoc facto, faciet interesse apud Calataiubium vel Feriçe VIII die post festum Sancti Michaelis proximum in predicto iudicio sive composicione, nisi legitimo impedimento et inevitabili fuerint impediti.

Archivo de la Corona de Aragón. Barcelona. Cancillería real. Pergaminos de Jaime I, nº 1194.


Al día siguiente, el 19 de mayo, Artal de Luna era testigo de la promesa que el rey hacía a Guillem de Cardona, maestre provincial de la Orden del Temple, de devolverle Morella y Almenar, si estas le fueran arrebatadas:


Datum Morelle, XIV kalendas iunii, anno Domini M.CC quinquagesimo. Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

Testes sunt: P. Hug, comes Empuriarum; P. Cornelii; Ex. Petri de Arenoso; A. de Luna; bn. Hug de Serralonga.      Sig + num Petri Andree qui….

Archivo de la Corona de Aragón. Pergaminos de Jaime I, número 1195.


La última vez que vemos documentado a Artal en el año 1250 es en Ariza, el 28 de octubre, cuando estaba presente en la concesión de protección que el rey hacía al obispado de Barcelona:


Datum Feriçe, V kalendasnovembris, anno Domini M.CC quinquagesimo.  Signum + Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.

Testes sunt: R. de Cardona; P. Cornelii. A. de Luna; Ex. de Focibus; G. Rome.

Archivo de la Catedral de Barcelona. Sala III, armario 3, pergamino 22.

 


Recreación de Artal de Luna.

 

Tienen que  pasar varios meses más hasta volver a encontrarlo junto al rey, esta vez en Zaragoza,  el 19 de junio de 1251, cuando Jaime I regulaba las servitudes de los muros medianeros de las casas de la ciudad y Reino de Valencia, la participación de todos los valencianos en la construcción de las obras públicas, y el pago del cequiaje:


Datum Cesarauguste, XIIIº kalendas iulii anno Domini Mº. CCº. Lº. primo.
Signum Iacobi Dei gratia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.
Testes sunt Artallus de Luna, Eximinus de Focibus, Petrus Cornelli, Guillelmus Romei, Sancius de Antilone.
Signum Petri Andree qui mandato domini Regis pro Guillelmo de Belloloco notario suo hec scribi fecit loco et die et anno prefixis.
Archivo de la Corona de Aragón.  Cancilleria. Códice 9 de la Casa Real, folios 15r/v.

No volvemos a tener constancia documental de Artal de Luna hasta unos años después, más concretamente hasta el 9 de abril del año 1254. En esta fecha, en Monteagudo, Jaime I se entrevistaba con Teobaldo II, rey de Navarra, con el objetivo de formar una alianza para frenar las intrigas y acometidas del rey de Castilla:

Feyto fo aquesto el dia jueves de la çena de Nuestro Senyor Jesucristo en la Eglesia de Santa Maria de Montagut ço es a saber quinto idus aprilis en layno de Nuestro Senyor de mil et dozientos et çinquanta et quatro estando presentes estos ricohombres de Aragon e de Navarra e cavaylleros  et otros homes qui dejuso son escriptos et qui aquesto  juraron assi como escripto es desuso en fizieron homnatge. Ço  es a saber:  Ricoshomes de Aragon:  Bernat Guillem de Entença, P. Corneyl,  Garcia Romeu, Alvaro Periz, Gil de Rada, Guillem de Puyo,  Bertran de Ahones. Caveros de Aragón:  P. Pereç de Taraçona, Eximen de Navascues, Furtado Lehori, Ruy Periz de Taraçona, M. Periz, iusticia de Aragon; Enego de Ortiz, P. Iordan de Exea, Rui Xemenez de Luesia, P. Remirez de Oria, Miguel Remirez, Gonçalvo Gomiz, Pons de las Çeyllas. Homes de Taraçona: Pelegrin, iusticia,  Garcia Lopez, P. Exemenez, Lop Elyas, Johan Periz de Murieyl, Garcia Periz Suero, Domingo Nicholau, Exemen Aznares, Gil de Sancta Crestina. Ricos somes de Navarra: Sancho Ferandez de Montagut, senescal; Gil de Rada, Garcia Almoravit, Ferrand de Lerat, Gonçalvo Yvaynez de Ayvar, Remir Periz Darroniz, Corbaran de Lohet, Artal de Luna, Pero Barieyllas…
Archivo de la Corona de Aragón. Jaime I, pergamino 1363.

