Próspero de Bofarull ¿Manipulador del Llibre del Repartiment? Los documentos. Capítulo I

“El archivero catalán que manipuló los documentos de la Edad Media”…

“El pseudo historiador Próspero de Bofarull, prototipo de sedicioso decimonónico”…

“El archivero catalán que tachó y reescribió el Llibre del Repartiment del Regne de València”….

Estos son algunos de los titulares que, cada cierto tiempo, vuelven a resurgir de entre sus llamas con una fuerza inusitada, titulares que por lo general, no son más que un pobre copia y pega de aquella primera noticia que ya hace bastantes años salió a la luz, y titulares que no aportan nada nuevo, y mucho menos, alguna prueba documental que lo justifique, cosa que para bien o para mal, vamos a intentar hacer aquí.

Pero comencemos por el principio. Lo que hoy conocemos, o se conoce, como Llibre del Repartiment, es un conjunto de tres manuscritos que se conservan en el Archivo de la Corona de Aragón, en la Real Cancillería, y signados con los números o registros 5, 6, y 7, manuscritos que recogen las notas que los escribanos de Jaime I fueron tomando de las donaciones que el rey hacía, bien de las tierras conquistadas, o bien de las tierras que tenía previsto conquistar en un futuro.

 



 

Quizás el más conocido sea el primer registro, el signado con el número 5, el “Regestum Primum Regis Jacobi I”, el cual consta de 98 folios, con un total de 1814 asientos o “anotaciones“, los cuales comienzan el 9 de julio del año 1237 con la donación a Artal de Luna de las alquerías de Paterna y Manises, y acaban el 17 de diciembre del año 1245 con la donación a Domingo de Cámara de un casal en su huerta donde  según se  puede leer en el manuscrito,“había una rueda de molino”.

El segundo de los manuscritos, el registro 6, “Regestrum II Regis Jacobi I” está formado por un total de 101 folios y contiene 1986 anotaciones. En este segundo manuscrito, las donaciones realizadas por el rey intentan ordenarse bien por barrios, o bien por las circunstancias en las que estas fueron hechas: “Donationes de Liria” (Donaciones de Liria),” Donationes de Beniopa” (Donaciones de Beniopa), “De molendinis in Perpetuum datis” (De los molinos donados a perpetuidad), “Donationes singulares” (Donaciones particulares)…

El tercero y último de los manuscritos, el registro número 7, consta de un total de 70 folios y un total de 749 anotaciones. En este último registro, “Regestrum tertium Regis Jacobi I”, las donaciones intentan ordenarse tanto por barrios como por calles: “In partita Çesarauguste. Incipimus in Rahabatatox” (En la partida de Zaragoza. Comenzamos en Rahabatatox), “In vico Rayz Abeçoltan” (En el barrio del Rais Abeçoltan), “In vico Calatayub” (En el barrio de Calatayud)…

El registro 6 abarca las fechas comprendidas entre los años 1247 y 1249, mientras que el registro número 7 se inicia en el año 1239. 



 

Los asientos o anotaciones  de estos tres manuscritos, sobre todo los del registro más estudiado, el número 5, se encuentran casi en su totalidad tachados o barrados, bien con tachones horizontales, o bien en forma de aspa, con tachaduras y borrones, y con textos sobrepuestos o fuera de lugar.

Pues bien, de todas estas marcas, tachones, borrados y textos sobrescritos, culpan los más osados e intrépidos a Próspero de Bofarull, archivero del Archivo de la Corona de Aragón entre los años 1814-1840 y 1844-1849, acusándole nada menos que de manipularlo y falsificarlo.

¿Pero que hay de cierto en esto? Pues sinceramente, nada. Nadie hoy por hoy, ningún medio académico, ni archivo, ni documentalista, ni investigador, ni Universidad, nadie, cita siquiera esta acusación en ninguno de sus trabajos o investigaciones, ya que tales acusaciones simplemente carecen  de todo fundamento.

Los tres manuscritos del Llibre del Repartiment fueron escritos según las prácticas notariales de mediados del siglo XIII, prácticas que incluían todos estos elementos, tachones y borrones incluidos.

Próspero de Bofarull se encontró  cuando tomó posesión de su cargo, un Archivo de la Corona de Aragón totalmente caótico, confuso y desordenado, por lo que se propuso catalogarlo y ordenarlo.

En cuanto al LLibre del Repartiment, Bofarull se encontró con tres volúmenes religados en el siglo XVIII para preservar su conservación, volúmenes formados por varios cuadernillos en  mal estado y desordenados,  llenos de tachones, rayaduras, y textos sobrescritos, y con asientos y anotaciones que se repetían dos y tres veces, además de estar escritos por varios escribanos.

Aunque es cierto que no sabemos a ciencia cierta cual fue el motivo, Bofarull decidió transcribir los tres volúmenes de Repartiment, omitiendo todos aquellos asientos y anotaciones que aparecían en el original tachados totalmente mediante rayas horizontales. En total, en el registro número 5 Bofarull omitió 205 asientos, en el registro numero 6, 27 asientos, y en registro número 7, 51 anotaciones.

¿Pero que significado tenían estas prácticas notariales de mediados del siglo XIII? Pues ni siquiera hoy en día parece estar claro, pero la mayoría de historiadores e investigadores, como el filólogo Xaverio Ballester, se decantan por pensar que estas tachaduras horizontales en los asientos, se realizaban cuando la persona recibía y hacía efectiva la donación de la casa o tierra otorgada por el rey. Es decir, tal y como indicaba el historiador Antonio Ubieto Arteta, “para tener la propiedad de manera definitiva, deberían asentarse en la ciudad, teniendo fuego encendido”

Efectivamente, si se incumplía esta obligación de residencia en el lugar donado, el castigo no era otro que la pérdida del mismo. A esta obligación de asentamiento le acompañaba la prohibición de enajenación de las casas y tierras donadas, y la obligación de defender el Reino.

