Qué hacer si una mosca cae en el cáliz. Los sínodos de fray Andrés de Albalat; cuando la historia además de interesante, es entretenida.

El 4 de diciembre del año 1248 fray Andrés de Albalat era elegido Obispo de Valencia, siendo este hecho confirmado por el papa Inocencio IV el 25 de febrero de 1249.

Su elección no estuvo exenta de polémica, ya que el Cabildo designó como uno de los tres compromisarios para su elección al Arzobispo de Tarragona, su hermano Pedro de Albalat, además de ponerlo el primero en la lista de los elegibles.

No cabe ninguna duda de que el hecho más importante realizado por Andrés de Albalat fue la colocación de la primera piedra de la catedral el 22 de junio del año 1262 -además de erigir la parroquia de San Pedro- y ser uno de los jueces elegidos por Aragón para señalar los límites de Castilla y Valencia en el año 1263; pero de lo que hoy vamos a hablar es de los sínodos que celebró entre los años 1255 y 1273, ya que además de una fuente inagotable de información y documentación, también son una fuente inagotable de curiosidades y singularidades.