Sin embargo y como podemos ver en este documento, Artal de Luna figuraba como uno de los ricohombres de Navarra, no de Aragón. 
El 6 de septiembre del siguiente año, 1255, Jaime I se encontraba ya en Estella. Allí, se entrevistaba primero con Lope Díaz, señor de Vizcaya, Sancho García de Salcedo, Dídac López de Mendoza, y Gonzalbo Ruíz de la Vega, prometiéndoles  ayudarles contra el rey de Castilla, y  después con Enrique, infante de Castilla, prometiéndole no pactar paz ni tregua con Alfonso X hasta que los pleitos de este fueran resarcidos (Archivo de la Corona de Aragón. Jaimre I, pergaminos 1427 y 1428). Artal de Luna figuraba una vez más como testigo.
También Jerónimo Zurita recogía estos hechos en sus Anales de la Corona de Aragón:

El mismo día, que fue a 6 del mes de septiembre, todos los otros caballeros hicieron solemne juramento de seguir y servir al rey de Aragón en la guerra de Castilla, y hacer que don Lope Díaz guardase lo que había prometido, y lo jurase siendo mayor de edad; y que el mismo homenaje harían todos los caballeros del señorío de Vizcaya sus vasallos; y que no firmaría paz ni tregua con el rey de Castilla hasta que la diferencia que el rey tenía con el rey su yerno se determinase a su satisfacción según lo declarasen don Sancho García de Salcedo y Lope de Velasco. Y de esto hicieron pleito homenaje al rey siendo presentes: don Bernaldo Guillén de Entenza, don Jimén Pérez de Arenós, don Gonzalo de Pueyo, don Sancho de Antillón, don Artal de Luna y don Jimeno de Luesia, Fernán Alvarez hijo de Alvar Ruiz Diablo, Martín Alonso de Arenillas y Fernán Pérez de la Vega.
Capítulo XLV del Libro III  de los Anales de la Corona de  Aragón (1562-1580). Jerónimo Zurita.

La siguiente referencia documental sitúa esta vez a Artal de Luna en Zaragoza, el 30 de septiembre de ese mismo año, datum Cesarauguste  pridie calendas octobris anno Domini MCCL quinto, cuando entre otras cosas, Jaime I otorgaba a Guillem de Bas, y a los frailes mercedarios, el monasterio de San Vicente de Valencia junto a su iglesia y hospital, además de los derechos que tenía dicho monasterio sobre la Albufera.
Tenemos que esperar hasta el 8 de febrero del año 1257 para volver a saber de Artal. En esta ocasión, en Alcañiz, datum apud Alcanicium VI idus febroarii anno Domini millesimo CCL sexto, Artal asistía como testigo de la confirmación que hacía el rey de los privilegios que había otorgado a los habitantes de Mallorca en el año 1230:

Sig+num Jacobi, Dei gratia regis Aragonum, Maioricarum et Valentie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.
Sig+num infantis Petri, illustris regis Aragonum predicti filii, et heredis Catalonie.
Testes sunt: Bn. Guillermi de Entença, Artallus de Luna, Eximinus de Focibus, Eximinus de Urrea, Michael de Lesun, Jauzbertus vicecomes Castri Novi, Arnaldus de Lerz, G. de Castronovo.
Sig+num Petri de Capellades, qui mandato domini regis, et infantis Petri supradicti, pro domino fratre Andrea episcopo Valencie iamdicti domini regis cancellario, hec scripsit loco die et anno prefixis.
Archivo del Reino de Mallorca. Libro de Privilegios y Franquicias, folios 6r-9r.