Bofarull al encontrarse cara a cara con el Llibre del Repartiment, interpretó erróneamente que los registros tachados horizontalmente  se corresponderían con asientos anulados o que nunca llegaron a hacerse efectivos, por lo que decidió no incluirlos en su transcripción, cuando realmente, era todo lo contrario. Sí intuyó que los testados con un aspa podrían ser  asientos efectivos, aunque por si acaso decidió marcarlos en su transcripción con un asterisco.

Pero tal y como hizo el filólogo Ballester, pongamos un ejemplo práctico. Cojamos el folio 1rº del registro número 5, y veamos su asiento número 1, asiento tachado horizontalmente, y asiento no reproducido en la transcripción de Bofarull: 

 


Artallus de Luna, alqueríam de Paterna et Maneçar. VII idus julii

(Artal de Luna, la alquería de Paterna y la de Manises. 9 de julio)


 

Como ya demostramos en un anterior artículo de este blog titulado “Los hombres de Jaime I: Artal de Luna”, este caballero sí hizo efectiva su donación, viviendo en Valencia durante años, sin embargo Bofarull interpretó que al estar el asiento tachado, Artal de Luna nunca llegó a recibir tal donación, y mucho menos hacerla efectiva.

Es más, si ahora vamos al  folio 29r, asiento 2193 del Regestrum II Regis Jacobi I, es decir, del registro número 6, vemos como se vuelve a repetir esta donación, esta vez sin tachar, asiento que Bofarull sí reproduce en su transcripción:

 


Artallus de Luna, alqueríam de Paterna et Manizes. VII idus julii.

(Artal de Luna, la alquería de Paterna y la de Manises. 9 de julio).


 

Si Próspero de Bofarull hubiera querido eliminar toda pista de Artal de Luna del Llibre del Repartiment, o hubiese manipulado el original, todo ello a conciencia y a sabiendas de lo que estaba haciendo, es lógico pensar que tampoco  hubiera transcrito este asiento del registro número 6, o que lo hubiera tachado también del original. ¿Que sentido tendría entonces tachar un registro sobre Artal de Luna y no transcribirlo, y no tachar y transcribir el otro? 

Y este no es un caso aislado, ya que muchos de los asientos tachados y que no transcribió bofarull en el registro 5, aparecen sin tachar en el original  del registro 6, siendo estos transcritos por Bofarull.

Pero veamos lo que decía el propio Bofarull  al  comienzo de su transcripción del Llibre del Repartiment:

 


Una buena parte de los asientos continuados en estos registros aparecen testados por medio de un aspa, que en la impresión hemos marcado con un asterisco. Difícil es saber a punto fijo lo que aquella señal significa; pero estamos muy distantes de creer que equivalga a una cancelación del asiento, porque en muchos de estos se notan correcciones  y añadiduras que indudablemente fueron puestas después de ellas. Sin embargo, no hemos querido que dejase de constar esta circunstancia; como hubiéramos querido también, a haberlo permitido la imprenta, que se marcasen las muchas correcciones o añadiduras de que está cuajado el original; pues son estas en tanto número, y tantos los descuidos que al hacerlas se cometieron, que en muchísimos casos, más que descifrar, hemos debido  interpretar el manuscrito. Lo mismo debemos decir de algunos signos convencionales que se hallan notados al margen, y cuya significación es imposible averiguar ahora. Téngase en cuenta las dificultades que esto nos ha ofrecido, y perdónesenos si alguna vez nos hemos visto obligados a transigir entre la escrupulosa fidelidad a las palabras sueltas de un texto dudoso, y el sentido que naturalmente debía darse a la totalidad de la frase.


 

Cierto es es que la mayoría de los asientos tachados se corresponden con donaciones hechas a  aragoneses e incluso a navarros, pero también a gentes provenientes de los condados catalanes, como por ejemplo la donación hecha a Guillem de Aguiló de la alquería de Rascanya (asiento 53 del registro número 5), la realizada a Guillem de Moragues, natural de Tortosa, y quien recibía casas y tierras en Ruzafa (asiento 85 del registro número 5), a Bernat Carbonell, también de Tortosa (asiento 92 del registro número 5), o a Bernat de Barcelona (asiento 144 del registro número 5).

¿Y por qué este mayor número de aragoneses  en los asientos tachados, que según todo indica, fueron los  asientos de las donaciones que se hicieron efectivas y de las que tomaron posesión sus nuevos propietarios?

Pues muy sencillo. Pero  paro ello, vamos a mostrar antes  un documento esencial para poder comprenderlo.  Este documento no es otro que el otorgado con motivo de la celebración de las cortes celebradas el 15 de octubre de 1236 en Monzón, documento que se encuentra en el Archivo Municipal de Huesca, y en el cual se plasmaba entre otros asuntos,  la decisión de conquistar Valencia:

 


Nos Jaime, rey de Aragón por la gracia de Dios, hicimos convocar cortes generales en Monzón, a las cuales asisten los venerables Guillermo procurador por la gracia de Dios de la iglesia Tarraconense; Berenguer, obispo de Barcelona y nuestro canciller; Bernardo, obispo de Zaragoza; García, obispo de Tarazona; Bernardo, obispo de Vich; Poncio, obispo de Tortosa; y muchas otras personas tanto abades como otros prelados de las iglesias por sus conventos designados; y los reverendos fray Hugo de Montlauro, maestre del Temple; Hugo de Foullalquer, maestre del Hospital; los dominicos fray Raimundo de Peñafort, fray Miguel y fray Guillermo de Barberá; los franciscanos fray Iluminado y fray Guillermo de Sede; Guillermo de Cervera, monje de Poblet.