El 2 de abril de ese mismo año volvemos a saber de Artal de Luna. Esta vez lo  encontramos en Lérida, en la donación que hacía Jaime I de la villa de Alcublas a Teresa Gil de Vidaure:
 

Datum Ilerde quarto nonas aprilis anno Domini millesimo ducentesimo quinquagesimo septimo.
Sig+num Jacobi, Dei gratia regis Aragonum, Maioricarum et Valentie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani.
Testes sunt: Guillermus de Montecatheno, Artaldus de Luna, Raymundus vicecomes Cardone, Eximinus de Focibus, Guillermus de Angularia.
Sig+num Michaelis de Alcoario, qui mandato domini Regis, pro domino fratre Andrea, episcopo Valentino cancellario suo, hec scripsit loco die et anno prefixis.
Archivo del Reino de Valencia. Real Justicia. Libro 24, folios 265v-269v. 

Dos días después, el 4 de abril, Actum est hoc Ilerde, II nonas aprilis anno Domini Mº CCº LVIIº asistía como testigo de la ratificación de privilegios que hacía Jaime I  a favor del estamento eclesiástico  de sus reinos.
Ya el  día 28 del mes de agosto, lo volvemos a encontrar esta vez en Poblet, siendo testigo de la confirmación que hacía Jaime I ante el abad Arnau, de su deseo de ser enterrado en el monasterio de Poblet, concediéndole además facultad para que trasladase sus restos mortales hasta el monasterio, desde cualquier lugar donde hubiera muerto (Archivo Histórico Nacional. Pergaminos de Poblet).
La siguiente documentación que encontramos en relación a Artal está ya fechada en el año 1259,  el 26 de febrero para ser más exactos. Esta vez se trata de una carta que Jaime I dirigía a su hijo el infante Alfonso, invitándole a que viajara hasta Montpellier para tratar sobre los hechos ocurridos en Luna y los agravios sufridos por Artal y Lope Ferrench de Luna, y por Sancho Ramírez.
El motivo de estas desavenencias entre los Luna y el infante no fue otro que la donación que Jaime I hizo a don Alfonso de la villa de Luna.
Sin embargo, este último Artal de Luna ya no es nuestro personaje, sino su hijo, Artal de Luna “el joven”, quien en más de una ocasión debió de defender su honor frente a nobles y reyes… pero como se suele decir, esa ya es otra historia…

 

6 opiniones en “Los hombres de Jaime I: Artal de Luna.”

  1. Mi más sincera enhorabuena por el artículo. Interesantísimo.
    Estoy buscando información sobre un señor llamado D. Gonzalo Garcia, que fue señor de La Font de la Figuera, pero no encuentro nada, así como de la familia Maca de Lizana, que también lo fueron, pero me es muy complicado.
    ¿Podrías orientarme un poco?
    Podrías también recomendarme bibliografía sobre la historia medieval del Reino de Valencia, te lo agradeceria.
    Mi email es: juanjose.leonardo@ivirma.con
    Muchas gracias por tu atención

  2. Bueno, este es tu segundo artículo que leo, excelente, me acuerdo de Pedro Lopez Elúm que fue profesor mío, y que en efecto sostenía, la anterioridad de la cerámica de Paterna y Manises, me has hecho recordar un monton de gente de mi época de estudiante, muy bien.

    1. Si además de conseguir que el artículo te haya gustado, he conseguido reavivar tus recuerdos y hacer que esboces una pequeña sonrisa con ello, me doy más que por satisfecho Salvador.

      Gracias de nuevo.

  3. Impagable el presente documento e impagable el agradecimiento que servidor siente hacia nuestro querido documentalista: Santiago Soler Seguí.
    Quedan fundamentados los contextos históricos en los que D. Artal de Luna permaneció junto a En Jaume I con fidelidad hacía su patria “La Corona de Aragón”

    1. Querido Ricardo, gracias por tus amables palabras. Ha sido todo un placer el poder documentar a Artal de Luna, y sobre todo, un placer que te haya sido de utilidad.

      1. Seguiremos con atención el resto de artículos sobre los hombres de Jaime I y nos ilustraremos con tus investigaciones.
        Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.