De entre los nobles están don Fernando, infante de Aragón, nuestro tío abuelo; el conde Nuño Sánchez, nuestro pariente; Roger Bernard, conde de Foix, Ponce Hugo, conde de Ampurias; Ponce, conde de Urgell; Gerard, vizconde de Cabrera.

De entre los magnates de Cataluña, Guillermo de Cardona y Ramón Berenguer, Guillermo y Pedro de Moncada, Berenguer de Puchvert, Guillermo y Berenguer de Angularia, Bernardo de Portella, Hugo de Mataplana, Galcerán de Pinós, Pedro de Berga, Guillem de Aguiló, Pedro de Granyena y Raimundo de Peralta; Pedro, vizconde de Vilamur, Berenguer Raimundo, Raimundo Guillermo de Odena, Berenguer de Graael, Pedro de Cervera, , Jacobo Raimundo y Guillermo de Cervera, Arnaldo de Benasque,

Del reino de Aragón , el mayordomo Pedro Cornel, don Berenguer Guillem de Entenza, nuestro tío abuelo; García Romero, Jimeno de Urrea, don Atorella, Artal de Luna, Blasco de Alagon, Rodrigo de Lizana, Blasco Maza, Berenguer Gombald de Entenza, Jimén de Foces, Asalito de Gudal, Fortún de Berga, y Jimeno de Luna.

De nuestros fieles de las ciudades: Por la universidad de Lérida, el baile G. de Samantán, P. de Ager, Berenguer de Madrona, R. Seminero, Bn. Bonet y Juan de Tolón. Por el concejo de Tortosa, Berenguer Gisbert, Guillem Moragues, Raimundo de Puig y Juan Mingot. Por el concejo de Zaragoza, G. Bonis, Berenguer de Alfocea, Esteban de Aljafería, y Juan de Luceo. Por el concejo de Teruel, Íñigo Blasco, Sancho Moises y Pedro Menor. Por el concejo de Daroca, Sancho Don, Andres Gil de Gordo y Pedro de Gudal. Por el concejo de Calatayud, Domingo Martín, Jimeno de Sayas y Juan de Bellida. Por el concejo de Tarazona, Juan Pérez y Juan Martínez. Por el concejo de Huesca, Pedro Berenguer, Berenguer  de Aldi, Bonet de Sera y Juan de Domingo. Por el concejo de Barbastro, Juan Negro y Domingo Trillo.

A honor de Dios y de la gloriosa Virgen María y común utilidad de nuestro reino, en el mismo momento estatuimos con el consejo de todos, tanto en las cosas espirituales como en las temporales, siendo de anotar de entre todas, estos tres capítulos. En primer lugar, del asedio y conquista de la ciudad de Valencia. En segundo término, de la observancia de la paz entre nuestros súbditos. Y en tercero, la confirmación de la moneda jaquesa perpetuamente.


 

Este documento de vital importancia para conocer y saber quienes fueron los que  votaron la “cruzada” para iniciar la conquista de Valencia, fue estudiado en profundidad por Ubieto, quien tras cotejarlo con los datos ofrecidos por el monarca en el Llibre dels Feyts, y las anotaciones y asientos del Llibre del Repartiment, llegó a unas conclusiones bastante interesantes.

Tal y como podemos observar en este documento, en lo que representaría a los condados catalanes, participaron o se comprometieron a esta conquista veintidos nobles, tres condes, y un vizconde, además de los concejos de Lérida y Tortosa. Como bien apuntaba Ubieto, ni los concejos de Barcelona, Montblanch, Gerona o Cervera acudieron a Cortes para votar tan importante decisión, aunque como luego veremos, finalmente sí participaron durante el asedio a la ciudad.

En cuanto a los aragoneses se refiere, participaron catorce nobles, además de los concejos de Zaragoza, Teruel, Daroca, Calatayud, Tarazona, Huesca, y Barbastro.

En referencia la lista que el propio Jaime I daba en su crónica respecto a los nobles que participaron en la toma de Valencia, estos son sus nombres:

 


Jimeno de Urrea, Pedro Cornel, Pedro Fernández de Azagra, Rodrigo de Lizana, Guillem de Aguiló, Guillem de Saguardia, Berenguer Guillem de Entenza, Fernán Pérez de Pina, G. de Sales, Berenguer de Entenza, Ruy Jiménez de Luesia, Jimén Pérez de Terga, Jimén Pérez de Tarazona, Artal de Alagón, Sancho de Mora (caballero de Berenguer Guillem de Entença), Fortún López de Sadaba, Martín Pérez, Miguel Garcés, Jimén de Foces, Lope Jiménez de Luiesia, Fernando de Ahones, Ramón Berenguer de Ager, y Assalit de Gudal.


 

Como bien aseguraba Ubieto, resulta curioso observar como de los treinta y seis nobles, tanto aragoneses como catalanes, que votaron la toma de Valencia en las cortes de Monzón, muchos de ellos  no acudieron al asedio de la ciudad. Es más, siguiendo el trabajo de Ubieto, podemos observar como de los veintidós nobles catalanes que votaron en Monzón, tan solo tres de ellos acudieron a poner cerco a Valencia: Guillém de Aguiló, Ramón Berenguer, y Guillem de Saguardia.

En cuanto a Aragoneses, de los catorce nobles presentes en Monzón, siete son los citados en la crónica durante la toma de Valencia: Jimeno de Urrea, Pedro Cornel, Rodrigo de Lizana, Berenguer Guillem de Entenza, Berenguer de Enteza, Jimén de Foces, y Assalit de Gudal.

Pero si atendemos únicamente a la lista ofrecida por Jaime I en su crónica, los datos todavía son mas contundentes.  de los veintitrés nombres que ofrecía, tres eran catalanes, y veinte, aragoneses.

Pero bien es cierto que esta lista podría ampliarse si atendemos a los documentos emitidos por el monarca durante la toma de la ciudad, ya que como testigos, y por tanto presentes en el asedio a Valencia, encontramos a los catalanes Guillermo de Moncada, Raimundo de Cervera, Bernardo de Portella, Guillermo de Carardona, y Raimundo Guillermo de Odena, lo que elevaría el número de nobles catalanes durante el asedio a la ciudad de Valencia a ocho. En lo que respecta a aragoneses, nos encontramos con García Romero, Atorella, Artal de Luna, Blasco Maza, y Fortún de Bergua, lo que daría un total de  doce nobles asistentes.  Resumiendo estos datos, Ubieto nos daba en porcentajes las siguientes cifras: de los nobles catalanes asistentes a las cortes de Monzón, acudieron a la toma de Valencia tan solo el 36%, mientras que de los nobles aragoneses que estuvieron presentes en  ellas lo hicieron un 86%.

En cuanto a los concejos se refiere, y si hacemos caso a la crónica real, al llamamiento realizado para acudir a teruel el 17 de abril de 1237 tan solo se presentaron las gentes de Alcañiz y Castellote, junto a los concejos de Zaragoza, Daroca, y Teruel.

Sin embargo, la crónica nombra ya en abril de 1238 a los concejos de Barcelona y Tortosa.

Sinceramente,  pensamos que Bofarull sí fue culpable, pero culpable tan solo de interpretar erróneamente un documento complicado, confuso y caótico, ya que tuvo que enfrentarse a él con la tecnología y los medios del siglo XIX,  medios que desde luego nada tenían que ver con los actuales.

Otra cosa bien distinta son los historiadores e investigadores que, a sabiendas y conociendo los errores cometidos por Bofarull, utilizan su trabajo como si de la única verdad se tratara, con la única intención de manipular cifras y datos, intentando sentar un dogma de fe.

Y es que en los trabajos realizados por los que sí manipulan a conciencia y a sabiendas el trabajo de Bofarull, como por ejemplo Teodoro Llorente, nos encontraremos con unas cifras y datos  sobre los repobladores de Valencia  que poco o nada tienen que ver con la realidad, y como muestra, un botón.

Veamos las cifras que por ejemplo nos da, el anteriormente citado Teodoro Llorente, sobre el número de casas otorgadas por Jaime I en Valencia,  no solo eliminando los asientos que Bofarull  desestimó en su trabajo, sino  además, sumando totales y parciales a su antojo,  y repitiendo asientos a su interés y provecho:


 

Barcelona: 503 casas
Tortosa: 247 casas
Lérida: 141 casas
Tarragona: 127 casas
Total: 1018 casas

 

Zaragoza: 99 casas
Calatayud: 104 casas
Daroca: 127 casas
Teruel: 267 casas
Total: 597 casas

 


 

Es decir, si tomáramos como válido (tal y como en muchas ocasiones se ha hecho) el trabajo de Llorente, basado en la transcripción que Bofarull hizo del llibre del Repartiment, nos encontraríamos con que las casas en Valencia  otorgadas a catalanes  correspondería a un 63%,  mientras que las otorgadas a los aragoneses representarían tan solo un 37%.

Además de sumar totales, parciales, y repetir asientos, en su trabajo Llorente obviaba las casas otorgadas por ejemplo, a los de Montpellier, se olvidaba de los sarracenos que decidieron quedarse en la ciudad, y eliminaba las casas otorgadas a los “extranjeros”, como por ejemplo las donadas a sire García, marido de Eva, quién fue nodriza de la reina Violante, las otorgadas a los caballeros Dionisio, Juan, Andrés y Martín, todos ellos con sus mesnadas y procedentes de Hungría, a Gido, inglés y médico del rey, a Simón Balicho, genovés… cierto es que no representan un gran número en el cómputo final, pero ello no desmerece en ninguna manera que se les borre y tache de la historia.

En mayo del año 1976, Amparo Cabanes,  profesora de Paleografía e Historia Medieval de la Universidad de Valencia, daba una soberbia conferencia en el Ateneo Mercantil de Valencia. El título de la conferencia: Los valencianos de 1238, su tema central: el Llibre del Repartiment.

Amparo Cabanes fue la primera persona que de una manera seria, rigurosa, y totalmente documentada, estudió a fondo el Llibre del Repartiment de Valencia, y tal y como algunos aseguraban, tras su conferencia en el Ateneo, Cabanes “hizo temblar los cimientos” de las teorías existentes sobre la repoblación de la ciudad de Valencia.

Cabanes realizó la transcripción completa del llibre del Repartiment, comprobando que efectivamente  Llorente  no solo había había utilizado el texto de Bofarull como si de un dogma de fe se tratara, sino que además había mezclado y sumado totales y parciales a su conveniencia. 

Tras la transcripción realizada y el consiguiente estudio realizado, Cabanes organizaba la Valencia de 1238 en barrios,  dando las siguientes cifras:

 


Barrio de Barcelona. Número total de casas/casas ocupadas
Se extendía desde la puerta de la Xarea (Bab al Xaria) a la puerta de la Boatella (Bab Baytala). En este barrio se encontraban las parroquias de San Martín y de San Andrés. 496/228
Barrio de Lérida. Número total de casas/casas ocupadas
Se extendía desde la puerta de la Trinidad (Bab al Warraq). En este barrio se encontraba la parroquia de San Salvador. 351/90
Barrio de Tortosa. Número total de casas/casas ocupadas
Se encontraba a continuación del barrio de Lérida, y se extendía hasta la judería, cerca de las parroquias de San Esteban  y San Juan del Hospital. 262/87
Barrio de Montblanch. Número total de casas/casas ocupadas
Se extendía por los alrededores de la catedral. 106/19
Barrio de Villafranca. Número total de casas/casas ocupadas
No se conoce su ubicación exacta, pero debía de ser una extensión muy pequeña, situado entre los barrios de Montpellier y la Rápita. 25/6
Barrio de Tarragona. Número total de casas/casas ocupadas
Tampoco se tiene su ubicación totalmente documentada, pero debió de situarse entre el barrio de Montblanch, el de Tortosa, y el de la Rápita. 129/49
Barrio de la Rápita. Número total de casas/casas ocupadas
También de pequeña extensión, ocuparía la calle del Mar. 27/6
Barrio de Montpellier. Número total de casas/casas ocupadas
Se extendía desde la plaza de la Figuera hasta la carnicería (Plaza Redonda). En este barrio se encontraba la iglesia de Santa Tecla. 156/67
Barrio de Daroca. Número total de casas/casas ocupadas
Se extendía desde la puerta de Bab al Warraq  hacia el oeste. Se encontraban allí las iglesias de San Lorenzo y San Bartolomé. 278/96
Barrio de Teruel. Número total de casas/casas ocupadas
Se extendía por Roteros, entre la puerta de Alcántara y la de la Morería, en las cercanías del Portal de Valldigna. Comprendía la parroquia de San Nicolás. 417/228
Barrio Daroca-Teruel. Número total de casas/casas ocupadas
Era la zona intermedia entre los dos barrios anteriores. 50/1
Barrio de Calatayud. Número total de casas/casas ocupadas
Representaba el núcleo aragonés más amplio, entre los barrios de Teruel y Zaragoza. 408/79
Barrio de Zaragoza. Número total de casas/casas ocupadas
Se encontraría ubicado cerca de la plaza de Zaragoza. 204/82
Barrio de Tarazona. Número total de casas/casas ocupadas
Ubicado entre los barrios de Zaragoza y de Teruel. 97/39

 


 

Según documentaba Cabanes, la población de  Valencia tras la reconquista estaría formada por un 40% de musulmanes, un 15% de aragoneses, un 15% de catalanes (tanto por ciento en el que se incluirían a los occitanos), y un 30% de origen desconocido.

Resumiendo, los datos finales dados por Cabanes quedarían de la siguiente forma:

 


Musulmanes 1200 casas
Aragoneses 495 casas
Catalanes 480 casas
Ultrapirenaicos 69 casas
Extranjeros 12 casas
Judíos 95 casas
Sin identificar 800 casas

 

Pero volvamos al verdadero objetivo de este artículo. Vamos ahora a dar conocer uno a uno, todos los asientos que Bofarull omitió en su  transcripción pensando por error que se trataba de asientos anulados, cosa que creo hasta el momento nadie ha hecho. Con ello, podremos comprobar como muchos de los asientos tachados en el registro número 5, aparecen sin tachar en el registro número 6, y como estos últimos sí son reproducidos por el archivero, lo cual demostraría que ni mucho menos manipuló los documentos originales, ni actuó de mala fe al no transcribir los asientos tachados.

Estos asientos los iremos viendo en varios artículos, ya que por su gran número, se nos hace imposible el enumerarlos todos en este momento.

Comencemos pues…

 


Folio 1r.

Folio 1r. Regestrum primum regis Jacobi I. Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería. Registro número 5.

 

Asiento -1-
Artallus de Luna, alqueriam de Paterna et Maneçar. VII idus julii. A Artal de Luna, la alquería de Paterna y la de Manises. 9 de julio (1237).
Asiento -2-
B. abbas de Crassa, ecclesiam Sancti Vincentii et XXX jovatas terre in termino de Valentia. VII idus julii. A Bernat, abad de la Grassa, la iglesia de San Vicente, y treinta yugadas de tierra en Campanar. 9 de julio (1237).
Asiento -4-
Oxova de Peralta, III jovatas in Maçamagrel, de illa hereditate que erat d’Abdohabela Abenoha Alchariç, cum domibus quas ibi habebat. VII idus. A Oxava de Peralta, tres yugadas de tierra en Massamagrell, de la heredad que era de Abdohabela Abenoba Alcharic, con las casas que poseía. 9 de julio (1237).
Asiento -6-
Frater Lupus Martini, comendator de Alcaniç, castra et villas sive alquerias de Vetera et de Buyla. VIII idus julii. A fray Llop Martí, comendador de Alcañiz, los castillos y villas o alquerías de Bétera y de Bufilla. 8 de julio (1237).
Asiento -7-
 P., sacrista, X jovatas in alqueria d’Al Geroç. XV kalendas augusti. Revocata est. A Pere Sacristá, diez yugadas en la alquería de Algirós. 18 de julio (1237). Ha sido revocada.

Con este folio, comienza el Regestrum Primun Regis Jacobi I, y aunque bien es cierto que este epígrafe es posterior al documento, sí es de la época el encabezamiento que en el se hace: In nomine domini. Incipunt donationes de Valentia et de termino facte a domino Jacobo Rege Aragonum, sub era (Millesima) Millesima CCª [LXXVª]. Anno MCCXXX septimo. Ad podium de Cebola. En nombre del Señor. Comienzan las donaciones de Valencia y de su término hechas por Jaime, rey de Aragón, en la Era de MCCLXXV, año 1237. En el Puig de Cebolla.

Como podemos ver, de los ocho asientos de este primer folio, Próspero Bofarull eliminó de su publicación nada menos que cinco de ellos, los cinco que en el original aparecen tachados. Pero repasemos estos asientos uno a uno.

El asiento número -1- corresponde a la donación hecha a Artal de Luna de las alquerías de Paterna y de Manises, y aunque en el original aparezca tachado y Bofarull no la incluyera en su trabajo, sí es cierto que este asiento se vuelve a repetir en el folio 29r, asiento 2193 del Regestrum II Regis Jacobi I, asiento que esta vez no aparece tachado, y que el archivero sí incluye en su transcripción.


 

Folio 370 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Artal de Luna, correspondiente con el asiento 2193 del folio 29r. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

El asiento número -2- solo aparece una sola vez en los tres registros o tomos (5, 6, y 7) del Llibre del Repartiment, y como vemos, aparece tachado, por lo que Bofarull no lo incluyó en su publicación, lo ,mismo que ocurre con los asientos número -4- y -7-.

Sin embargo el asiento -6-, que está tachado y por lo tanto no reproduce Bofarull, vuelve a repetirse en el asiento 2194 del folio 29r. del registro número 6, asiento que en esta ocasión el archivero también reproduce.

 


Folio 370 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha al comendador de Alcañiz, correspondiente con el asiento 2194 del folio 29r del Regestrum II Regis Jacobi I.

Folio 1v.

Folio 1v. Regestrum primum regis Jacobi I. Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería. Registro número 5.

 

Asiento -10-  
Egidius d’Atrossil, filius Pelegrini d’Atrossil, alqueriam de Naquara, de la Serra. XIIII kalendas madii. A Gil de Atrossil, hijo de Pelegrí de Atrossil, la alquería de Náquera de la Sierra. 28 de abril (1237).

De los 9 asientos que aparecen en este folio, tan solo uno se encuentra tachado, es decir, solo uno es el que no reproduce Bofarull, sin embargo y como hemos visto en los casos anteriores, si lo reproduce en el asiento 2195 del segundo tomo del Repartiment.

 


Folio 370 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Gil de Atrossil, correspondiente con el asiento 2195 del folio 29r del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

Pero no solo eso, este personaje vuelve a ser nombrado en el registro 5 del Repartiment dos veces más, en los asientos 1111 y  1630, en el registro 6 otras dos veces más, en los asientos 2220 y 2671 y en el registro 7 tres veces más, en los asientos 3335, 3346, y 3765. En ninguno de estos siete casos los asientos están tachados, y por tanto todos son reproducidos por Bofarull. Es al menos lógico pensar que si el archivero hubiera querido borrar el rastro de Atrossil del Repartiment de Valencia, hubiera tachado y manipulado todos estos asientos, cosa que desde luego no hizo.

 


Folio 2v.

Folio 2v. Regestrum primum regis Jacobi I. Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería. Registro número 5.

 

Asiento -29-
Rodericus Eximeniç de Lusia, alqueriam de Foyos totam integram, unam barcham francham in Albufera. Kalendas augusti. A Rodrigo Eximén de Luesia, la alquería de Foyos toda íntegra, y una barca, franca, en la Albufera. 1 de agosto (1237).

 

El folio 2r.  no contiene ninguno de sus 15 asientos tachados, y en el siguiente, el 2v. de los 9 asientos tan solo uno está tachado, el correspondiente a la donación hecha a Rodrigo Eximén de Luesia. Pues bien, este asiento, como en casos anteriores, es reproducido sin tachones en el segundo tomo del Repartiment (asiento 2196) y por lo tanto, transcrito por Bofarull.

 


 

Folio 371 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Rodrigo Eximén de Luesia, correspondiente con el asiento 2196 del folio 29r del Regestrum II Regis Jacobi I.

 


Folio 3v.

Folio 3v. Regestrum primum regis Jacobi I. Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería. Registro número 5.

 

 Asiento -51-
P. Ferrandi d’Albarraçin, castrum de Xelva et Huyturam, alqueriam de Carçer; et retinet rex pacem et gerram. IIII nonas augusti. A Pedro Fernández de Albarracín, el castillo de Chelva y el de Altura, y la alquería de Cárcer. El rey se reserva el derecho de paz y tregua. 2 de agosto (1237).
Asiento -53-
G. d’Aguiló, alqueriam de Rascayna integram, cum furnis et molendinis. II nonas augusti. A Guillem de Aguiló, la alquería de Rascanya , íntegra, con hornos y molínos. 4 de agosto (1237).
Asiento -54-
 Exeminus d’Urrea, alquaream de Suilana. II nonas augusti. A Eximén de Urrea, la alquería de Sollana. 4 de agosto (1237).
Asiento -55-
 B. episcopus Cesarauguste, castrum et villam de Villaroya. II kalendas septembris. A Bernat, obispo de Zaragoza, el castillo y la villa de Vila Roya. 31 de agosto (1237).
Registro -57-
B. episcopus Cesarauguste, domos et hereditatem integram d’Aly Alçaragoçí. IIII kalendas septembris. A Bernat, obispo de Zaragoza, las casas y la heredad íntegra de Aly Alçaragoçi. 29 de agosto (1237).
 Asiento-60-
P. Ferrer de Albarraçi, vallem de Canavasitam iuxta Sogorbium. IIII nonas augusti. Apud Cepollam. A Pedro Ferrer, de Albarracín, el valle de Canava, situado junto a Segorbe. 10 de septiembre (1237).

 

Seis son los asientos tachados en este folio, de los cuales, los asientos 51 y 60, corresponden a las donaciones hechas a Pedro Fernández de Albarracín (Pedro Fernández de Azagra).

Pedro Fernández aparece nombrado en el primer tomo del Repartiment, sin contar los dos asientos tachados que hemos visto, hasta en seis ocasiones más (asientos 556, 592, 1104, 1555, 1558, y 1563), de las cuales tan solo una de ellas, la correspondiente al asiento -592, aparece tachada.

En cuanto a las dos que nos ocupan de este folio, una vez más son reproducidas sin tachones en el segundo tomo del Repartiment, asientos 2178 y 2200.

 


Folio 369 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Pedro Fernández de Albarracín, correspondiente con el asiento 2178 del folio 27v. del Regestrum II Regis Jacobi I.

Folio 372 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Pedro Fernández de Albarracín, correspondiente con el asiento 2200 del folio 29r. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

El siguiente asiento tachado corresponde a la donación hecha a Guillem de Aguiló (asiento 53).  Aguiló aparece nombrado en este primer tomo del Repartiment hasta siete veces más, de las cuales, solo en el asiento 168 vuelve a aparecer tachado. El asiento 53, como ya viene siendo costumbre, se repite en el asiento 2197 del segundo tomo del Repartiment, y nuevamente, es reproducido por Bofarull.


 

 

Folio 372 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Guillem de Aguiló, correspondiente con el asiento 2197 del folio 29r. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

En cuanto al caballero Eximén de Urrea, aparece en este primer registro tres veces más, no estando tachados ninguno de los tres asientos. El asiento tachado (54) nuevamente tiene su reproducción en el segundo tomo del Repartiment (registro 2197).

 


Folio 372 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Eximén de Urrea, correspondiente con el asiento 2198 del folio 29r. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

Los dos últimos asientos tachados de este folio se corresponden con las donaciones realizas al obispo de Zaragoza Bernat (asientos 55 y 57). De estos dos asientos, solo uno de ellos, el primero, vuelve a aparecer en el original correspondiente al segundo tomo, registro 2199, asiento que el archivero también reproduce en su transcripción.

 


Folio 372 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la donación hecha a Bernat, obispo de Zaragoza, correspondiente con el asiento 2199 del folio 29r. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

Folio 4r.

Folio 4r. Regestrum primum regis Jacobi I. Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería. Registro número 5.

 

Asiento -62-
P. de Cubels, escriva de magistro Templi, domos de Aboabdeli Alaroxi, et II jovatas de sua hereditate. XVII kalendas octobris. A Pedro de Cubells, escribano del maestre del Temple, las casas de Aboabdeli Alaroxi y dos yugadas  de su heredad. 15 de septiembre (1237).
Asiento -67-
 P. Arçes de Roda, miles, alqueriam de Gaivuel. V kalendas septembris. A Pedro de Arcés, de Roda, caballero, la alquería de Gajuvel. 28 de agosto (1237).

 

Dos son los asientos tachados en este folio. El primero de ellos corresponde a la donación hecha al escribano de la Orden del Temple Pedro de Cubells.  Este asiento no aparece en el original del segundo tomo del Repartiment, pero sí aparece una pequeña anotación en el asiento 3885 del tercer tomo,  anotación que reproduce Bofarull.

 


Folio 372 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la anotación de la donación hecha al escribano del Temple, correspondiente con el asiento 3885 del folio 66v. del Regestrum tertium Regis Jacobi I.

El segundo de los asientos corresponde al caballero Pedro de Arcés, de Roda, quien vuelve a aparecer tachado en el asiento 82. Ninguno de estos dos asientos se reproducen en los originales de los tomos II y III del Repartiment, por lo que Bofarull evidentemente tampoco los reproduce.

 


Folio 4v.

Folio 4v. Regestrum primum regis Jacobi I. Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería. Registro número 5.

 

Asiento -71-
Exemen de Focibus, alqueriam de Tales que est iuxta Undam, et domos in Unda. XI kalendas octobris. Miles. A Eiximén de Foces, caballero, la alquería de Tales, que está al lado de Onda, y unas casas en Onda. 21 de septiembre (1237).
Asiento -72-
Bg. d’Entença, miles, castrum et villam de Xiva et de Petralba iuxta Valentiam. VII kalendas octobris. A Berenguer de Entença, caballero, el castillo y villa de Chiva y la de Pedralba, junto a Valencia. 25 de septiembre (1237).
Asiento -75-
Guillemonus Scribe, duas jovatas terre in raallo de Anaxe qui est in Roçafa, et domos eiusdem raalli, et alias duas. A Guillemon, escribano, dos yugadas de tierra en el rahal de Anaxe, que está en Ruzafa, y unas casas en el mismo rahal, y dos otras.

 

Tres son los asientos tachados de los  siete  que encontramos en el folio 4v. El primero de ellos corresponde a la repartición hecha al caballero Eiximén de Foces, quien en este primer registro aparece nuevamente documentado en los registros 642, 1044, y 1654. De estos tres registros, ninguno se encuentra tachado, y por tanto, todos reproducidos fielmente por Bofarull. En cuanto al asiento tachado, como viene siendo habitual se reproduce en el segundo tomo del Repartiment (asiento 2203) sin tachadura, y reproducido por Bofarull.


 

Folio 372 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la anotación de la donación hecha a Eiximén de Foces, correspondiente con el asiento 2203 del folio 29rv. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

El segundo de los asientos se corresponde con el caballero Berenguer de Entença, quien aparece en este tomo otras tres veces documentado, no estando ninguno de estos asientos tachados, y siendo todos reproducidos por Bofarull. En cuanto al asiento que nos ocupa, se reproduce en el asiento 2204 del registro número 6, esta vez sin tachadura.

 


Folio 372 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la anotación de la donación hecha a Berenguer de Entença, correspondiente con el asiento 2204 del folio 29rv. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

El último de los asientos corresponde al escribano Guillemon, quien aparece nada menos que once veces más en el primer tomo del Repartiment, en los asientos 76, 83, 84, 87, 88, 932, 1579, 1711, 1774, 1787, y 1806. De todos ellos, solo el asiento 84 se encuentra también tachado, y una vez más, los dos reproducidos tanto en el original del segundo tomo (asientos 2269 y 2278) como en la reproducción de Bofarull.

 


Folio 379 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la anotación de la donación hecha al escribano Guillemon, correspondiente con el asiento 2269 del folio 33v. del Regestrum II Regis Jacobi I.

 

Folio 5r.

Folio 5r. Regestrum primum regis Jacobi I. Archivo de la Corona de Aragón. Cancillería. Registro número 5.

 

 Asiento-78-
P. de Viacamp, VI jovatas in rahal de Ladea, in hereditati d’alcaido de Alpich, et domos in Valentia in sua hereditate de Avebona, et totam suam hereditatem in civitate et extra. VII kalendas octobris. Et domos in rahal de Ladea que erant de Alpich. A Pedro de Viacamp. seis yugadas en el Rahal de Ladea en la heredad del alcaide Alpich, y unas casas en Valencia, y las casas de Avebona situadas en su heredad, con toda su heredad de dentro y fuera de la ciudad, y unas casas en el Rahal de Ladea que eran de Alpich. 25 de septiembre (1237).
Asiento  -82-
 P. Arceç de Roda, curiam sive çalmedinatum Valentie. A Pedro Arcés, de Roda, la curia o salmedina de Valencia.
Asiento -84-
 Guillemonus Scribe, domos d’Alarif, iuxta alcaçar regis et realem [et III ? jovatas de sua hereditate. VI nonas octobris] in Valentia, inter portam de Exarea et de Bibaçachar, que vendidit ad Rayosam. Que hereditas est ….. ….. et Dele Abucequi. VI nonas octobris. A Guillemon, escribano, las casas de Alarif que están junto al alcázar del rey; y un real en Valencia, situado entre la puerta de la Xerea y la de Barbazachar, que viene de Rajosa; y seis yugadas de su heredad que está…. …..Dele Abucequi. 2 de octubre (1237).
Asiento -85-
 G. Morages, Dertuse, domos et real d’Abenjuçel, et VI jovatas de sua hereditate. V nonas octobris. A Guillem Moragues, de Tortosa, las casas y el real de Abenjuçel, y seis yugadas de su heredad. 3 de octubre (1237).

 

El folio 5r. contiene un total de once asientos, de los cuales, cuatro se encuentran tachados. El primero corresponde a la donación hecha al caballero Pedro de Viacamp, quién curiosamente, en el asiento anterior, el número 77, aparece como receptor de las casas de Avenbona, y una yugada de tierra en la heredad que este tiene en la Rambla, y no se encuentra tachado. Bofarull, como viene siendo costumbre, reproduce este asiento, omitiendo el tachado.


 

Folio 157 del tomo XI de la Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Repartiment de Valencia. Próspero Bafarull. Asiento donde aparece la anotación de la donación hecha a Pedro de Viacamp, correspondiente con el asiento -77- del folio 5r. del Regestrum primum Regis Jacobi I.

 

Los siguientes dos asientos corresponden a las donaciones realizadas de nuevo a Pedro de Arcés, y al escribano Guillemon, de quienes ya hablamos anteriormente. El último de los asientos se corresponde con el caballero Guillem de Moragues, quien además es de Torosa. Este caballero vuelve a documentarse en el asiento 775, asiento que no está tachado y que reproduce Bofarull en su texto.

 


 

Fin del capítulo I


4 opiniones en “Próspero de Bofarull ¿Manipulador del Llibre del Repartiment? Los documentos. Capítulo I”

  1. Una de las cosas que más llama mi atención es el hecho de que en aquellos tiempos no habitara en la ciudad ningun cristiano, o que en ningún caso, si es que habian se les nombre, como mucho quiero pensar que alguno habria en ese computo de casas sin identificar, quizás algún día alguien se atreva y los nombre, en cualquier caso muchos dan por hecho que los Valencianos inician su andadura por el mundo a partir del año 1238, obviando o ignorando una historia de más de 2000 años, por lo demás buen trabajo, un saludo.

  2. Muy buen trabajo.
    Tortosa y Lérida no eran Cataluña, en esa época eran parte de Aragón…
    ¿Porque los cuentan como catalanes si no lo eran? Deberían contar como aragoneses.
    Por ejemplo, si las Canarias pasaran a ser Marruecos en el 2020, no dejaría de hablarse de Canarias como territorio español cuando se refiriesen a épocas anteriores a 2020…

    1. Gracias por tu comentario.

      La verdad es que fijar la adscripción de algunas ciudades o pueblos en la Edad Media a ciertos territorios es bastante complicado, ya que estos territorios se encontraban en constante formación, y sus límites y fronteras variaban más veces de las deseadas. De hecho Ramón Berenguer IV se declaraba “Conde de Barcelona, Príncipe de Aragón, Duque de Lérida y Marqués de Tortosa”. Lérida y Tortosa, junto con Fraga, no fueron conquistadas para ser incorporadas ni a Aragón ni a Cataluña, lo fueron para ser incorporadas al patrimonio real del rey de Aragón. Por lo tanto, para ser justos, no deberían estar adscritas ni a unos, ni a otros, aunque ten en cuenta que estamos hablando casi de un siglo antes de la toma de Valencia, ya que Tortosa se conquistó en en año 1147 y Lérida en el año 1149. En las cortes celebradas en Tortosa en el año 1218, se afirmaba que Cataluña llegaba hasta el Cinca. En 1248 sus límites cambiaban hasta el Ebro, entre Tortosa y Mequinenza… pero antes, en 1245, las fronteras entre Aragón y Cataluña ya diferían de las del año 1218, y volvían a cambiar de nuevo en el año 1257…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.